Menú
Noodles con pollo y verduras
30 minutos | Media

Noodles con pollo y verduras

Este plato es muy rápido y fácil de hacer, y como es evidente, es uno de los más pedidos en los restaurantes orientales, ¡no te pierdas la receta!

Receta archivada en: Aves, Verduras y hortalizas, Cocina rápida

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

1 Lavar los pimientos y los champiñones laminados. Mientras escurren, cortar la cebolla en rodajas delgadas, para posteriormente hacer lo propio con los pimientos. Colocar las verduras en un plato. En dos fuegos, poner a calentar un cazo con agua, en el que se dará un toque de cocción a los champiñones laminados, y una cazuela con el caldo de pollo del brick.

2 Salpimentar las tiras de pollo al gusto.

3 En un wok o sartén honda, poner un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté bien caliente, echar las tiras de pimiento rojo para que se vayan dorando, bajando la intensidad del fuego. Una vez hayan cogido un poco de color, se continúa con el pimiento verde y, cuando también esté comenzando a dorarse, la cebolla.

4 Antes de que los pimientos y la cebolla empiecen a pocharse, echar en el wok las tiras de pollo salpimentadas. Mezclar todo con la ayuda de un tenedor de madera y, mientras se va friendo a fuego medio, sacar y escurrir los champiñones, que ya estarán cocidos.

Los noodles son los fideos más consumidos en el continente asiáticoLos noodles son los fideos más consumidos en el continente asiático

5 Cuando el pollo esté hecho, añadir la zanahoria rallada y los champiñones laminados. Catar el toque de sal y, si fuera necesario, añadir una pizca. Bajar el fuego para terminar de pochar toda la mezcla y verter el vasito de brandy.

6 Una vez el caldo de pollo hierva, cocer los noodles durante 5 minutos como máximo. Sin escurrirlos, y utilizando el servidor de espaguetis, pasar los noodles cocidos de la cazuela a la sartén directamente. Echar salsa de soja suficiente para que cojan color y remover. Por último, añadir los brotes de soja, probar el toque de sal nuevamente y subir el fuego para calentar todo antes de servir en los platos.

Receta completa

Importados de la tradición oriental, los noodles se encuentran en todo su apogeo hoy en día. Actualmente no cuesta nada encontrar un paquete de este tipo de pasta de arroz en cualquier supermercado, siendo su preparación muy rápida y sencilla, ya que su cocción no dura más de 5 minutos. Además, es muy fácil combinarlos, desde verduras y pollo como os proponemos desde Bekia Cocina, hasta incluso a modo de fideos en una contundente sopa.

Este plato acepta muchos tipos de verdurasEste plato acepta muchos tipos de verduras

En el caso de la primera opción, es una receta muy completa, puesto que aporta todos los nutrientes de ciertas verduras y hortalizas, además de la carne del pollo, que es mejor que la de ternera o cerdo. Antes de caer en la tentación de comprar noodles precocinados o a los que simplemente se les vierte agua caliente para hacerlos en dos minutos, se puede evitar la ingesta de todos esos colorantes y aditivos siguientes unos sencillos pasos y tener unos noodles con verduras y pollo caseros y saludables.

Elaboración

Antes de comenzar con la elaboración de la receta, es necesario preparar los ingredientes. Para ello, lo primero que se debe hacer es lavar las verduras, en este caso los pimientos, así como hacer lo propio con los champiñones, que se pueden comprar directamente laminados en el propio supermercado. Mientras se escurren, se puede ir troceando la cebolla, sacando de ella rajas alargadas. Se coloca todo en un plato, tras lo cual se pone a calentar un cazo con agua para dar un golpe de cocción a los champiñones y también una cazuela en la que poner el caldo de pollo para cocer en él los noodles. También se puede preparar el caldo de pollo, que siempre resultará mucho más saludable y natural que el que podamos comprar.

En un wok, o en su defecto una sartén honda, echar un chorrito de aceite de oliva virgen extra, donde iremos añadiendo, por este orden y una vez se vaya dorando mínimamente cada ingrediente, el pimiento rojo, el verde y, por último, la cebolla. La cronología se debe a que la cebolla se pocha antes que el pimiento, al igual que ocurre con el verde respecto al rojo. Mientras se van friendo, se salpimenta la pechuga de pollo en tiras, lo cual parten directamente en la pollería sin tener que hacerlo en casa. En el momento que las hortalizas estén doradas, se añade el pollo, removiendo para que no se queme con un tenedor de madera.

Los champiñones se habrán cocido suficientemente mientras se hemos ido preparando la base de los noodles en el wok. Es hora de hacer uso de la zanahoria, que es importante que sea fresca, puesto que aporta mucho más sabor que la que viene en conserva. En el caso de que no se encuentre en el supermercado, es tan sencillo como coger zanahorias frescas y, con paciencia, rallarla, sacando tiras finas de ellas.

Puedes servirlo con distintos tipos de salsaPuedes servirlo con distintos tipos de salsa

Cuando el pollo se encuentre totalmente cocinado, se puede proceder a añadir a la base de los noodles la zanahoria rallada y los champiñones cocidos. Con la ayuda del tenedor de madera, se remueve todo para mezclarlo bien, bajando el fuego para terminar de pocharlo, añadiendo el vasito de brandy para que el alcohol se queme poco a poco. Se debería de catar el toque de sal por si fuera necesario añadir un poco.

Mientras tanto, cocemos los noodles en el caldo de pollo que teníamos cociendo. No tardan más de 5 minutos en estar listos, puesto que son de arroz y muy finos. Cuando están no hay más que sacarlos con una espumadera o servidera de espaguetis directamente de la cazuela al wok, puesto que así el caldo que sueltan se mezclará con el resto del jugo de la base que se ha preparado a base del pollo y las verduras.

Una vez están los noodles en el wok, se añade salsa de soja suficiente como para cubrirlos todos y se remueve para mezclar con todos los demás ingredientes. El último paso que quedaría sería añadir los brotes de soja, que mejor si son frescos aunque en este caso que vengan en latas de conserva tampoco sería un problema. Un último toque fuerte de calor sería la guinda perfecta antes de servir los noodles a los comensales.

Te puede interesar

Comentarios