Menú
Pan de molde sin lactosa y sin gluten
120 minutos | Baja

Pan de molde sin lactosa y sin gluten

Esta receta está especialmente pensada para aquellas personas que sufran de intolerancia a la lactosa o al gluten, de forma que todos en casa puedan disfrutar de este delicioso pan.

Receta archivada en: Bollería, Horno, Desayunos

Ingredientes para Menos 1 Más personas

  • 50 mililitros de agua
  • 400 gramos de harina sin gluten para pan
  • 100 gramos de harina de arroz sin gluten
  • 14 gramos de levadura fresca
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Semillas
  • Sal

Receta paso a paso

  1. Vierte los 500 mililitros de agua en un recipiente y caliéntala en el microondas durante unos minutos, hasta que esté ligeramente templada.
  2. Pon un poco del agua en un vaso y disuelve completamente en ella los 14 gramos de levadura fresca con la ayuda de un tenedor. Reservar para más adelante.
  3. En un recipiente limpio pon los 400 gramos de harina sin gluten especial para pan y los 100 gramos de harina de arroz sin gluten y mezcla con una espátula de cocina.
  4. A las harinas agrega 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la levadura disuelta y el resto del agua. Mezcla hasta integrar por completo.
  5. Agrega a la masa un poco de sal y volver a remover hasta que esté completamente homogénea. Déjala reposar dentro del bol a temperatura ambiente durante 30 minutos para que doble su tamaño.
  6. Espolvorea un poco de harina sin gluten sobre una encimera y pon la masa encima. Trabájala con las manos durante unos minutos hasta que esté lisa y sin grumos.
  7. Da forma alargada al pan y ponlo en el molde en el que lo vayas a hornear. Pinta la parte superior con un poco de aceite de oliva virgen extra y espolvorea por encima algunas semillas.
  8. Calienta ligeramente el horno, coloca en la parte inferior una fuente llena de agua y mete el pan tapado con un paño de cocina limpio. Deja que doble su tamaño de nuevo.
  9. Calienta el horno a 200ºC y cuece el pan durante 50 minutos.
  10. Pasado el tiempo de horneado, sácalo y deja que se enfríe durante unos minutos antes de desmoldarlo. Luego colócalo sobre una rejilla fría para que se temple y puedas cortarlo en rebanadas.

Receta completa

Receta del pan de molde sin lactosa y gluten

El pan de molde es un imprescindible que debe haber en cualquier alacena de la casa, ya que puede salvar de un apuro en más de una ocasión. Perfecto para preparar sándwiches, entrantes y aperitivos o tostadas en la hora del desayuno, este pan se puede conservar durante bastante tiempo y, si se hace en las condiciones adecuadas, permanece igual de tierno y blando. Sin embargo, hay muchas personas que no pueden consumirlo debido a que son intolerantes al gluten o a la lactosa -o incluso a ambas- y se les hace un poco complicado encontrar en el supermercado alguna alternativa adaptada a su condición. Por eso, desde Bekia Cocina traemos esta receta de pan de molde que se puede preparar de forma muy sencilla y rápida en casa para que toda la familia pueda disfrutar de él. ¡Toma mucha nota!

Elaboración

Lo primero que habrá que hacer a la hora de preparar este delicioso pan de molde casero sin gluten ni lactosa es disolver la levadura en agua. Vierte los 500 mililitros de agua en un recipiente que puedas meter en el microondas y caliéntala durante unos segundos hasta que esté ligeramente tibia. Luego echa un poco del agua en un vaso y mete en ella los 14 gramos de levadura fresca en ella -que también puedes sustituir por 7 gramos de levadura seca sin gluten- y remueve con un tenedor hasta que se haya disuelto por completo. Resérvala para más adelante. En un recipiente limpio pon los 400 gramos de harina sin gluten para pan y los 100 gramos de harina de arroz sin gluten y remueve con una espátula para que se mezclen.

Se puede conservar durante bastante tiempo en las condiciones adecuadasSe puede conservar durante bastante tiempo en las condiciones adecuadas

En caso de que consideres que la masa está demasiado líquida puedes añadir algunas cucharadas de harina hasta que adquiera la textura adecuada. A continuación, dale la forma alargada al pan y ponlo en el molde en el que lo vayas a hornear. Si lo prefieres, también puedes dividir la masa en dos mitades iguales para tener dos panes medianos. Antes de hornearlo pinta con un poco de aceite de oliva virgen extra la parte superior y también puedes espolvorear algunas semillas por encima como sésamo, pipas o chía. Calienta ligeramente el horno y pon en la parte inferior una fuente llena de agua, ya que el vapor es imprescindible para que el pan se cueza perfectamente y resulte con una corteza crujiente y dorada y una miga tierna y suave.

Este alimento se puede acompañar con infinidad de ingredientesEste alimento se puede acompañar con infinidad de ingredientes
Te puede interesar

Comentarios