Menú
Pasta fresca
60 minutos | Media

Pasta fresca

A pesar de que pueda parecer una tarea bastante laboriosa, no es tan complicado hacer pasta en casa para acompañarla con lo que más te guste.

Receta archivada en: Pastas, Masas y rebozados, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Hacer un volcán con la harina y añadir los huevos dentro.
  2. Amasar poco a poco con las manos hasta que tengamos una masa homogénea y que no se pegue en las manos.
  3. Dejar reposar en un recipiente tapado con film durante 30 minutos.
  4. Dividir la masa en varias bolas y aplastar con un rodillo.
  5. Pasar la masa por los rodillos especiales para pasta, estos rodillos ayudan a que la masa se alise y coja una forma maleable.
  6. Cortar la masa como queramos y darle la forma que queramos.
  7. Cocer la pasta en abundante agua con sal durante 2 o 5 minutos.
  8. Servir acompañada con lo que más nos guste.

Cuando la cuezas, añade la salsa que más te gusteCuando la cuezas, añade la salsa que más te guste

Receta completa

La pasta es un conjunto de alimentos preparados con una masa cuyo ingrediente básico es la harina, mezclada generalmente con agua, y a la cual se puede añadir sal, huevo u otros ingredientes para darle consistencia. Aunque es muy utilizada en la gastronomía italiana y asiática, lo cierto es que la pasta es uno de los productos gastronómicos más internacionalizados. La versatilidad de la masa permite hacer pasta de diferentes formas y tamaño y la neutralidad de su sabor permite acompañarla de prácticamente cualquier salsa o alimento.

Al ser tan popular y estar tan internacionalizada, a día de hoy podemos encontrar en el mercado pasta de todo tipo, de diferentes colores, formas, sabores e incluso hechas con diferentes ingredientes. La mayoría de la gente suele comprar y consumir pasta seca en vez de pasta fresca ya que la primera es más más versátil y duradera ya que al eliminarle el agua se puede conservar durante mucho más tiempo. Sin embargo, la pasta seca también tiene sus inconvenientes frente a la pasta fresca como la pérdida de sabor o el cambio de textura, además la pasta seca suele requerir un tiempo de cocción mucho más alto que la pasta fresca. En este artículo, vamos a aprender cómo se hace la pasta fresca, concretamente la pasta fresca al huevo, de forma rápida y sencilla en casa.

Elaboración

Para comenzar a elaborar la pasta fresca al huevo debemos hacer una especie de volcán con la harina y hacemos un hueco en el centro en el que añadimos los huevos. Comenzamos a amasar poco a poco y enérgicamente con las manos hasta que quede una masa homogénea, ligeramente dura y que no se pegue en nuestras manos. Si cuando hayamos terminado de amasar vemos que la masa ha quedado muy seca podemos añadirle un poco de agua y volverla a amasar. Si por el contrario vemos que está muy acuosa, podemos añadirle un poco de harina y amasar.

Consigue que sea uniforme cuando quieras partirla en tirasConsigue que sea uniforme cuando quieras partirla en tiras

Cuando tengamos la masa lista, la dejamos reposar durante media hora en una recipiente tapado con film a temperatura ambiente. De esta forma se desarrollara la proteína y la masa cogerá cuerpo. Cuando la masa haya reposado, con ayuda de un cuchillo o con las manos, la dividimos en diferentes bolas de un tamaño manejable. Poniendo un poco de harina en una superficie limpia y lisa, extendemos las bolas con ayuda de un rodillo. Cuando tengamos todos los trozos más finos, los pasamos varias veces por los rodillos especiales para pasta hasta obtener el grosor y la consistencia que deseamos.

En este punto, solo nos queda cortar la masa para hacer la pasta de la forma y el tamaño que queramos. Para ello, podemos ayudarnos de un cuchillo, o de herramientas especiales para cortar pasta. Cuando tengamos la pasta que queramos, colocamos una cacerola con abundante agua y un poco de sal a fuego fuerte. Cuando el agua comience a hervir, añadimos la pasta fresca con cuidado y cocemos durante 2 o 5 minutos, el tiempo de cocción dependerá del grosor de la pasta. Cuando esté cocida, ya solo nos queda escurrir la pasta con ayuda de un colador y servirla sola o acompañada de alguna salsa, aliño, verduras, carne o incluso de pescado o marisco.

Te puede interesar

Comentarios