Menú
Hojaldres de Astorga
35 minutos | Baja

Hojaldres de Astorga

Este es un postre típico de la gastronomía de León, un dulce que se caracteriza por su jugosidad y textura crujiente que se convertirá en el preferido de los más golosos de la casa.

Receta archivada en: Bollería, Española, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más hojaldres

Receta paso a paso

  1. Estira las planchas de hojaldre, que puede ser casero o comprado, y haz pequeños rectángulos con la ayuda de un cuchillo.
  2. Divide las láminas entre aquellas que van a ser las bases y las tapas. Pinta con un poco de agua las bases y haz una pequeña marca redonda en el centro de las partes superiores.
  3. Junta la parte inferior con la superior, que se pegará gracias al agua, y ve colocando los dulces en una bandeja de horno previamente cubierta con un poco de papel vegetal.
  4. Bate el huevo y pinta con él la parte superior de los dulces.
  5. Calienta el horno a 180ºC y mete los hojaldres durante 15 minutos.
  6. Para preparar el almíbar, pon en una cazuela pequeña 400 gramos de azúcar, 500 mililitros de agua, 3 cucharadas de miel y un chorrito de zumo de limón. Pon la mezcla a calentar.
  7. Cuando el almíbar rompa a hervir, baja el fuego.
  8. Saca los hojaldres del horno y báñalos con el almíbar, asegurándote de que quedan perfectamente empapados para que estén jugosos.

Receta completa

La gastronomía de León se caracteriza por sus deliciosos platos, además de sus embutidos y quesos de gran calidad. La sopa de ajo, el botillo, la cecina o el cocido maragato. En cuanto a sus dulces, los Lazos de San Guillermo o los Nicanores de Boñar son esenciales para poner el punto dulce, al igual que los hojaldres de Astorga. Esta receta es originaria de Astorga, una ciudad de León, que surgió alrededor de los años 30 y 40 y que actualmente está en trámites de obtener la Indicación Geográfica Protegida de la Unión Europea. Estos hojaldres reciben diferentes nombres en el resto de España -mielitos, milhoja de miel...-, pero el secreto para que estén deliciosos es lograr que queden bien jugosos y sabrosos. Si quieres aprender a cocinarlos en tu propia cocina aquí tienes la receta para que todos los golosos de la casa puedan disfrutar de ellos.

Elaboración

El hojaldre es un ingrediente esencial para preparar este dulce y puedes optar por prepararlo también de forma casera o bien comprarlo ya hecho. Si te decides por esta última opción necesitarás 2 láminas de hojaldre. En caso de querer hacerlo en casa, a continuación te explicamos cómo hacerlo de forma sencilla. En un recipiente grande junta las 2 harinas: los 250 gramos de harina de fuerza y los 250 gr. de harina de trigo. Remueve para que se junten y luego incorpora 40 gramos de azúcar, los 25 gramos de mantequilla, 200 mililitros de agua fría y una pizca de sal. Comienza a remover y a amasar los ingredientes con las manos para que éstos se integren. Pasados unos minutos, saca la masa del recipiente y colócala sobre la encimera para seguir amasando durante otros 10 minutos.

A continuación, disuelve los 25 gramos de levadura fresca de panadería en 50 mililitros de agua y luego agrégasela a la masa. Sigue trabajándola durante otros 10 o 15 minutos hasta conseguir que tenga una textura lisa y homogénea. Cuando esté lista, haz una bola con ella, cúbrela con un paño y déjala reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente para que fermente. Una vez haya pasado el tiempo indicado, mete la masa en un recipiente y cúbrelo con papel film. Precalienta el horno durante 2 minutos, luego apágalo y mete el bol con la masa para que repose durante 2 horas más. Mientras reposa puedes empezar a preparar la mantequilla, que deberá estar recién sacada de la nevera. Corta los 25 gramos de mantequilla en 2 mitades a lo largo y luego colócalas una al lado de la otra sobre un trozo de papel film. Cúbrelas con otro trozo de papel y aplana la mantequilla con un rodillo de cocina. Luego guárdala en el frigorífico y resérvala para utilizarla más adelante.

Hojaldres de AstorgaHojaldres de Astorga

Espolvorea un poco de harina sobre una encimera y coloca la masa del hojaldre sobre ella, estirándola a continuación y dándole forma de rectángulo. Luego coloca la plancha de mantequilla en el centro de la masa y cúbrela con la misma. Vuelve a estirar la masa de arriba abajo y luego divídela en tres partes: coge la parte inferior y dóblala hasta la mitad y luego haz lo mismo con la parte superior. Envuelve la masa en un trozo de papel film y déjala en la nevera durante 30 minutos. Luego sácala, vuelve a estirarla y repite el proceso de doblado. Métela en el frigorífico durante otros 30 minutos. Repite el proceso una tercera vez y deja enfriar 1 hora. Una vez tengas la masa preparada es el momento de comenzar a preparar los hojaldres de Astorga.

Estira la masa y recorta pequeños rectángulos con la ayuda de un cuchillo. Luego divide las láminas en 2 grupos: la parte inferior y la parte superior del dulce. Las bases píntalas con un poco de agua y a las tapas hazles una pequeña marca redonda en el centro con la ayuda de un dedal u otro instrumento redondo. Junta la parte inferior con la superior y ve colocándolos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Luego bate el huevo y pinta con él la parte superior de los hojaldres, horneándolos a continuación a 180ºC durante 15 minutos hasta que adquieran un tono dorado. Mientras los dulces se cocinan, prepara el almíbar poniendo en un cazo el resto del agua y del azúcar sobrante, 3 cucharadas de miel y un chorrito de zumo de limón. Lleva la mezcla a ebullición y cuando rompa a hervir baja el fuego al mínimo. En el momento en el que debes sacar los hojaldres del horno, báñalos con el almíbar. Es importante que queden perfectamente empapados para que queden jugosos. ¡A disfrutar!

Te puede interesar

Comentarios