Menú
Panellets
60 minutos | Baja

Panellets

Este delicioso dulce es una receta tradicional de la gastronomía catalana, una especie de mazapán hecho a base de almendra y boniato luego rebozado con piñones. ¡Seguro que te encanta!

Receta archivada en: Bollería, Masas y rebozados, Frutas, Horno, Española, Celebraciones, Postres

Ingredientes para Menos 5 Más personas

Receta paso a paso

  1. Cuece los 100 gramos de boniato en una cazuela llena de agua a fuego lento durante 20 minutos.
  2. Comprueba que el boniato está hecho, sácalo del agua y reserva mientras se enfría.
  3. Muele los 100 gramos de almendra y júntala con los 100 gramos de azúcar y la ralladura de la piel del limón. Mezcla todo y reserva.
  4. Quítale la piel al boniato, ponlo en un recipiente amplio y machácalo hasta lograr una textura parecida a la del puré.
  5. Separa la clara de la yema, reservando la clara para más adelante. Bate la yema e incorpora 3/4 parte de ella al boniato machacado.
  6. Mezcla la yema y el boniato y luego incorpora la almendra molida con el azúcar y la piel de limón.
  7. Bate bien la pasta con una espátula de cocina para conseguir una masa homogénea. No te preocupes si al principio cuesta, pasados unos minutos ya verás mejores resultados.
  8. Si la masa está muy seca agrega el resto de la yema. En cambio, si está demasiado pegajosa incorpora un poco más de almendra o de harina.
  9. Comienza a dar forma a los panellets: coge pequeñas porciones de masa y dales forma redondeada con las manos. Ve colocándolas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal o papel de hornear.
  10. Con la clara del huevo pinta los panellets y luego rebózalos en los piñones.
  11. Hornea durante 10 minutos a 150°-160°, con la bandeja a media altura y con la opción del grill puesta.

Receta completa

Dentro de la cocina típica de Cataluña hay recetas tan deliciosas como la escalivada, los calçots con salsa romesco, la crema catalana o sus famosos panellets. Estos dulces, que también se conocen con el nombre de castañada, son también muy típicos de las Islas Baleares y de Aragón. El origen de los panellets se sitúa en el siglo XVIII, cuando se preparaban para ciertas celebraciones religiosas como la festividad de San Marcos o de la Santa Cruz. En la actualidad es tradición prepararlos el 1 de noviembre como motivo de la fiesta de Todos los Santos. En su origen, los panellets se elaboraban con una masa de azúcar, almendra, huevo y ralladura de limón; sin embargo, ahora también se pueden encontrar muchas variedades que incluyen el coco, el chocolate, el café o el membrillo. Siguiendo esta receta ahora tú también podrás preparar tus propios panellets caseros, un delicioso dulce con una corteza crujiente y un interior esponjoso con el que seguro que conseguirás las alabanzas de toda tu familia y amigos.

Elaboración

Para empezar a preparar estos deliciosos panellets tan típicos de la gastronomía catalana tendrás que cocer los 100 gramos de boniato en una cazuela con abundante agua. Pon la olla a fuego suave durante aproximadamente 20 minutos, momento en el que tendrás que comprobar que el boniato está perfectamente hecho. Para ello pínchalo con la punta de un cuchillo y si ves que éste se hunde sin dificultad es que ya está listo, sino déjalo unos minutos más. Si lo prefieres puedes sustituir el boniato por una patata. Cuando el boniato ya esté hecho déjalo que se enfríe y empieza a moler los 100 gramos de almendra. Puedes hacerlo con la ayuda de una triturada, aunque si lo prefieres también puedes comprar la almendra ya molida. Luego lava el limón y ralla la piel con cuidado de no llegar a la parte blanca del interior de la cáscara, ya que puede aportar un sabor amargo bastante desagradable. Por último, incorpora los 100 gramos de azúcar y la piel del limón a la almendra molida y remueve para juntarlo todo. Reserva para más adelante.

Los panellets es un dulce perfecto para celebraciones familiares o con amigosLos panellets es un dulce perfecto para celebraciones familiares o con amigos

El siguiente paso será pelar el boniato, que ya se habrá templado un poco y podrás quitar la piel con los dedos sin dificultad. Echa el boniato -o la patata- en un recipiente y machácalo con la ayuda de un tenedor hasta que adquiera una textura parecida a la de un puré. A continuación, coge el huevo y separa la clara de la yema, reservando ésta última para más adelante. Bate un poco la yema y luego incorpora casi toda al bol con el boniato machacado. No la eches toda y reserva un poco por si la masa queda demasiado seca. Remueve para integrar la yema y el boniato y luego incorpora la mezcla de almendra, azúcar y limón. Bate todo con la ayuda de una espátula de cocina. Puede que al principio te cueste formar una masa homogénea, pero tras trabajarla durante varios minutos ya verás como todos los ingredientes acaban ligándose y formando una pasta pegajosa.

Ahora es el momento de empezar a dar forma a los panellets: coge un poco de la masa y haz pequeñas bolas con ella con las palmas de la mano. Si en este momento compruebas que la masa es difícil de trabajar porque se queda pegada a las manos puedes incorporar un poco más de almendra molida o de harina de trigo. En cambio, si ves que está demasiado seca puedes añadir el resto de la yema que habías reservado antes. El tamaño de los panellets depende del gusto de cada persona, aunque lo normal es que tengan un tamaño parecido al de una nuez pequeña. A medida que vas haciendo bolitas de masa ve dejándolas en la bandeja de horno ya forrada con un trozo de papel vegetal o papel de hornear. Cuando ya tengas todos los panellets en la bandeja píntalos con la clara del huevo que habías guardado con anterioridad. Luego pon los 400 gramos de piñones en un plato y reboza en ellos los panellets, colocándolos luego otra vez en la bandeja.

Se da forma a la masa y se reboza con los piñones para posteriormente meterlos en el hornoSe da forma a la masa y se reboza con los piñones para posteriormente meterlos en el horno

Si quieres puedes dividir la masa de los panellets en dos, haciendo una versión de piñones y colocando una almendra cruda en el resto para tener dos variantes diferentes. Por último, mételos en el horno ya precalentado a 150°-160°C colocando la bandeja a media altura. Si tu horno tiene la opción de grill ponla, ya que así se dorarán bien por la parte de arriba. Los panellets tardarán aproximadamente 10 minutos en hacerse, momento en el que ya habrán adquirido un bonito tono tostado. Entonces sácalos del horno y deja que se enfríen sobre la rendija antes de comértelos.

Te puede interesar

Comentarios