Menú
Salami

Salami

El salami se puede catalogar como un embutido procedente de carnes como la de cerdo con un alto índice de comercialización por lo que podemos encontrarlo en cualquier sección de charcutería de nuestros supermercados favoritos. Es un embutido que se califica como curado, debido al procesado por el que tiene que someterse la carne antes de poder crear este producto en sí. Es un alimento altamente calórico ya que un aporte de 100 gr puede llegar a superar las 440 kcal, por eso se aconseja que no se consuma demasiado en momentos en que se está a dieta o se quiera mantener un peso saludable ( algo que también ocurre con el resto de embutidos, cuyo consumo debe ser moderado puesto que provoca que se eleven los índices de colesterol). Además, es un alimento cuyo contenido en grasa son, esencialmente, saturadas y por lo tanto algo perjudiciales para nuestra salud, por lo que es una razón más por la que se debe consumir de forma moderada o incluso únicamente en momentos puntuales como eventos o días sueltos, y, como decíamos, sin pasarse con la ración. No obstante, a pesar de todo ello, hay que tener en cuenta que posee vitamina A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12, C, D, E y K, además de minerales como el fósforo, zinc o yodo.

Recetas con Salami