Menú
Empanadas de carne
30 minutos | Baja

Empanadas de carne

Estas empanadas son perfectas para llevar en un picnic y disfrutar del buen tiempo fuera de casa. Además, puedes rellenarla de los ingredientes que a ti más te gusten ¡Deja volar tu imaginación!

Receta archivada en: Carnes, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. Para hacer la masa de las empanadillas, pon los 110 mililitros de agua y una pizca de sal a calentar en una cazuela.
  2. Cuando el agua rompa a hervir, retírala del fuego y agrega los 110 mililitros de aceite de oliva virgen extra y los 350 gramos de harina, poco a poco y sin dejar de remover.
  3. Cuando tengas una masa homogénea, déjala reposar en un plato durante 30 minutos a temperatura ambiente.
  4. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y pon la masa sobre ella. Amásala durante unos minutos y luego haz una bola. Envuélvela en papel film y déjala reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.
  5. Divide la masa en 6 porciones iguales y estira cada una de ellas con un rodillo de cocina. Las obleas deberán tener un grosor de pocos milímetros y la forma redonda puedes hacerla con un cortapastas o con un cuchillo utilizando como guía un plato.
  6. Prepara el relleno de las empanadas. Pela y pica la cebolla en trozos pequeños y ponla a pochar en una sartén a fuego medio con un poco de aceite de oliva.
  7. Pica también la cebolla y el pimiento verde italiano e incorpóralo a la sartén cuando la cebolla haya adquirido un tono transparente.
  8. Pasados 10 minutos, agrega la carne picada y deja que se cocine hasta que cambie de color, momento en el que tendrás que añadir los 100 mililitros de salsa de tomate. Remueve para integrar todo bien y, pasados unos minutos, retira del fuego.
  9. Rellena cada oblea con una cantidad generosa de relleno. Luego dóblala por la mitad y cierra los bordes con la ayuda de un tenedor.
  10. En caso de querer freírlas, llena una sartén con abundante aceite y espera a que se caliente. Incorpora las empanadillas por tandas y, cuando tengan un dorado homogéneo, sácalas y ponlas sobre un trozo de papel de cocina que absorba el aceite que sobra.
  11. Si quieres prepararlas en el horno, forra una bandeja con papel vegetal y pon las empanadillas encima. Calienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo y sácalas pasados 10 minutos.
La empanada es un plato ideal para comer y/o cenar La empanada es un plato ideal para comer y/o cenar

Receta completa

Receta completa

Ahora que el calor del verano ya ha llegado hay muchas personas que disfrutan pasando el día en la playa o en la piscina y aprovechan para hacer un pequeño picnic. Las empanadillas son perfectas para esas comidas fuera, ya que se pueden guardar perfectamente en un tupper y, a la hora de comerlas, puede hacerse con las manos sin la necesidad de tenedor ni plato. Éstas también son perfectas para servir como entrantes en una comida con amigos o familia o bien como cena acompañadas de una ensalada. La receta que te mostramos a continuación es de unas empanadas rellenas de carne, pero se pueden rellenar de los ingredientes que más te gusten: desde jamón y queso hasta atún, huevo y tomate o verdura.

Elaboración de la empanada de carne

A la hora de preparar unas empanadillas puedes optar por preparar la masa en casa o bien comprarla ya hecha. En este caso, calcula aproximadamente 4 obleas por persona; es decir, 16 en total. En caso de querer hacer la masa también casera, lo primero que deberás hacer es poner los 110 mililitros de agua a hervir en una cazuela con un poco de sal. En el momento en el que rompa a hervir, retira la cazuela del fuego y agrega los 110 mililitros de aceite de oliva y remueve. Luego ve añadiendo poco a poco los 350 gramos de harina mientras remueves. Integra todos los ingredientes y, cuando hayas logrado una masa homogénea, déjala reposar en un plato durante 30 minutos.

Puedes condimentar con pimienta u otras especias si lo deseasPuedes condimentar con pimienta u otras especias si lo deseas

Una vez pasado ese tiempo, espolvorean un poco de harina sobre una superficie plana en la que puedas trabajar la masa de las empanadas cómodamente. No debes amasarla demasiado, tan sólo unos minutos. Si ves que la masa está demasiado pegajosa y te cuesta trabajarla, puedes agregar un poco más de harina hasta que adquiera la textura idónea. Luego haz una bola con la masa y envuélvela en papel film para dejar reposar durante aproximadamente 1 hora. A continuación, divide la masa en 6 porciones similares y extiende cada una de ellas con un rodillo de cocina. La obleas deben ser muy finitas, con apenas unos milímetros de grosor. Luego dales la forma circular con un cortapatatas o bien con un cuchillo usando un plato u otro utensilio circular que te sirva como guía.

Ahora será el momento de empezar con el relleno de carne de las empanadas. Pela y pica la cebolla muy finamente y ponla a pochar en una sartén a fuego medio con aceite de oliva. Corta también en pequeños trozos el pimiento verde italiano y la zanahoria y añádelos a la cebolla cuando ésta empiece a adquirir un tono transparente. Deja que se cocine todo a fuego bajo durante unos 10 minutos y removiendo cada poco tiempo con una cuchara de palo. A continuación, añade los 300 gramos de carne picada a la sartén y fríela durante unos minutos junto al resto de los ingredientes del relleno. La carne estará lista en el momento en el que adquiera color y será el momento de añadir los 100 mililitros de salsa de tomate. Remueve para que todos los ingredientes se integren y prueba para corregir el punto de sal en caso de que hiciera falta.

Recuerda ayudarte con un tenedor para darle la formaRecuerda ayudarte con un tenedor para darle la forma

A la hora de rellenar las obleas de masa, coloca una cucharada generosa de relleno en cada una de ellas, aunque si echas demasiado se saldrá. Luego cierra las empanadas doblándolas por la mitad formando una media luna y cerrando los bordes con la ayuda de un tenedor. A la hora de cocinarlas puedes optar por freírlas y que éstas queden más crujientes o bien hacerlas en el horno para un resultado más ligero y con menos grasa. En caso de querer hacerlas en aceite, vierte una cantidad abundante en una sartén y, con la ayuda de una espumadera, salpícalas continuamente con aceite como si estuvieras haciendo unos huevos fritos. Dales la vuelta hasta que tengan un dorado homogéneo por ambas partes y al sacarlas ponlas sobre un trozo de papel de cocina que absorba el exceso de aceite. En cambio, si prefieres hacerlas en el horno, colócalas sobre una bandeja forrada con papel vegetal o papel de hornear y píntalas con el huevo batido. Calienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo y cocínalas durante 10 minutos. ¿Qué opción prefieres tú?

Te puede interesar

Comentarios