Menú
Pizza de salami, champiñones y pimiento
2 horas | Media

Pizza de salami, champiñones y pimiento

La pizza es uno de los platos más consumidos de la gastronomía italiano tanto en su país de origen como en los miles de restaurantes que podemos encontrar. Prepara tu propia pizza al más puro estilo italiano.

Receta archivada en: Pizzas, Verduras y hortalizas, Carnes, Horno, Italiana, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

La pizza siempre ha sido uno de los platos más característicos de la gastronomía italiana junto a la pasta. Una preparación capaz de incorporar todo tipos de alimentos para confeccionar una deliciosa comida para tomar acompañado o solo. Preparar una masa de pizza puede ser algo bastante difícil la primera vez. Rara vez puede quedar del todo bien por lo que si en un primer intento no sale tal y como esperas, lo importante es que no desesperes por ello. 

Tras preparar todos los ingredientes alrededor nuestra para comenzar a hacer una masa casera necesitaremos el ingrediente principal que es la harina. No sirve cualquier tipo de harina por lo que se recomienda la harina denominada "de fuerza". Esta la colocaremos en un recipiente grande donde comenzaremos a hacer nuestra masa. Con la ayuda de una cuchara de madera haremos un hoyo en el centro de la harina, dejándolo como si fuera un volcán. 

Pizza casera de salami, champiñones y pimientoTrabajar la masa es un proceso bastante laborioso pero gratificante cuando está deliciosa después

Mezclaremos la levadura fresca de panadero en el agua. No nos sirve cualquier otra levadura como las químicas que encontramos para hacer productos de repostería, ya que no queremos que haga su función durante el cocinado sino durante el amasado. Con la cuchara de madera comenzaremos a remover con el fin de integrar los ingredientes. Con las manos bien lavadas, comenzaremos a ayudarnos con las manos para mezclar todo. Añadiremos el aceite y la sal, continuando con el amasado. 

Al principio solo tendremos una masa pegajosa pero, conforme sigamos amasando y mezclando, iremos consiguiendo una masa mucho más firme. Cuando tengamos prácticamente todos los ingredientes integrados espolvorearemos harina sobre una superficie lisa como puede ser la encimera de la cocina. Seguiremos amasando y mezclando, incorporando de nuevo la harina. Retorceremos, estiraremos y amasaremos con la ayuda de los dedos y las palmas de nuestras manos hasta que esta no se pegue en nuestras manos cuando la manipulamos. 

Volveremos a utilizar el bol donde hemos hecho la primera mezcla y, tras espolvorearlo con harina, meteremos la masa ahí. La cubriremos durante unos 45 minutos con un trapo de algodón para que se queden bien asentados los ingredientes y doble su volumen. En este tiempo aprovecharemos para ir preparando el resto de ingredientes que vamos a utilizar. 

Pizza casera de salami, champiñones y pimientoPrueba a hacer tu propia salsa de tomate para darle un toque más casero

La salsa de tomate frito, el queso mozzarella rallado así como los champiñones los podemos comprar ya preparados para añadir a la pizza sin que tengamos que modificarlos de ninguna forma. La cebolla la cortaremos en juliana, dejando finas laminas que posteriormente repartiremos por la pizza. Haremos lo mismo con el pimiento verde y las aceitunas negras, desprendiéndonos del hueso si es que tienen. El salami también lo cortaremos en finas lonchas para que se mezcle bien con el resto de ingredientes.

Una vez hecha la masa la partiremos con cuidado las porciones que vamos a querer utilizar. Podremos hacer, aproximadamente, 4 pizzas individuales o dos para compartir con esas cantidades por lo que, si te sobra masa, siempre podrás congelarla. En una superficie con harina y la ayuda de nuestras manos comenzaremos a darle forma, aplastándola y estirándola con cuidado de que no se rompa. También podemos ayudarnos con un rodillo para estirar la masa y darle la mejor forma posible. 

Precalentaremos el horno a máxima potencia mientras comenzamos a poner los ingredientes en la masa de pizza. Tras colocarla sobre un papel apto para horno sobre una bandeja que introduciremos luego, recubriremos la masa con la salsa de tomate, el queso y el resto de ingredientes repartidos por igual por toda la masa. Para terminar y darle otro toque de sabor, añadiremos un poco de orégano u otra hierba aromática como la albahaca o el romero. 

Pizza casera de salami, champiñones y pimientoSorprende a todos tus comensales con una pizza casera, añadiendo y quitando ingredientes al gusto.

Hornearemos a dicha potencia durante 8-10 minutos aunque, si se prefiere, se puede bajar la temperatura para que se haga poco a poco durante 10-15 minutos antes de rematar a máxima temperatura para terminar de dorarla. ¡Ya tienes lista esta deliciosa pizza casera!

Consejos de preparación

- Es muy importante utilizar los ingredientes indicados para esta elaboración. Una harina normal no funcionará igual que una de fuerza al igual que la levadura química no tendrá el mismo efecto que la levadura fresca de panadero. 

Te puede interesar

Comentarios