Menú
Patatas asadas rellenas
90 | Baja

Patatas asadas rellenas

La patata es un producto de lo más versátil que se puede preparar de muchas formas. Atrévete a asarla en el horno y a rellenarla con un sofrito de carne o bien con trocitos de bacon y huevo.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Carnes, Lácteos, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava las patatas y pínchalas por todos lados. Luego envuélvelas en papel de plata y mételas en el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
  2. Para comprobar que están hechas pínchalas con un cuchillo, si la punta se hunde con facilidad es que ya puedes sacarlas y rellenarlas.
  3. Para preparar el relleno de carne: pica la cebolla y dórala en una sartén con aceite. Luego añade la carne y el jamón picado.
  4. Remueve hasta que la carne esté hecha, añade el tomate frito y sazona con sal y pimienta al gusto. Deja todo en el fuego durante 2 minutos y reserva.
  5. Para rellenar: corta la patata por la mitad, vacíala e incorpora la carne de patata a la sartén.
  6. Pon una primera capa de queso y cubre con el relleno de carne. Cúbrelas con más queso y mételas en el horno para gratinar.
  7. Para el relleno de bacon: saltea el bacon en una sartén caliente sin añadir aceite.
  8. Para rellenar: corta por la mitad y vacía la patata. Pon una primera capa de queso, cubre con bacon y termina con más queso. Mételas en el horno durante 15 minutos.
  9. Pasado ese tiempo, sácalas y casca un huevo en cada mitad con cuidado de no romper la yema.
  10. Vuelve a meterlas en el horno hasta que la clara se cuaje y la yema cambie a un color más anaranjado.

Receta completa

Receta completa

La patata es uno de los pocos productos que se pueden encontrar en prácticamente cualquier gastronomía del mundo y uno de los más antiguos que se conocen. Culturas anteriores a la tribu de los incas ya empezaron a cultivar la patata en zonas de los Andes hace entre 4.000 y 8.000 años. Cuando los primeros colonos españoles llegaron a las costas de América, este tubérculo fue uno de los botines que se llevaron a casa y su cultivo se expandió por toda Europa hasta hoy. Y es que la plantación de patata es una de las más productivas, ya que de cada planta pueden brotar unas 20 patatas de media.

La popularidad de la patata también se debe a que es uno de los alimentos que más energía aportan, además de ser una gran fuente de vitaminas, proteínas y minerales. Su efecto saciante y su bajo aporte de calorías también lo convierte en el producto estrella de aquellas personas que quieren bajar de peso. A la hora de cocinar la patata se puede hacer de muchísimas maneras: fritas, cocidas, al horno, en salsa... Pero, sin duda, una de las formas más deliciosas de consumirla es como patatas asadas y rellena. Hoy en Bekia Cocina te enseñamos a preparar dos variantes: con relleno de carne y con relleno de huevo y bacon. ¡Toman nota porque ambas están deliciosas!

Elaboración

El primer paso para hacer esta deliciosa receta es preparar las patatas, que deberás lavar con abundante agua. Lo mejor es que a la hora de comprarlas escojas patatas especiales para asar, ya que puede que si escoges otra variedad el resultado no sea el esperado. Luego pincha cada patata, envuélvela en papel de plata y mételas en el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo para asarlas. Mientras están haciéndose las patatas puedes empezar a preparar el relleno. Para el de carne tendrás que comenzar pelando y picando la cebolla en pequeños trozos y pochándola en una sartén caliente con un chorrito de aceite de oliva. Cuando compruebes que la cebolla ya está bien dorada, añade la carne picada y el jamón en taquitos a la sartén. En cuanto a la carne, puedes optar por usar carne de tercera, de cerdo o bien mitad y mitad. Rehoga todos los ingredientes sin dejar de remover con una cuchara de palo para evitar que se peguen a la sartén. Una vez la carne esté hecha, sazona con sal y pimienta negra al gusto y añade también las 3 cucharas de tomate frito. Remueve para que todos los ingredientes se mezclen y, tras un par de minutos, retira la sartén del fuego.

Puedes rellenar las patatas de bacon, carne, huevo, jamón, queso...Puedes rellenar las patatas de bacon, carne, huevo, jamón, queso...

Para rellenar las patatas, sácalas del horno y quítales el papel de plata. Deja que se enfríen durante 5 minutos para poder rellenarlas sin quemarte. Corta las patatas por la mitad y vacíalas con una cuchara, incorporando la carne a la sartén para juntarla con el resto de los ingredientes del relleno. Para empezar a rellenarlas, pon primero un poco de queso en el fondo y luego cúbrelo con una cucharada generosa del relleno de carne. Luego vuelve a ponerlas sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal y espolvorea un poco de queso por encima de cada mitad. Mételas en el horno durante unos minutos para gratinarlas hasta que el queso se dore. Al servirlas espolvorea por encima un poco de perejil fresco picado.

Si prefieres rellenar tus patatas asadas con huevo y bacon, entonces tendrás que empezar salteando el bacon troceado en una sartén caliente. No hace falta que añadas aceite a la sartén, ya que este se cocina en su propia grasa. Cuando se haya dorado, retíralo del fuego y reserva. Comprueba que las patatas ya están perfectamente asadas pinchándolas con la punta de un cuchillo. Si éste se hunde con facilidad es que ya están listas para que las rellenes. Córtalas en dos y vacíalas, reservando la carne de la patata para hacer un puré de acompañamiento, por ejemplo. Comienza colocando una primera capa de queso rallado en cada mitad. Luego añade otra capa de bacon y vuelve a cubrir con queso. Ahora coloca las patatas en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y mételas durante 15 minutos a 180ºC hasta que el queso se haya derretido. Pasado ese tiempo, saca la bandeja con las patatas y casca un huevo en 6 de las mitades con mucho cuidado de que no se rompa la yema. Vuelve a meter las patatas en el horno durante 3-5 minutos hasta que la clara se cuaje y la yema cambie de color pero permanezca aún líquida. Entonces ya estarán listas para que las sirvas y disfrutes de estas deliciosas patatas rellenas. Sírvelas con un poco de perejil fresco picado por encima.

Te puede interesar

Comentarios