Menú
Lechazo asado
30 minutos | Baja

Lechazo asado

El lechado asado suele ser uno de los platos típicos en un fía festivo en España, como por ejemplo Navidad, pero cada vez se ha ido introduciendo más en un menú diario.

Receta archivada en: Carnes, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. En la bandeja del horno donde se cocinará el asado, se debe poner un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  2. Posteriormente, se colocará el asado o pierna de cordero en la vasija del horno.
  3. Se aliñará salpimentando ( o cualquier especia al gusto).
  4. Mientras el lechazo asado se encuentra en la vasija, va cogiendo sabor.
  5. Para finalizar se hará la guarnición antes de meter el lechazo asado al horno ya que irá todo junto.
  6. Se cortarán las cuatro patatas en rodajas o tiras (al gusto) y se extenderán por la bandeja.
  7. Para darle más sabor al asado, se pueden añadir trozos de cebolla.
  8. Cuando esté todo, se meterá al horno durante dos horas aproximadamente.

Receta completa

Este plato , el lechazo asado es una variedad de asado de un cordero muy típico de la cocina española. Es muy popular en la zona de Castilla y León donde lo preparan tradición tras tradición en un horno de leña y en cazuelas de barro para que así quede crujiente el exterior y más jugoso el interior. El lechazo asado se puede asar de diferentes maneras, entero, separado en dos mitades o en sus cuartos. El lechazo asado se cortará en función de las costumbres de cada lugar. El único contra de preparar este plato es que requiere de mucha paciencia, pues a pesar de que no tenga mucha dificultad, se tarda alrededor de dos horas, ya que se hace a fuego lento para dejarlo en su punto.

Esta es una receta tradicional de Castilla y LeónEsta es una receta tradicional de Castilla y León

Elaboración del lechazo asado

Es fundamental cuando se va a comprar la pieza de lechazo asado que sea de buena calidad, para así poder saborear la jugosidad de su carne.

Una vez se haya comprado la pieza de lechado asado y esté todo listo para cocinar, se deberá precalentar el horno para que vaya cogiendo temperatura, que será a unos 250 grados. De esta manera, una vez que se meta el cordero se cocinará y no habrá que esperar. Es importante poner la opción de calor en ambas zonas, arriba y abajo. El recipiente donde se pondrá el cordero deberá ser preferiblemente una vasija de barro y además vertir el vaso de agua.

Mientras el horno se va calentando para colocar el lechazo asado, el siguiente paso será salpimentar (siempre al gusto). Una vez salpimentado el lechezo asado se sacará la vasilla donde irá. El lechazo asado debe ir colocado con la parte inferior hacia arriba. En este paso, puede que la pierna de cordero se salga del recipiente donde se va a colocar, pero no hay que preocuparse, pues con el calor del horno mientras se haga se reducirá un poco su tamaño.

Cuando el lechazo asado está en el horno, la temperatura se bajará de los 250 grados a los 160 grados, para que así de esta manera, se cocine a fuego lento. Habrá que dejar el lechazo que se vaya haciendo y vigilando.

Finalmente se repartirán las piezas para cada comensalFinalmente se repartirán las piezas para cada comensal

Una vez el lechazo asado se está cocinando a fuego lento, se pelarán las patatas, se lavarán y se les pondrá una pizca de sal. Tras este proceso, se abrirá el horno y se sacará la vasija del horno con mucho cuidado y con manopla para evitar quemaduras y se introducirán las patatas por todo el recipiente (este paso se puede hacer antes de meter el lechazo al horno o después, si es la segunda opción hay que tener muy cuidado).

Al cabo de unos 40 minutos, se subirá la temperatura del horno unos 180 grados. Una de las claves para que el lechazo asado esté en su punto es jugar con la temperatura del horno, además de vigilar para que no se queme. Para el trinchado ( que es cortarlo), se cogerá la pierna (con un trapo), por la parte del hueso que más sobresale y con un cuchillo fino pero bien afilado se irán retirando las porciones y sirviendo en un plato con su correspondiente guarnición.

Posibles guarniciones del lechazo asado

Además de las patatas al horno se pueden hacer todo tipo de guarnición para el lechazo asado. Por ejemplo:

  1. Una de las guarniciones junto a las patatas a las que más se recurre y es de dificultad baja y no se tarda en hacer más de cinco minutos es la de una ensalada. Lo mejor de todo, es que la ensalada puede ser al gusto, añadiendo diferentes ingredientes. Por ejemplo, una ensalada d
  2. e lechuga, con tomate, cebolla, aceitunas y mozzarella puede ser una de las opciones.

  3. Además, el lechazo asado se puede hacer con verduras en lugar de patatas. Para ello, se seleccionarán las verduras que se van a añadir y se pondrán junto al lechazo al horno. Aluna de las ideas son las siguientes: añadir pimiento, cebolla, tomate natural, espárragos trigueros entre otros.
Te puede interesar

Comentarios