Menú
Ensalada alemana de patata
20 minutos | Baja

Ensalada alemana de patata

La kartoffelsalat es uno de los platos más conocidos de Alemania, además de quizás las salchichas típicas y el pan salado, es la ensalada de patata.

Receta archivada en: Ensaladas, Patatas, Directo al plato, Alemana, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta completa

Esta ensalada alemana tiene como ingrediente principal la patata, por lo que es un plato que llena el estómago con facilidad, a diferencia de otras ensaladas quizás de hoja verde, es un plato fresco y delicioso, por lo que podrás disfrutarla en cualquier momento del año, sobre todo durante los meses de más calor.

La kartoffelsalat, como se le conoce en su país, es un plato de fácil elaboración y de gran sabor, por lo que puede solucionarte más de una comida con invitados, puede ser una excelente opción si no sabes qué comida prepararte para llevar a la playa, a un picnic en el parque o en el campo o bien en un tupper para el trabajo. El hecho de contener patata hará que obtengas los carbohidratos que precisas en cada comida, además de saciarte y mantener tu estómago lleno hasta la siguiente comida.

Cómo preparar una ensalada alemana de patata

Lo primero que debemos hacer será pelar y hervir las patatas junto a los huevos. Una vez las patatas estén blandas podemos retirarlas del fuego y dejarlas enfriar. Las cortaremos a cuadraditos pequeños y haremos lo mismo con ambos huevos duros. Lo pondremos todo en una fuente para poder mezclar bien todos los ingredientes, una vez los hayas podido añadir todos en la misma.

La ensalada alemana es un plato que llena mucho y aporta la energía suficiente que tu cuerpo necesitaLa ensalada alemana es un plato que llena mucho y aporta la energía suficiente que tu cuerpo necesita

A continuación eliminaremos el vinagre de los pepinillos, cebolletas, alcaparras y aceitunas que queramos añadir a la ensalada alemana y los cortaremos a trocitos pequeños para añadirlos a la fuente donde se encuentran los huevos duros y las patatas cocidas. Después cortaremos la salchicha alemana cocida en daditos y la añadiremos a la fuente, junto con los demás ingredientes. Es importante que la salchicha ya esté cocida, de lo contrario deberás cocerla tú antes en casa, puesto que no es recomendable comerla cruda. Podrás encontrar estas salchichas alemanas en diferentes supermercados y tiendas especializadas. Es recomendable que sea la salchicha alemana y no otro tipo de salchicha, ya que sino no conseguirás ese sabor especial que tiene este plato típico de Alemania.

Cuando todos los ingredientes se encuentren cortados e introducidos en la fuente podrás comenzar a aliñar la ensalada. Para ello podrás poner una cucharada sopera de mostaza alemana, tipo Dijon, que es un poco más dulce que la mostaza que solemos consumir aquí. Después puedes poner un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y una pizca de pimienta. Si te gusta el limón, puedes escurrir el zumo de medio limón en toda la ensalada, o bien servir el medio limón en cada plato o en el centro de la mesa para que cada comensal pueda echarle este aliño al gusto.

Disfrutarás de todo el sabor de la gastronomía alemana con esta fabulosa recetaDisfrutarás de todo el sabor de la gastronomía alemana con esta fabulosa receta

Prepara tu propia mayonesa casera y ponla en la ensalada de patata mientras la estás aliñando, si lo deseas, o bien sírvela en el centro de la mesa, en un recipiente a parte, para que cada comensal pueda añadirse la mayonesa casera que desee también al gusto. En el caso de que no te apetezca preparar mayonesa casera puedes comprarla hecha y ponerla antes o después de aliñar la ensalada alemana de patata. Una vez hayas puesto todos los aliños mencionados debes remover bien la ensalada para que se integren bien entre ellos y llegue su sabor a todos los rincones de la misma.

Puedes servir la ensalada alemana de patata en la misma fuente donde la has preparado y aliñado o bien en platos individuales. Puedes decorar cada uno de ellos con una hoja de perejil fresco o bien de cilantro. Si no la vas a consumir al momento, lo más recomendable es que la dejes en la nevera para servirla fresquita y que no la guardes durante muchas horas, ya que la mayonesa debe consumirse lo antes posible y el resto de alimentos estarán en mejor estado y con óptimo sabor si se consumen una vez elaborado el plato o a las pocas horas.

Te puede interesar

Comentarios