Menú
Bizcocho de cacao y mascarpone
45 minutos | Baja

Bizcocho de cacao y mascarpone

Esta deliciosa tarta de bizcocho de chocolate relleno de crema de queso mascarpone es perfecta para celebrar un cumpleaños o para poner el toque dulce a una comida familiar.

Receta archivada en: Lácteos, Chocolate, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Mezcla en un recipiente los huevos con el azúcar y bate hasta que la mezcla doble su volumen.
  2. Agrega el aceite de girasol y una cucharadita de esencia de vainilla y vuelve a batir todo.
  3. En otro recipiente mezcla la harina, las almendras molidas, la levadura en polvo, el cacao y una pizca de sal.
  4. Poco a poco vete incorporando la masa a los ingredientes secos, siempre batiendo con movimientos envolventes.
  5. Cubre un molde cuadrado con papel de hornear y vierte la masa del bizcocho en él.
  6. Hornea durante 12 minutos a 180° con calor arriba y abajo.
  7. Cuando esté listo el bizcocho, deja que se temple sobre una rejilla.
  8. Para el relleno, mezcla en un recipiente el queso mascarpone, el yogur griego, el azúcar, el cacao y una cucharada de esencia de vainilla.
  9. Mezcla hasta integrar todos los ingredientes y tener una crema homogénea. Reserva en la nevera.
  10. Para la cobertura de la tarta, derrite el chocolate con leche al baño María sin dejar de remover.
  11. Cuando esté prácticamente derretido, retíralo del fuego y añade la pasta de almendra tostada y remueve hasta conseguir una crema lisa y uniforme.
  12. Para montar la tarta deberás cortar el bizcocho por la mitad y colocar una primera capa como base en una fuente.
  13. Cubre la base del bizcocho con el relleno y coloca la otra mitad encima. Vierte la cobertura de chocolate por encima y reparte de forma homogénea con una espátula

Receta completa

Muchas recetas de repostería incluyen el mascarpone como uno de sus ingredientes principales, sobre todo en el caso de flanes, bizcochos o del tiramisú. El mascarpone es un tipo de queso fresco de textura muy cremosa que tiene su origen en Lombardía, una región al norte de Italia. Su sabor se caracteriza por ser dulce, además de ser un producto tan delicado que hay que consumirlo rápidamente antes de que éste se ponga rancio. Lo bueno de este queso es que no tienes por qué comprarlo, sino que elaborarlo en casa es de lo más sencillo y tan sólo necesitarás un poco de nata y zumo de limón. Así ya no tendrás excusas para preparar esta deliciosa receta de bizcocho de cacao y mascarpone que te enseñamos a continuación.

Esta receta tiene varias elaboraciones: el bizcocho, el relleno y la coberturaEsta receta tiene varias elaboraciones: el bizcocho, el relleno y la cobertura

Elaboración

Esta receta cuenta con varias elaboraciones: el bizcocho, el relleno y la cobertura. Lo primero que tendrás que empezar a preparar es el bizcocho, poniendo en un recipiente grande los 4 huevos y 200 gramos de azúcar. Bate todo con una batidora eléctrica durante unos minutos, hasta que el volumen de la mezcla haya aumentado. A continuación, a los huevos y el azúcar añade los 200 gramos de aceite y una cucharadita de esencia de vainilla. Vuelve a batir todo hasta conseguir una mezcla homogénea y reserva. El siguiente paso será mezclar los ingredientes secos en otro bol: 80 gramos de harina, 100 gramos de almendras molidas, el sobre de levadura, 20 gramos de cacao puro en polvo y una cucharadita de sal. Mezcla todo hasta que los ingredientes se hayan integrado. Luego vete agregando poco a poco la masa líquida, siempre removiendo con movimientos envolventes para evitar que ésta se baje.

Ahora es el momento de hornear el bizcocho, por lo que deberás precalentar el horno a 180° con calor arriba y abajo. Forra con papel de horno un molde cuadrado y vierte la masa en él ayudándote con una espátula para que la mezcla se distribuya de forma homogénea. El bizcocho deberá permanecer dentro del horno durante 12 minutos y, cuando este tiempo haya pasado, pincha la superficie con la punta de un cuchillo para comprobar si está ya perfectamente hecho. Si el cuchillo sale limpio es que ya está listo, si no tendrás que dejar el bizcocho dentro del horno durante unos minutos más. A la hora de sacarlo, deja la puerta del horno abierta con el bizcocho aún dentro durante 10 minutos para que éste no se baje. Luego sácalo y déjalo enfriar encima de una rejilla.

El queso mascarpone es de textura muy cremosa que tiene su origen en LombardíaEl queso mascarpone es de textura muy cremosa que tiene su origen en Lombardía

Mientras el bizcocho se templa puedes aprovechar para ir preparando el relleno de queso mascarpone. En un cuenco mezcla los 250 gramos de queso mascarpone, los 250 gramos de yogur griego, 90 gramos de azúcar, 10 gramos de cacao en polvo y una cucharada pequeña de esencia de vainilla. Con una espátula mezcla todos los ingredientes hasta que éstos se hayan integrado por completo y hayas obtenido una crema suave y consistente. Reserva el relleno en la nevera hasta que empieces a montar la tarta.

En cuanto a la cobertura de chocolate del bizcocho, es importante que ésta la prepares justo antes de montar la tarta. Para elaborarla, pon los 200 gramos de chocolate con leche en un pequeño recipiente para fundirlos al baño María sin dejar de remover en ningún momento. Te recomendamos que no lo hagas en el microondas porque es más difícil de controlarlo y el chocolate se quema muy fácilmente. Cuando el chocolate ya esté más o menos fundido, retíralo del fuego e incorpora los 20 gramos de pasta de almendra tostada mientras bates al tiempo que el resto del chocolate se termina de derretir.

Prepara la cobertura a baño María justo antes de montar la tartaPrepara la cobertura a baño María justo antes de montar la tarta

Cuando ya tengas todas las elaboraciones preparadas es el momento de empezar a montar la tarta. Ahora que el bizcocho ya se habrá templado es el momento de desmoldarlo y cortarlo por la mitad para tener dos capas. Lo mejor es que lo hagas con un cuchillo largo tipo jamonero y que tengas mucha paciencia para que el corte salga lo más recto posible y que no se te rompa. Coloca una de las capas del bizcocho como base en la bandeja en la que vayas a servir la tarta y cúbrela homogéneamente con todo el relleno de queso mascarpone. Luego coloca la segunda capa de bizcocho encima de la crema, perfectamente alineado con la base y presionando ligeramente. El relleno que sobresalga por los lados puedes retirarlo con un cuchillo. El siguiente paso será verter la cobertura de chocolate por toda la parte superior del bizcocho, repartiéndolo por toda la superficie y los laterales de la tarta con la ayuda de una espátula. Si quieres, también puedes espolvorear algunos adornos de chocolate, cereales o frutos secos por encima para darle el punto final a este delicioso bizcocho de cacao con mascarpone que volverá locos a tus invitados.

Te puede interesar

Comentarios