Menú
Foie micuit
90 | Media

Foie micuit

Este plato se corona como la opción ideal para elegir los entrantes de una fiesta y dejar atónitos a todos los comensales.

Receta archivada en: Tapas, Carnes, Aves, Horno, Francesa, Celebraciones, Aperitivos

Ingredientes para Menos 1 Más tarrina de foie micuit

Receta paso a paso

1 Desvena el hígado.

2 Presiona la superficie del hígado con los dedos para formar hendiduras.

3 Vierte sobre el hígado la sal, el azúcar, la pimienta, el vino y el brandy.

4 Coloca el hígado en un recipiente.

5 Envuelve la tarrina en papel transparente y cuécelo al baño María, durante 50 minutos a 60 grados en el horno.

6 Retira el exceso de grasa.

7 Déjalo reposar 12 horas en la nevera.

Receta completa

El foie micuit se corona como un manjar ideal para deleitar a los invitados de las fiestas o eventos más elegantes. Esta variedad del foie gras presenta la peculiaridad de que se prepara cocida, por lo que conserva casi toda la grasa del hígado y preserva sus cualidades de olor, color, textura y sabor.

Aunque a simple vista pueda parecer un plato complejo, lo cierto es que su elaboración es más sencilla de lo que parece y colocar sobre la mesa un foie micuit casero no dejará indiferente a ninguno de los comensales. Anímate a preparar esta deliciosa receta y serás el alma de todas las fiestas, ¡manos a la obra!

Elaboración

Antes de comenzar a manipular el hígado, debe sacarse de la nevera dos horas antes. Tiene que mantenerse tapado con un trapo limpio o con el envoltorio con el que se compró, porque dejarlo al aire libre provocaría su oxidación y perdería sus propiedades de color y textura. Del mismo modo, es recomendable que no se superen los 20 grados en la estancia en la que se vaya a preparar, porque un calor excesivo haría que el órgano se ablandara y su manejo sería mucho más complicado.

Es recomendable que el hígado esté desvenado para que su presentación sea más vistosaEs recomendable que el hígado esté desvenado para que su presentación sea más vistosa

Si existe la oportunidad, es mejor adquirir el hígado ya desvenado, porque durante el proceso de retirar los vasos sangíneos se suelen llevar por delante otras partes que interesa mantener. De hacerse con un órgano entero, se aconseja sumerjirlo en leche durante 6 horas y mantenerlo dentro de la nevera. Pasado este tiempo, las venas se habrán blanqueado y será mucho más fácil localizarlas para poder extraerlas. Para eliminarlas, se separarán los dos lóbulos y se buscará la arteria principal que los une para ir arrancándola poco a poco, despegando también los capilares que ramifican de ella.

Una vez que el hígado esté limpio, se debe presionar con delicadeza su superfice con la ayuda de los dedos, creando una especie de hendiduras que ayudarán a que el resto de ingredientes se filtren en el hígado y coja su sabor. Después, se aliñará con la sal, el azúcar y la pimienta blanca al gusto, rociando también el oporto y el brandy, repartiéndolos bien por todo el órgano. Una vez adobado, se debe cubrir con papel film transparente y se dejará reposar durante 6 horas dentro de la nevera.

Este debería ser el resultado final de la recetaEste debería ser el resultado final de la receta

Pasado el tiempo de reposo, se intrducirá el foie en una tarrina previamente cubierta de papel transparente apto para el horno, para que luego sea más fácil extraerlo sin que quede ningún resto en el envase. Se introducirá el hígado en el recipiente con la parte lisa hacia abajo, con vistas a que el corte quede más estético y armonioso, y una vez que esté todo dentro, se cubrirá con el papel film sobrante. El órgano se cocerá al baño María, introduciendo la tarrina en una más grande previamente llenada de agua e introduciéndo ambas en el horno durante unos 50 minutos a una temperatura de 60 grados. Se sabrá que está en su punto cuando una especie de grasilla comience a brotar por la superficie del foie, alcanzando el grosor de unos 2 centímetros.

Lo ideal es retirar el exceso de aceite abriendo un poco el papel transpartente y volcar la tarrina sobre un envase para que el líquido vaya cayendo. Cuando deje de fluir, se puede poner encima de la tarrina algo que pese y que sea del tamaño de la misma, para que prense el foie y continúe rebosando el exceso de grasa. Se dejará reposar en la nevera, con el objeto para aplastarlo encima, durante unas doce horas, y transcurido este tiempo el hígado estará listo para servir.

Consejos de preparación

- Entre las capas de hígado se pueden introducir frutos secos, pasas, higos o cualquier otro alimento que pueda combinar con el foie micuit.

Te puede interesar

Comentarios