Menú
Currywurst
60 minutos | Baja

Currywurst

Este plato alemán mezcla varios elementos impensables que combinan muy bien en esta receta.

Receta archivada en: Carnes, Salsas, Guisos, Alemana, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Sin duda alguna, siempre que nos ponemos a pensar en la gastronomía alemana lo primero que se nos vienen a la cabeza son las salchichas frankfurt. Multitud de platos, desde los más simples a los más complejos, están elaborados con este ingrediente tan característico del país europeo.

Hoy en Bekia queremos contaros como elaborar una de las recetas por excelencia de la gastronomía alemana como lo es el currywurst. Y es que lo cierto es que este plato originario de la ciudad de Berlín, podéis encontrarla tanto en puestos y locales de comida rápida como en muchos suculentos y elegantes restaurantes.

Elaboración

El primer paso que debemos llevar a cabo para preparar nuestra típica receta alemana es picar la cebolla y el diente de ajo. En algunas versiones de este plato podéis encontraros la cebolla cortada a juliana, así que podéis preparar vuestros ingredientes como más os gusten.

Acompáñalo con un poco de salsaAcompáñalo con un poco de salsa

El próximo paso será poner en una sartén el aceite de oliva a calentar para que podamos sofreír la mezcla del ajo y la cebolla durante unos minutos. Cuando veamos que nuestra mezcla está bien sofrita tan sólo tendremos que añadirle los 500 gramos de tomate bien troceados junto a su jugo. Con estos ingredientes también añadiremos el azúcar y lo dejaremos reducir unos minutos sin perderlo de vista.

Ya tenemos avanzada una parte importante de nuestro plato pero no hemos terminado con ella. A la mezcla que ya hemos preparado con la cebolla, el ajo, el tomate y el azúcar le añadiremos el puré y el vinagre de manzana, la mostaza de Dijón y el curry molido. Cuando le hayamos dado una vuelta a todos los ingredientes, nos encargaremos de salpimentarlos a nuestro gusto ya que esto es una decisión muy personal.

Una vez lo hayamos mezclado todo bien, lo dejaremos cocinar y asentar hasta que los alimentos se reduzcan y el tomate troceado se haya deshecho del todo o casi del todo. Cuando lo tengamos bien asentado, pasaremos esta mezcla por nuestra batidora. Como todo en esta vida, el nivel de triturado depende mucho del gusto de cada uno, por lo que seréis vosotros si queréis una salsa con más o menos grumos. Cuando lo hayamos triturado volveremos a ponerlo en la sartén donde la hemos cocinado para lograr la consistencia definitiva.

Puedes pasar tu preparado por la batidoraPuedes pasar tu preparado por la batidora

Por un lado tenemos nuestra salsa y ahora nos queda cocinar las salchichas de nuestro currywurst. Para ello tan sólo tendremos que poner en una sartén un poco de aceite y las salchichas. Si no queréis hacerlas en sartén siempre podéis utilizar una plancha de cocina o una parrilla si la tenéis, ya que el sabor será más intenso. A la hora de cocinarlas tenemos que tener mucho cuidado de que no se doren demasiado ya que pueden quedar demasiado duras o variar mucho su sabor. Una vez las tengamos cocinadas tan sólo tendremos que emplatarlas y colocar nuestra salsa de tomate y curry sobre ellas.

Para ponernos un poco en la onda sobre lo que nos vamos a encontrar en el plato, tan sólo debemos saber que es una receta elaborada a base de salchichas y tomate. En las recetas más simples y poco elaboradas mezclan ketchup con curry pero lo cierto es que la versión más auténtica se constituye de una deliciosa salsa de tomate casera con un exquisito toque de curry.

Acompañamiento

Aunque en algunos establecimientos de Alemania te sirven el currywurst sin ningún tipo de acompañamiento, en muchos otros sí que utilizan otros ingredientes para coronar este rico plato. Algunos acompañan estas salchichas en salsa con un panecillo, el complemento ideal. Sin embargo en muchos otros lados también las encontraréis con una buena ración de patatas fritas a su alrededor.

PIE DE FOTOPIE DE FOTO

Como hemos dicho antes, el currywurst es un plato que no sólo podemos encontrar en puestos de comida rápida, sino que también se sirven en restaurantes. De este modo, en los restaurantes es común que nuestro plato sea acompañado por otros ingredientes como una buena ensalada o incluso una ración de arroz que aporten ese toque saludable que las salchichas en sí no tienen.

Otras combinaciones que también pueden darse o que nosotros podemos llevar a cabo son el currywurst con un delicioso puré de patatas, una menestra de verduras o un delicioso revuelto, conformando un plato perfecto sin perder los toques de nuestra gastronomía mediterránea.

Te puede interesar

Comentarios