Menú
Tarta Stradivarius
60 minutos | Baja

Tarta Stradivarius

Este pastel es la perdición de cualquier persona adicta al chocolate, una tarta cremosa y con un intenso sabor a cacao que es de lo más fácil de preparar en casa. ¿Te animas a probarla?

Receta archivada en: Chocolate, Tartas, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 600 mililitros de nata líquida para montar
  • 250 gramos de chocolate para fundir
  • 55 gramos de azúcar
  • 50 gramos de avellanas
  • 25 gramos de harina de trigo
  • 25 gramos de cacao en polvo
  • 2 huevos medianos
  • 1 sobre de maicena preparado para flan de 4 porciones

Receta paso a paso

  1. Para preparar la base de la tarta Stradivarius, pon en un recipiente los 2 huevos con los 55 gramos de azúcar. Bate con unas varillas eléctricas hasta que la mezcla se haya blanqueado.
  2. Tamiza los 25 gramos de harina de trigo con la ayuda de un colador de red de malla y agrega a la mezcla.
  3. Añade también los 25 gramos de cacao en polvo y mezcla todo con una lengua de cocina haciendo movimientos envolventes hasta tener una masa homogénea.
  4. Unta el molde con un poco de aceite o de mantequilla y vierte la masa de la base en él, repartiendo toda la mezcla de forma homogénea con la ayuda de una cuchara.
  5. Pon a calentar el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y, cuando haya alcanzado la temperatura, mete el molde durante 8 minutos.
  6. Una vez pasado el tiempo indicado, saca la base del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente mientras preparas el relleno.
  7. Pon los 50 gramos de avellanas en una trituradora y pica hasta que queden completamente hechas polvo. Reserva.
  8. Funde los 250 gramos de chocolate poniéndolo en una cazuela y calentándolo a fuego bajo, removiendo en todo momento con una cuchara de palo para que no se queme. Cuando esté prácticamente fundido, retira del fuego y remueve. Reserva.
  9. Vierta los 600 mililitros de nata para montar en una cazuela junto al sobre de preparado de flan. Pon a fuego medio-bajo y, cuando empiece a humear, añade el chocolate fundido y las avellanas trituradas. Remueve en todo momento.
  10. Cuando la mezcla rompa a hervir y haya espesado, retira del fuego y vierte sobre la base de la tarta.
  11. Deja reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos y luego mete en la nevera hasta que se enfríe y solidifique.
  12. Antes de servir decora con los ingredientes que más te gusten.

Receta completa

Si dentro de poco tienes previsto celebrar un cumpleaños o cualquier otra ocasión especial y no sabes muy bien qué tipo de pastel preparar aquí tienes una sugerencia: la tarta Stradivarius. Facilísima de hacer y con un resultado de lo más estético, pero lo más importante de esta receta es que la tarta está completamente hecha de chocolate. Sin duda, la perdición de lo más golosos y un acierto seguro al encantar tanto a pequeños como a mayores. Es una tarta fría pero que requiere de horno a la hora de preparar la base. Por otra parte, el relleno se vierte por encima y debe dejarse que se enfríe completamente hasta que se solidifique y se pueda servir. Otra ventaja de esta tarta Stradivarius es que es perfecta para hacer con niños y que saquen su vena artística, ya que a la hora de decorar se pueden utilizar todos los ingredientes que prefieras: desde palitos de colores a bombones. En todo caso, si te animas a preparar este pastel en casa lo mejor es que te prepares para que tus invitados no dejen ni una miga en el plato.

Elaboración

A la hora de preparar esta deliciosa tarta de chocolate, lo primero que hay que hacer es la base. En un recipiente amplio casca los 2 huevos y los 55 gramos de azúcar y bátelos con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta que la mezcla blanquee. A continuación, pasa los 25 gramos de harina de trigo por un colador de red de malla para tamizarla y evitar que puedan quedar grumos sin cocerse en la masa. Vierte la harina en el recipiente y agrega también los 25 gramos de cacao en polvo. Mezcla con una lengua de cocina haciendo movimientos envolventes hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo.

Lo primero que hay que hacer es la baseLo primero que hay que hacer es la base

A continuación, escoge el molde que vayas a utilizar, siendo lo mejor que tenga forma redonda. Luego engrásalo con unas gotitas de aceite o bien con un poco de mantequilla y vierte la masa en él. Repártela de forma homogénea por todo el molde con la ayuda de la lengua de cocina y pon a calentar el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. Cuando el horno haya alcanzado la temperatura, mete la base de la tarta durante 8 minutos. Luego sácala y deja que se enfríe mientras preparas el relleno de chocolate.

Lo primero será triturar los frutos secos poniendo los 50 gramos de avellanas en una picadora hasta que queden completamente hechos polvo. También puedes utilizar otros que te gusten como almendras o nueces. Luego tendrás que fundir el chocolate, poniendo los 250 gramos en un pequeño cazo que deberás poner a fuego lento. Es importante que no te olvides de remover, ya que el chocolate se pega muy fácilmente. Pasados unos minutos, retira el cazo del fuego y remueve para terminar de fundir el chocolate. Otra forma de fundirlo es metiéndolo en el microondas unos segundos, aunque no es la opción más recomendable ya que se quema con mucha rapidez.

La decoración pueden ser polvos de cacao, bolitas de chocolate o tiras de chocolate negro, lo que más te gusteLa decoración pueden ser polvos de cacao, bolitas de chocolate o tiras de chocolate negro, lo que más te guste

En otra cazuela limpia vierte los 600 mililitros de nata para montar y el sobre de preparado de flan y pon todo a calentar a fuego medio-bajo. Cuando comience a humear, agrega el chocolate ya fundido y las avellanas trituradas. Remueve con una cuchara de palo para que no se pegue. Deberás dejar la mezcla en el fuego hasta que ésta empiece a espesarse y llegue a ebullición. En ese momento retira y vierte el relleno encima de la base. Por último, deja que la tarta repose a temperatura ambiente durante 30 minutos y luego, cuando ya se haya enfriado un poco, métela en la nevera. Lo más recomendable es que la dejes durante toda la noche y al día siguiente ya podrás comprobar como el relleno se ha solidificado por completo. ¡Luego decora tu tarta Stradivarius de la forma que a ti más te guste y disfrútala con el resto de tus familiares o amigos!

Te puede interesar

Comentarios