Menú
Pastel de calabaza
80 minutos | Baja

Pastel de calabaza

Este delicioso bizcocho es muy parecido al de yogur, pero la calabaza aporta un toque único para lograr un textura suave y esponjosa y un sabor único. Atrévete a prepararlo en casa con esta receta.

Receta archivada en: Tartas, Verduras y hortalizas, Bollería, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Ralla los 350 gramos de calabaza pelada y mézclala con los 125 gramos de yogur natural. Reserva para más adelante.
  2. En un recipiente a parte, bate los 3 huevos con unas varillas eléctricas junto a los 175 gramos de azúcar moreno hasta que ambos ingredientes se integren por completo.
  3. Derrite los 125 gramos de mantequilla en el microondas durante unos segundos y luego añádela a la mezcla de los huevos. Agrega también la mezcla de calabaza y yogur.
  4. En un bol pon todos los ingredientes secos: los 200 gramos de harina, los 50 gramos de maicena, los 15 gramos de levadura en polvo, una pizca de sal y canela en polvo al gusto.
  5. Tamiza todo y incorpóralo poco a poco al recipiente con el resto de la masa sin dejar de remover. El resultado debe ser una masa homogénea y completamente ligada.
  6. Pon a calentar el horno a 180ºC grados y vierte la masa del bizcocho de calabaza en un molde previamente untado con un poco de mantequilla.
  7. Mete la tarta en el horno durante 50-60 minutos y, pasado ese tiempo, comprueba que está perfectamente hecha pinchando con la punta de un cuchillo.
  8. Cuando esté hecho, saca el bizcocho del horno y deja que se temple durante unos minutos antes de desmoldarlo. Luego deja que se enfríe sobre una rejilla antes de servirlo.
  9. Para la presentación puedes espolvorear un poco de azúcar glass por encima del pastel y servirlo junto a una taza de café o de té.

Receta completa

Los meses de otoño suelen ser en los que más calabaza se consume, aunque lo cierto es que se puede encontrar prácticamente durante todo el año. Conocida en algunos países de Latinoamérica como zapallo, la calabaza puede utilizarse para elaborar un gran número de platos, desde sopas o cremas a asada o gratinada en el horno con un poco de queso parmesano. Otra forma de consumirla en forma de pastel, siendo el postre perfecto para estas fechas. Su elaboración es muy parecida al del bizcocho de yogur tradicional, pero añadir un poco de calabaza a la masa le dará un toque único y una textura muy suave y esponjosa. Si quieres sorprender a tus familiares o amigos con un dulce de lo más original sólo tienes que seguir la receta que te mostramos a continuación.

Elaboración

Comienza picando los 350 gramos de calabaza ya pelada o bien rallándola, mezclándola a continuación con los 125 gramos de yogur natural. Reserva la mezcla para más adelante. El siguiente paso será batir los 3 huevos con ayuda de una batidora de varillas e ir agregando poco a poco los 175 gramos de azúcar moreno hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados. A continuación, derrite los 125 gramos de mantequilla en el microondas durante unos segundos y añádela a la mezcla de huevos y azúcar junto a unas gotas de esencia de vainilla. Por último, incorpora también la calabaza con el yogur.

La calabaza aporta una textura esponjosa y suave al pastelLa calabaza aporta una textura esponjosa y suave al pastel

Mezcla los 15 gramos de levadura en polvo -aproximadamente un sobre- con los 200 gramos de harina de trigo, los 50 gramos de maicena, una pizca de sal y canela en polvo al gusto. Luego pasa la mezcla por el tamizador y ve incorporándola poco a poco sobre el resto de la masa sin dejar de remover. Remueve todo con unas varillas eléctricas hasta que tengas una masa homogénea (si se notan los trozos de calabaza no pasa nada). Cuando tengas la masa lista, pon el horno a calentar a 180ºC y, mientras tanto, unta el molde que vayas a utilizar para la tarta con un poco de mantequilla.

Vierte la masa de este delicioso pastel de calabaza en el molde y mételo en el horno durante, más o menos, 1 hora. Cuando hayan pasado unos 50 minutos, pincha el bizcocho con la punta de un cuchillo para comprobar si está hecho o si necesita unos minutos más en el horno. Cuando lo saques deja que se temple durante unos minutos hasta que puedas desmoldarlo sin quemarte. Por último, deberás dejar que se enfríe por completo sobre una rejilla antes de poder disfrutarlo. Además, si quieres darle un toque estrella al pastel puedes espolvorear por encima un poco de azúcar glass que puedes lograr triturando azúcar normal en una picadora o en un robot de cocina.

Te puede interesar

Comentarios