Menú
1 hora | Baja

Lentejas con chorizo

Las lentejas con chorizo es uno de los guisos más tradicionales que podemos encontrar. Es una receta fácil con la que podrás degustar los sabores de la tierra siempre que quieras.

Receta archivada en: Legumbres, Carnes, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

1 Rallamos el tomate. Pelamos y cortamos de manera muy fina la cebolla. Pelamos y cortamos a taquitos la zanahoria y en láminas el ajo. Hacemos lo mismo con las patatas que la cortaremos en trozos no muy grandes.

2 Calentamos aceite en la sartén donde haremos el sofrito antes de cocer las lentejas. Doramos los ajos y pochamos la cebolla. Preparamos la olla o cazuela donde cocinaremos las lentejas. 

3 Añadimos el tomate y sofreímos durante un par de minutos. Añadimos la zanahoria y dejamos que se haga junto al tomate. Echamos el sofrito a la olla y comenzamos a calentar a fuego medio

4 Salteamos los chorizos en trozos de un centímetro y las patatas, añadiendo la cucharadita de pimentón dulce. Removemos durante unos segundos antes de echarlo a la olla. 

Lentejas con chorizoLas lentejas son un buen afrodisíaco debido a su alto contenido en cinc

5 Lavamos las lentejas con agua fría antes de echarlas a la olla junto al laurel. Cubrimos las lentejas con agua, apenas pasándonos dos dedos para que tenga suficiente caldo donde cocerse y no queden muy líquidas. 

6 Salpimentamos al gusto y cocinamos a fuego medio- bajo durante 25 minutos

Receta completa

A todos nos gusta un buen plato para comer con cucharada como son las lentejas. Estas legumbres son una fuente de proteinas vegetales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Además, si elegimos la variedad de lentejas rápidas podremos cocinar nuestro plato sin que tengamos que esperar horas hasta que se reblandezcan sumergidas en agua. 

Lo primero que debemos hacer es un sofrito para potenciar los sabores de cada uno de los ingredientes que componen esta deliciosa receta. Primero procederemos a rallar el tomate maduro o, si no dispones de rallador también se puede picar en trozos muy pequeños. Picamos también la cebolla para que se camuflen bien entre las lentejas y los ajos los cortamos en láminas para que sea mucho más fácil quitarlos si no nos gusta comerlos. La zanahoria la pelaremos y la cortaremos en taquitos pequeños. Muchas personas también les gusta añadir pimiento a las lentejas por lo que tan sólo tendrán que cortarlo como la zanahoria. La patata la pelamos y la cortamos en trozos no muy grandes para que se cuezan mejor con el resto de ingredientes. 

Colocaremos una sartén donde haremos el sofrito y una olla donde guisaremos las lentejas. Echamos un chorrito de aceite en la sartén y calentamos, añadiendo primero los ajos para que se doren. Cuando estén apunto de hacerlo, los echamos con la ayuda de una pala de madera a la olla. Pochamos la cebolla y añadimos el tomate rallado junto a ella para que se reduzca. Vamos preparando el chorizo cortándolo en trozos finos. 

Salteamos la zanahoria (y el pimiento si lo quisieramos añadir) junto al tomate y la cebolla durante unos minutos antes de echar todo el sofrito en la olla. En esa misma sartén, con los restos de aceite, salteamos el chorizo junto a la patata antes de echar el pimentón dulce, cocinándolo apenas un minuto antes de echar a la olla. Añadimos las dos hojas de laurel y cubrimos con agua los ingredientes. Tenemos que echar un poco más de agua, dos dedos o así, por encima de las lentejas con el fin de que tenga caldo donde guisarse y no se quede muy aguadas

Lentejas con chorizoHay que procurar que no se queden muy aguadas o se perderá parte del sabor

Salpimentamos al gusto y las cocemos a fuego medio-bajo durante unos 25 minutos, asegurándonos de que no se quedan muy secas. Si es el caso es porque el fuego estaba muy fuerte por lo que añadimos un poco más de agua y rectificamos con la sal. ¡A disfrutar!

Consejos de preparación

- Es preferible que se cocinen las lentejas sin que hierva mucho el agua, ya que así se rompen las lentejas. Pero un fuego más bajo requiere mucho más tiempo de coción. 

- No hay que mover mucho las lentejas durante el cocinado, solo un par de veces para asegurarnos de que no se pegan. 

Te puede interesar

Comentarios