Menú
Pastel de verdura
90 minutos | Baja

Pastel de verdura

Esta deliciosa receta es perfecta para preparar durante los meses de calor, ya que las verduras aportan un toque muy fresco y la masa filo evita que se convierta en una comida demasiado pesada.

Receta archivada en: Tartas, Verduras y hortalizas, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Para preparar la masa filo pon los 300 gramos de harina de trigo formando una montaña en un recipiente amplio.
  2. Haz un agujero en la parte superior de la harina y vierte 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, el huevo y una pizca de sal. Amasa todo con la ayuda de las manos.
  3. Poco a poco ve agregando agua a la pasta sin dejar de amasar hasta que ésta haya adquirido una textura homogénea y elástica.
  4. Divide la masa en 4 porciones iguales y extiende cada una de ellas con un rodillo de cocina hasta dejarlas lo más finas posible. Luego deja que se sequen a temperatura ambiente.
  5. Forra una bandeja de horno con papel vegetal y coloca encima una de las láminas de masa. Pinta con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y coloca encima otra plancha de pasta. Unta con aceite y repite la operación hasta usar las 4 láminas.
  6. Espolvorea un poco de pimienta negra molida en la última capa de pasta filo y coloca encima los 3 tomates ya lavados y cortados en láminas finas. Sazona con sal al gusto.
  7. Lava y corta la berenjena y cubre con ella el tomate. Haz lo mismo con los 2 calabacines.
  8. Vuelve a salpimentar y adereza también con otras especias que te gusten. Por último, vierte un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima.
  9. Calienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y mete el pastel de verduras durante 40 minutos.
  10. Cuando haya pasado la mitad del tiempo, saca la bandeja y dale la vuelta. También puedes humedecer los bordes y las verduras con un poco de vino blanco.
  11. Servir como plato principal o como entrante
  12. .

Receta completa

Cuando el calor aprieta no apetecen comidas copiosas ni pesadas, sino que las verduras y la fruta se convierten en los mejores aliados. Ensaladas, cremas o menestras son algunos de los platos más socorridos durante la temporada estival y hoy, desde Bekia Cocina, te traemos otra propuesta que seguro que no te decepciona: el pastel de verduras. Utilizar masa filo para prepararlo es el secreto para que la receta salga a pedir de boca, una especie de pasta muy fina que se parece mucho al hojaldre y que es muy utilizada en la repostería. Originaria de Oriente Medio, se cree que la masa filo nació en el siglo XI y actualmente ya se ha extendido por todo el mundo. Sus ingredientes principales son la harina de trigo, el agua y el aceite y se puede utilizar para hacer postres y dulces o bien para preparar platos salados, como es el caso de este pastel de verduras. Toma mucha nota y aprende a preparar esta receta que seguro que se convierte en uno de tus imprescindibles de verano.

 El pastel de verduras es un plato perfecto como entrante o como plato principalEl pastel de verduras es un plato perfecto como entrante o como plato principal

Elaboración

Para cocinar este delicioso pastel de verduras puedes optar por comprar la masa filo ya hecha -necesitarás 5 hojas- o bien prepararla en casa, ya que es de lo más sencillo. Pon los 300 gramos de harina de trigo en un recipiente amplio, amontonada de forma que parezca una montaña. Luego haz un pequeño agujero en el centro y vierte dentro 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el huevo y una pizca de sal. Amasa con las manos y a continuación, poco a poco, ve incorporando agua hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo y la masa sea homogénea y elástica. Luego divide la pasta en 4 porciones iguales y ve amasando una a una con un rodillo de cocina hasta que el grosor sea mínimo, ya que la masa filo se caracteriza por ser muy fina. Por último, deja que cada lámina de pasta se seque y luego ya podrás utilizarla. En el caso del pastel de verduras vas a necesitar todas las hojas, pero cuando te sobren también puedes guardarlas en la nevera para utilizarlas en otro momento.

Una vez tengas la masa filo hecha, extiende una de las láminas sobre una bandeja de horno previamente cubierta con un poco de papel vegetal o papel de hornear. Pon a calentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y, mientras adquiere temperatura, pinta la parte superior de la masa con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra con la ayuda de un pincel de cocina. Luego coloca otra lámina encima y vuelve a pintar, así hasta que coloques las 4 planchas de pasta filo una sobre otra. Ahora ya ha llegado el momento de empezar a poner los ingredientes del pastel de verdura. Comienza espolvoreando un poco de pimienta negra sobre la base y luego lava los 3 tomates y córtalos en finas rodajas para ponerlos como primera capa del pastel. Echa un poco de sal por encima y luego pasa a lavar y cortar la berenjena, que será el siguiente ingrediente que debas poner de forma que cubras con ella toda la primera base de tomate.

Procura que las verduras sean frescas para un sabor más intensoProcura que las verduras sean frescas para un sabor aún mejor

Por último, lava y pela los 2 calabacines y trocéalos también en rodajas finas, colocándolo a continuación sobre el tomate y la berenjena. Ahora ya tendrías los principales ingredientes del pastel de verduras, aunque también puedes echar otros que te gusten como champiñones, pepino o pimiento. Cuando hayas terminado de poner todas las verduras troceadas sobre la pasta filo tan solo te quedará sazonar con un poco más de sal y pimienta y añadir otras especias a tu elección como orégano o hierbas provenzales. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima y luego mete el pastel en el horno durante 40 minutos.

Cuando haya pasado la mitad del tiempo indicado, saca la bandeja del horno y dale la vuelta para que se cocine de forma homogénea por ambos lados. También puedes aprovechar y humedecer un poco los bordes y las verduras con un chorrito de vino blanco que le dará un toque espectacular.

Puedes utilizar rodajas de tomate como decoraciónPuedes utilizar rodajas de tomate como decoración

Cuando hayan pasado los 40 minutos de cocinado deberás comprobar que efectivamente la masa está completamente hecha, ya que si hay alguna zona que aún esté un poco cruda puedes dejarla unos minutos más en el horno. A la hora de servir este pastel de verduras puedes hacerlo como entrante o bien como plato principal acompañado de una ensalada, por ejemplo. Y recuerda que este pastel de verduras es de lo más versátil, por lo que podrás utilizar prácticamente cualquier ingrediente, aunque te recomendamos que la base de tomate la mantengas para que aporte una mayor jugosidad al plato. ¡Qué aproveche!

Te puede interesar

Comentarios