Menú
Moules frites
40 min. | Baja

Moules frites

Los moules frites o los mejillones al estilo belga es una elaboración sencilla bastante típica de Bélgica. Un producto fresco como son los mejillones con unas deliciosas patatas fritas que harán irresistible este plato.

Receta archivada en: Mariscos, Patatas, Celíacos (comida sin gluten), Vapor, Belga, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Este plato tan característico de Bélgica puede ser una opción para aperitivo (que es como más consumimos los mejillones en España) o como plato principal. Aunque la combinación patatas fritas y mejillones pueda chocar, es uno de los platos más representativos de este país europeo junto a los gofres y, por supuesto, su chocolate.

Moules fritesLos mejillones es un alimento muy rico en proteínas y bajo en grasas

Para hacer esta sencilla receta necesitaremos limpiar primero los mejillones de todas las impurezas que tiene en su cascarón con la ayuda de un cuchillo. Si tenemos la suerte de que estos ya están limpios, tan sólo tendremos que ponerlos a remojo con agua fría y sal durante unos minutos. 

Durante ese tiempo, comenzaremos a preparar el resto de ingredientes. Pelaremos la cebolla y la picaremos lo más pequeño que podamos. Haremos lo correspondiente con el apio y los dos dientes de ajo. Prepararemos una cazuela lo suficientemente grande donde puedan caber todos los mejillones y echaremos la mantequilla para que se derrita. Una vez caliente, añadiremos los ajos, las cebollas y el apio y dejaremos que se pochen a fuego medio durante unos minutos, salpimentando todo al gusto. 

En ese tiempo pelaremos las patatas y las cortaremos en bastones más o menos finos, para imitar la forma de las patatas fritas. En una sartén las freiremos con un poco de sal hasta que se queden doradas. 

Cuando estén pochadas las verduras en la cazuela añadiremos el vino blanco. Dejaremos que se cocine para que, de esa forma, se evapore el alcohol y mantenga el sabor a vino. Bajaremos la temperatura y añadiremos los mejillones tras quitarlos del agua. Taparemos la cazuela para que estos se abran más fácilmente gracias al vapor. Esto no tendría que conllevar más de 5-10 minutos por lo que sólo tiene que comprobar que se estén abriendo antes de retirar del fuego, aún en la cazuela. 

Moules FritesEste plato combina dos de los productos característicos de Bélgica: los mejillones y las patatas

Una vez hechas las patatas fritas, las dejaremos sobre papel absorbente para desprendernos del aceite restante. A la hora de servir, colocaremos los mejillones en un recipiente, bañándolos con la salsa que hemos hecho mientras que las patatas fritas las serviremos aparte, acompañándolas con alguna salsa que nos guste como la mayonesa. 

Consejos de preparación

- Es recomendable servir ambas preparaciones calientes por lo que hacer las patatas fritas en la sartén podrá requerir más tiempo

Te puede interesar

Comentarios