Menú
Empanadillas de queso
30 minutos | Baja

Empanadillas de queso

Si te encanta la masa crujiente, y más que eso, el queso, no pierdas la oportunidad de probar estas ricas empanadilas.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Preparar la masa, para ello mezclamos en cuenco la harina con la sal. Vertemos el aceite, el agua y el vino blanco y mezclamos todo hasta que esté bien integrado.
  2. Tapar la masa con papel film y dejamos reposar durante 20 minutos.
  3. Cuando haya reposado, destapamos el cuenco y volvemos a amasar. Volvemos a tapar la masa y dejamos reposar mientras preparamos el relleno.
  4. Pelar y cortar en juliana las cebollas.
  5. Pochar las cebollas en una sartén a fuego lento con un poco de aceite de oliva. Cuando esté transparente salpimentamos y seguimos cocinando hasta que esté dorada.
  6. Cortar el queso en tacos pequeños y reservar.
  7. Sacar la masa del cuenco y la dividimos en 10 porciones, formamos una bola con cada porción.
  8. Estirar cada porción dándoles un forma redonda con ayuda de dos láminas de plástico o una bolsa de congelación y un rodillo.
  9. Poner un poco de cebolla y de queso en el centro de cada oblea, plegamos la masa haciendo coincidir sus bordes formando un semicírculo y hacemos presión en los bordes con ayuda de un tenedor para sellar.
  10. Freír las empanadillas en abundante aceite caliente.
  11. Servir y disfrutar.

Receta completa

Aunque las más consumidas son las empanadillas de carne o de atún, existen multitud de alternativas aptas para todo tipo de dietas. Las empanadillas son una masa rellena, dicha masa se elabora generalmente a base de harina, sal y aceite de oliva por lo que se trata de una masa neutra que se puede rellenar de prácticamente todo lo que se nos ocurra. En este caso vamos a realizar una receta apta para aquellas personas que siguen una dieta vegetariana ya que van a estar rellenas de queso y cebolla. Se puede utilizar el queso que se prefiera para hacer esta receta, pero siempre es mejor utilizar uno que sea apto para fundirse.

Elaboración

Para comenzar a elaborar nuestras empanadillas de queso vamos a realizar la masa, aunque actualmente podemos encontrar en el mercado obleas para empandillas ya listas para ser rellenadas y fritar u horneadas, lo cierto es que siempre queda mejor hacer la masa de forma casera. Por ese motivo, en esta receta vamos a aprender a hacer las empanadillas de queso desde cero. Para preparar la masa mezclamos en un cuenco la harina y la sal, a continuación echamos 100 gramos de aceite de oliva 50 gramos de vino blanco y 80 gramos de agua y con ayuda de una espátula mezclamos los ingredientes hasta quede todo bien integrado. Cuando la masa esté lista, tapamos el cuenco con un poco de papel film y la dejamos reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos. Cuando haya transcurrido el tiempo, destapamos el cuenco y volvemos a amasar durante unos segundos, volvemos a tapar el cuenco y dejamos reposar la masa mientras preparamos el relleno.

Intenta que la masa de la empanadilla quede crujienteIntenta que la masa de la empanadilla quede crujiente

Para preparar el relleno comenzamos pelando las cebollas y las cortamos en juliana. Ponemos una sartén con un poco de aceite de oliva a fuego lento y pochamos poco a poco la cebolla. Cuando la cebolla esté transparente la salpimentamos, removemos y seguimos cocinando poco a poco hasta que esté dorada. Cuando tengamos la cebolla lista, la apartamos del fuego y reservamos. A continuación, cortamos el queso en tacos pequeños y reservamos. Una vez que la cebolla está lista, comenzamos a formar las empanadillas.

Cuando tengamos el relleno listo, comenzamos a formar las empanadillas, sacamos la masa del cuenco y la dividimos en 10 porciones. Cuando tengamos las porciones listas, hacemos una bola con cada una de ellas y las estiramos dándoles una forma circulas con ayuda de dos láminas de plástico y un rodillo. Si no dispones de láminas de plástico puedes coger una bolsa de congelación abierta por los laterales y retirando el cierre con unas tijeras de tal modo que podamos desplegar la bolsa. Cuando tengamos todas las obleas listas, ponemos un poco de cebolla y queso en el centro de cada una de ellas. A continuación, plegamos la masa hasta que coincidan los borde de tal forma que quede un semicírculo o de media luna. Por último, sellamos los bordes de cada oblea con ayuda de un tenedor para que el relleno no se salga mientras se cocinan las empanadillas.

Acompaña las empanadillas con otro complementoAcompaña las empanadillas con otro complemento

Por último, cuando tengamos todas la empanadillas formadas, ponemos una sartén con abundante aceite a fuego fuerte y comenzamos a freír las empanadillas por tandas, deben quedar doradas por ambos lados. Cuando estén doradas, las sacamos de la sartén y las dejamos escurrir en un plato con papel de cocina, este ayudara a absorber el exceso de aceite. También se pueden cocinar las empanadillas en el horno pintándolas con un huevo batido, de esta forma, nuestra receta tendrá menos grasa pero también quedarán menos crujientes. Cuando se hayan enfriado un poco, ya estarán listas nuestras empanadillas de queso listas para servir.

Te puede interesar

Comentarios