Menú
Muffins de guisantes y salchichas
1 hora | Baja

Muffins de guisantes y salchichas

¿Te gustan los muffins? ¿Y los guisantes y las salchichas? Pues no te pierdas esta receta para degustarlo todo junto.

Receta archivada en: Bollería, Carnes, Verduras y hortalizas , Horno, Postres

Ingredientes para Menos 6 Más personas

  • 1 puerro
  • 1 cebolla blanca
  • 200 gramos de salchichas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 150 gramos de guisantes hervidos
  • 250 gramos de harina de fuerza (00)
  • 6 gramos de levadura en polvo para salados
  • 100 gramos de queso asiago
  • 75 gramos de mantequilla
  • 2 huevos pequeños
  • 250 gramos de nata
  • Sal
  • Pimienta

Receta completa

Receta paso a paso

1. Pica finamente la cebolla blanca y el puerro. Cuando esté todo bien picado, introdúcelos en una sartén con el aceite de oliva virgen extra y cocínalo a fuego lento para que se pochen bien.

2. Elimina la piel de las salchichas y desmenúzalas con las manos. Después cocínalas en una sartén sin condimentos hasta que esté la carne crujiente.

3. Hierve un poco los guisantes y resérvalos bien escurridos. Aunque sean guisantes ya cocidos, nunca está de más cocinarlos un poco más.

4. Corta el queso en cuadrados muy pequeños, o rállalo con un rallador, y resérvalo también en un bol.

5. Funde la mantequilla al baño maría o en el microondas y deja que se vaya enfriando mientras bates los huevos en un recipiente adecuado.

6. Prepara la masa mezclando en otro recipiente el huevo, la nata y la mantequilla derretida y fría. Bátelo todo mientras añades una pizca de sal, la harina y la levadura.

7. Escurre el aceite excesivo del puerro y de la cebolla ya que no queremos que nuestras magdalenas estén muy aceitosas. Añade estos ingredientes junto con las salchichas a la masa.

8. Ahora añade el queso y remuévelo todo.

9. Introduce los vasitos o tazas de papel en los moldes para los muffins y pon en su interior una cucharada de la masa resultante.

10. Cuando estén todos los vasitos preparados, hornéalos durante 25 o 30 minutos a 190ºC en el horno ya precalentado.

11. Después de la cocción, espere unos minutos después de sacar las magdalenas del molde.

Los muffins tradicionalmente son dulces realizados con huevoLos muffins tradicionalmente son dulces realizados con huevo

Receta completa

Los muffins tradicionalmente son dulces realizados con huevo, y normalmente se rellenan con chocolate o mermeladas varias. Sin embargo, desde hace algunos años se han puesto de moda las versiones saladas de esta rica receta. Los muffins salados son algo más complejos de realizar que los dulces. Los ingredientes tienen más elaboración, generalmente hay que freírlos antes de hornear el resultado final. Pero una vez que pruebes el resultado, calientes o fríos, te preguntarás por qué no te lanzaste antes a experimentar con la repostería salada.

La receta de estos muffins salados de guisantes y salchichas es muy sabrosa y nutritiva, por este motivo se pueden tomar tanto como aperitivo como pueden convertirse en una cena diferente y divertida.

Se puede convertir también en una deliciosa forma de introducir un alimento tan rico como los guisantes a los niños, que son siempre más reacios a comerlos. Horneados en unas tazas o cápsulas de colores seguro que llamarán la atención de los más pequeños de la casa. Desde luego, el resultado satisfará a los más exigentes.

Para empezar con esta elaboración, lo ideal es comenzar picando el puerro y la cebolla en trozos muy finos para pocharlos más rápido. Pon la cebolla y el puerro bien troceados en una sartén con el aceite de oliva virgen extra y deja que se cocinen a fuego lento. Necesitarán bastante tiempo así que lo mejor es comenzar con este paso y mientras se hace preparar el resto.

Para las salchichas es mejor que utilices del tipo bratwurst o longanizas puesto que están menos procesadas que las salchichas de Frankfurt o de Viena y serán más fácil de desmenuzar. Sólo tienes que romper la funda que la envuelve y extraer la carne picada de su interior. Si utilizas salchichas de Frankfurt, tendrás que picarlas en trozos muy pequeños. Tras el desmenuzado o picado de las salchichas, se procede a freírlas en una sartén sin ningún condimento.

Coge los guisantes y hiérvelos un poco, aunque vengan ya cocidos en el bote, es siempre mejor cocinarlos un poco más. No tardará más de 5 minutos. Una vez cocidos y apartados en un bol, coge el queso y trocéalo.

La receta original cita este famoso queso veneciano, el asiago. Este queso recomendado es joven y tierno, pero si prefieres otro tipo de queso puedes usarlo sin problemas, aunque procura que su sabor no sea muy fuerte porque los protagonistas de esta receta son los guisantes y las salchichas. Tienes que partir trozos muy pequeños para que se note este toque cremoso en el muffin. Si no tienes mucho tiempo, simplemente rállalo con el grosor que prefieras.

Funde la mantequilla al baño maría o en el microondas, y déjala reposar hasta que se enfríe. Mientras se enfría, es hora de batir los huevos y comenzar con la masa que formará los muffins.

Ahora puedes apartar el puerro y la cebolla si ves que están bien pochados. Para que los muffins no estén muy aceitosos, te recomiendo poner la verdura pochada en un escurridor para que suelte el exceso de aceite.

En este punto de la elaboración, coge otro recipiente, algo más grande, y vierte en él los huevos batidos, la nata y la mantequilla derretida y fría. Mézclalo todo añadiendo la harina y la levadura, y salpimienta al gusto.

Junta el puerro y la cebolla con la masa y añade finalmente el queso. Remuévelo todo hasta que todo esté bien mezclado.

Los muffins salados son algo más complejos de realizar que los dulcesLos muffins salados son algo más complejos de realizar que los dulces

En la bandeja de horno destinada a la repostería, introduce las tacitas de papel en los huecos destinados a las magdalenas, o cupcakes, o en este caso, muffins. Una vez colocadas todas en sus sitios, llénalas con una cucharada de la masa que has realizado.

El horno debe de estar precalentado antes de introducir tus muffins. Cuando esté listo, introduce la bandeja a 190ºC durante 25 o 30 minutos. Una vez pasado este tiempo, saca la bandeja del horno y deja reposar tus muffins unos minutos. Dales tiempo para enfriarse un poco y cuando no corras peligro de quemarte los dedos, podrás sacarlos de la bandeja y saborear el delicioso resultado.

Consejos de preparación

Te puede interesar

Comentarios