Menú
Papanasi
25 minutos | Baja

Papanasi

Descubre la receta de los papanasi, un postre rumano que no te dejará indiferente

Receta archivada en: Bollería, Rumana, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

  • 2 huevos
  • 100 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar blanco
  • 30 gramos de mantequilla sin sal
  • 300 gramos de queso (requesón fresco)
  • 30 gramos de azúcar glas
  • 250 gramos de nata montada
  • 90 gramos de mermelada de grosellas o de frutos del bosque
  • 5 gramos de vainilla (esencia)
  • Sal

Receta completa

Los pastelitos rellenos o papanasi, como se conocen más popularmente en Rumania, son unas delicias del este europeo. Estos forman parte de una cultura gastronómica poco conocida y muy rica en variedad de productos. Unos bocados llenos de mucho sabor que, solo reservado para ocasiones puntuales por su alto contenido en calorías y su sabor dulzón, los papanasi se colarán en tu cocina de diario.

Receta completa

Para empezar a preparar los papanasi, como ocurre en casi cualquier receta de postres típicos, se deben separar previamente del huevo las dos partes. Por un lado, se conseguirán las claras, las cuales se batirán hasta conseguir el punto de nieve tan deseado en los postres, y por el otro estarán las yemas, que se combinarán con otros ingredientes a continuación.

A continuación, se mezclan con las yemas separadas y batidas el requesón, la harina, el azúcar blanco, la esencia de vainilla -que se podría cambiar por 20 gramos de azúcar avainillado, cantidad que quitaríamos del azúcar blanco- y una piza de sal. Se mezcla todo bien y se añade junto con las claras al punto de nieve. Eso sí, se debe ir removiendo suavemente para que no se bajen las claras.

Los pastelitos rellenos o papanasi, son unas delicias del este europeoLos pastelitos rellenos o papanasi, son unas delicias del este europeo

Después, se amasa con las manos hasta conseguir una pasta y se empiezan a formar pequeñas bolas con las manos. Deben quedar todas más o menos iguales, para que después quede mejor a la hora de servir los papanasi y que todas las piezas tengan la misma cantidad de ingredientes que introduciremos más adelante.

Se pone a calentar la mantequilla sobre una sartén y se deja derretir. Una vez este todo bien extendido por la superficie, se aplasta cada bola que se ha hecho con el pulgar dejando una pequeña hendidura sobre el centro del papanasi. El resultado debe quedar parecido al de una roquilla, solo que la textura no será exactamente igual.

Cada una de las bolas aplastadas deben dorarse a la sartén por los dos lados, evitando que se quemen o que se tuesten demasiado. Luego, sobre una superficie o un recipiente, se reboza sobre el pan rallado y se fríen de nuevo. Esta vez deben quedar más crujientes y para ello no se necesitan más de un minuto al fuego. Luego, se deja reposar cada uno de los papanasi sobre papel super absorbente de cocina, para que se elimine el exceso de aceite que haya podido coger cada pieza al freírlas.

Cada una de las bolas aplastadas deben dorarse a la sartén por los dos ladosCada una de las bolas aplastadas deben dorarse a la sartén por los dos lados

Finalmente, a la hora de servir este postre, se colocan los papanasi en el plato y se le añade a cada uno de ellos un poco de mermelada de grosellas casera en el centro, justo donde se le ha hecho el agujero anteriormente. Una vez tengan todos el relleno de mermelada, se añade un poco de nata montada y se espolvorea con azúcar glas por encima de todos los pastelitos. El resultado no puede ser más delicioso y decorativo.

Consejos de preparación

Los papanasi llenan mucho y tienden a ser muy empalagosos por la combinación de algunos ingredientes típicos para postres como el azúcar, la vainilla y la nata, por lo que es mejor reservarlo para las estaciones más frías, que es cuando más apetecerá. También se recomienda como postre para comidas poco copiosas, ya que de lo contrario no te quedará espacio para degustar estos típicos pastelitos romanís.

Te puede interesar

Comentarios