Menú
Bizcocho de agua
50 minutos | Baja

Bizcocho de agua

A diferencia del bizcocho tradicional, esta receta no lleva lácteos, mantequilla ni huevos. Eso sí, el resultado es igual de delicioso gracias a una miga de lo más suave y esponjosa.

Receta archivada en: Bollería, Tartas, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

  • 250 mililitros de agua
  • 225 gramos de harina de trigo
  • 120 gramos de azúcar
  • 70 mililitros de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Azúcar glas
  • Esencia de vainilla

Receta paso a paso

  1. Pon los 250 mililitros de agua, los 120 gramos de azúcar, los 70 mililitros de aceite de girasol y una cucharadita de esencia de vainilla en un recipiente amplio y luego bate con una batidora eléctrica hasta tener una mezcla homogénea.
  2. Tamiza los 225 gramo de harina de trigo y el sobre de levadura en polvo con la ayuda de un colador de red de malla e incorpóralo al recipiente con el resto de los ingredientes. Bate de nuevo hasta que la masa esté ligada y no tenga ningún grumo.
  3. Engrasa el molde en el que vayas a hacer el bizcocho de agua y luego vierte la masa en él repartida de forma homogénea.
  4. Pon a calentar el horno a 180ºC y, cuando haya adquirido la temperatura adecuada, mete el bizcocho durante 35 o 40 minutos.
  5. Pasado ese tiempo comprueba que el dulce está perfectamente hecho pinchando su superficie con un tenedor. Luego sácalo y deja que se enfríe antes de espolvorear un poco de azúcar glas por encima.

Receta completa

La mejor forma de empezar el día es desayunando un delicioso bizcocho, aunque este postre también es perfecto para servir durante una merienda con amigos o familia. Tradicionalmente, este dulce suele prepararse con huevos, harina, yogur o mantequilla. Sin embargo, hay una variante conocida como bizcocho de agua en la que no se utilizan más ingredientes que harina, aceite, azúcar y, por supuesto, agua. Se trata de una receta perfecta para todas aquellas que sufren de intolerancia a la lactosa y esta variante no tiene nada que envidiar al bizcocho tradicional, ya que también cuenta con una miga suave y esponjosa.

Elaboración

Hacer este bizcocho es de lo más sencillo, más fácil incluso que un bizcocho tradicional. Para prepararlo en tu casa deberás empezar por poner en un recipiente amplio los 250 mililitros de agua, los 120 gramos de azúcar, los 70 mililitros de aceite de girasol y una cucharada pequeña de esencia de vainilla. Remueve con una batidora eléctrica durante unos minutos hasta que se haya formado una mezcla más o menos homogénea y el azúcar se haya disuelto por completo. A continuación, tamiza los 225 gramos de harina y el sobre de levadura en polvo con un colador de red de malla fina. Esto servirá para que ambos ingredientes estén más sueltos y luego no se formen grumos en la masa del bizcocho. Vuelve a batir hasta que los elementos secos se hayan ligado por completo con el resto y tengas una masa de bizcocho totalmente homogénea y sin grumos.

Este delicioso bizcocho te servirá para desayunar o para usarlo como postreEste delicioso bizcocho te servirá para desayunar o para usarlo como postre

El siguiente paso será elegir el molde en el que vas a hacer este delicioso bizcocho de agua y luego engrasarlo con un poco de aceite para evitar que el dulce se pegue y se rompa al desmoldarlo. Vierte la masa del bizcocho en el molde de forma que ésta se reparta de manera homogénea por toda la superficie y luego pon el horno a calentar a 180ºC. Cuando haya alcanzado la temperatura adecuada, mete el bizcocho y deja que se cocine durante 35 o 40 minutos. Pasado el tiempo indicado, pincha la superficie del dulce con un tenedor o un palillo para comprobar si está perfectamente hecho. Si la punta sale con un poco de masa pegada deberás dejar el bizcocho en el horno durante unos minutos más, pero si sale completamente limpia ya podrás sacarlo. Llegado este momento deberás dejar que se enfríe sobre una rejilla de horno y luego decorarlo con un poco de azúcar glas por encima. En caso de no tener azúcar glas puedes pulverizar un poco de azúcar normal en un robot de cocina o en una trituradora. A la hora de servir este delicioso bizcocho de agua no te olvides de hacerlo junto a una buena taza de café o de té.

Te puede interesar

Comentarios