Menú
Suflé de verduras
80 minutos | Baja

Suflé de verduras

El suflé es un plato que suele tener fama de complicado, pero si se siguen las instrucciones correctamente lograrás un resultado que no sólo es bonito por fuera sino que tendrá un sabor delicioso.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pela y corta los 100 gramos de zanahoria y la cebolleta. Por otro lado, lava y corta en rodajas los champiñones.
  2. Pon a calentar una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra a temperatura media y pocha en él las verduras durante unos minutos. Agrega también una cucharada pequeña de pimentón dulce y otra de ajo en polvo, así como una pizca de sal y de pimienta negra.
  3. Remueve las verduras de vez en cuando con una cuchara de palo y, en el momento en el que ya estén tiernas, retíralas del fuego y resérvalas para más adelante.
  4. Pon los 30 gramos de mantequilla en una sartén limpia y deja que se derrita a fuego medio-bajo. A continuación, agrega 1 cucharada y media de harina de trigo y remueve con una cuchara de palo.
  5. Agrega a la mantequilla los 500 mililitros de leche entera y remueve hasta que no queden grumos. Deja que la crema repose durante unos minutos sin dejar de remover hasta que vaya espesándose.
  6. Retira la crema del fuego y añade las verduras pochadas, las 4 yemas de huevo, los 200 gramos de queso rallado, un poco de sal y pimienta negra molida al gusto. Remueve hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo y deja enfriar a temperatura ambiente.
  7. Cuando se haya enfriado la mezcla, monta las 4 claras de huevo a punto de nieve con la ayuda de una batidora eléctrica. Luego ve agregándolas poco a poco al resto de la mezcla haciendo movimientos envolventes para que no se bajen.
  8. Pon a calentar el horno a 200ºC y mete una bandeja con agua para cocer el suflé al baño María. Prepara también el molde untándolo con un poco de mantequilla y espolvoreando pan rallado en su interior.
  9. Vierte la mezcla en el molde y luego mételo en el horno colocándolo dentro de la bandeja con agua. El suflé tardará unos 20 minutos en estar listo, aunque es muy importante que no abras la puerta del horno durante el horneado para que no se baje.
  10. Cuando el suflé haya subido y adquirido un tono dorado sácalo del horno y sírvelo en el momento.

Puedes hacerlo de las verduras que más te gustenPuedes hacerlo de las verduras que más te gusten

Receta completa

El suflé es una receta compuesta por dos ingredientes esenciales: la salsa bechamel y las claras de huevo batidas a punto de nieve. Aunque su origen no se tiene del todo claro, su nombre proviene del francés 'soufflé' que significa 'soplar'. Y es que al hornearse el suflé al baño María, éste aumenta su tamaño por efecto del calor. Sin embargo, aunque hacer la mezcla es de lo más sencillo, conseguir que el suflé crezca en el horno y no se baje es algo más complicado, ya que hasta el más mínimo cambio de temperatura puede hacer que este se desinfle. Eso sí, a la hora de comerlo está delicioso y seguro que tus comensales se quedan con la boca abierta con tu propia versión casera de suflé de verduras.

Elaboración

Comienza pelando los 100 gramos de zanahorias y cortándolas en pequeñas rodajas. Lava y filetea también los 100 gramos de champiñones y pica finamente la cebolleta. A continuación, echa un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y ponlo a calentar a fuego medio. En el momento en el que el aceite haya cogido temperatura, pocha las verduras en él durante unos minutos. Añade también 1 cucharada pequeña de pimentón dulce y otra de similar tamaño de ajo en polvo, así como una pizca de sal y un poco de pimienta negra molida. Remueve y retira del fuego cuando las verduras ya estén tiernas. El siguiente paso será poner los 30 gramos de mantequilla en otra sartén y dejar que se derrita a fuego medio-bajo. Luego vierte 1 cucharada y media de la harina de trigo y remueve con una cuchara de palo. Finalmente, incorpora los 500 mililitros de leche entera y vuelve a remover hasta tener una crema homogénea sin grumos.

Incorpora queso si te gusta con este ingredienteIncorpora queso si te gusta con este ingrediente

Deja que hierva durante unos minutos para que vaya cogiendo una textura cada vez más espesa, momento en el que deberás retirarla del fuego. Ahora será el momento de separar las claras de las yemas de los 4 huevos, incorporando éstas últimas a la crema de mantequilla y leche. Añade también los vegetales ya salteados, los 200 gramos de queso -que pueden ser de la variedad que tú prefieras, aunque los más utilizados suelen ser el parmesano y el gruyère-, un poco de sal y pimienta negra molida al gusto. Remueve para que todos los ingredientes se integren por completo y luego deja que se atempere durante unos minutos. A continuación, pon a calentar el horno a 200ºC metiendo también una fuente llena de agua, ya que el suflé hay que cocerlo al baño María.

Prepara también el molde para que el suflé no se pegue, aunque también puedes utilizar varios individuales en vez de uno grande. Para ello úntalo con un poco de mantequilla y espolvorea un poco de pan rallado en su interior. Por otra parte, monta las 4 claras de huevo a punto de nieve con una batidora eléctrica y luego incorpóralas al resto de la mezcla. Hazlo poco a poco y siempre batiendo con movimientos envolventes para evitar que se bajen. Reparte la mezcla en el molde o en los moldes individuales y luego mételos en el horno en la bandeja con agua. El tiempo que tarda en hacerse el suflé es de entre 15 y 20 minutos dependiendo del tipo de horno, pero habrá que estar atentos ya que en el momento en el que hayan crecido y adquirido un tono dorado será el momento de sacarlos del horno y servirlos inmediatamente antes de que empiecen a perder cuerpo por el cambio de temperatura. Eso sí, es muy importante que no habrás el horno durante el tiempo de cocción para evitar que el suflé se baje y se arruine su presentación.

Te puede interesar

Comentarios