Menú
Muffins de espinacas y huevo
15 minutos | Baja

Muffins de espinacas y huevo

Si te gusta la verdura y siempre la comes de la misma manera, descubre cómo combinarla y preparar un rico bollito salado con huevo, espinacas y queso.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Bollería, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más muffins

Receta completa

Esta receta de muffins es ideal ya que los podemos hacer con antelación y tenerlos listos al día siguiente. Necesitarás un molde para muffins, aunque debes tener en cuenta que existen diferentes formatos. Por un lado existe una pieza que tenga los 6 huecos para los muffins (recuerda que son más grandes que las magdalenas a las que estamos más acostumbrados) o puedes usar 6 moldes independientes, preferiblemente rígidos o de silicona. Es mejor evitar los de papel ya que es más fácil que surjan problemas al desbordarse la masa, no obstante, los moldes de papel pueden servir para cubrir los moldes en lugar de usar papel de horno o tener que untarles aceite o mantequilla para poder desmoldar.

Elaboración

El primer paso va a ser precalentar el horno a 175º sin ventilador. Coge los huevos y ábrelos de uno a uno en una fuente grande. Recuerda que esta cantidad tan grande es para 6 o 7 muffins, si quieres más o menos, debes añadir o quitar los huevos que correspondan. Ahora que tienes la fuente con los huevos, los sazonamos con sal, pimiento, ajo en polvo y peperoncino. Si hay alguna especia más que te guste y te parezca que quedaría bien, puedes añadirla sin problema.

Consigue que los muffins queden jugosos añadiendo lecheConsigue que los muffins queden jugosos añadiendo leche

Con la ayuda de un tenedor o cualquier otro utensilio que te guste, bate los huevos hasta que quede una mezcla uniforme. Cuando el huevo esté bien batido, añade la leche de almendras y la levadura o polvo de hornear. Este paso permitirá que los muffins queden más blanditos y no sean una mansa demasiado densa. Remueve bien ya que la levadura podría dejar grumos, y reserva a un lado. En una tabla de cortar, pica bien las espinacas. Cuanto más pequeños sean los trozos, más sencillo será separar la mezcla después en cada uno de los moldes. En este punto si quieres puedes también trocear algo de jamón serrano u otro tipo de carne seca (también de forma muy pequeña), pero esto ya según gusto, y si no añades nada de este tipo, será una receta apta para vegetarianos.

Primero pon un poco de espinaca en cada uno de los moldes como la base. Después de las espinacas, añade un poco de queso en cada molde. Deja guardado un poco de queso para añadir al final. Coge la mezcla de huevo, puede ser útil tenerlo en una jarra para echarlo a los moldes pero con una cuchara grande también sirve. Como consejo, es mejor no usar directamente la fuente ya que lo más seguro es que ensucies demasiado.

Puedes añadir taquitos de jamón, bacon, salchichas...Puedes añadir taquitos de jamón, bacon, salchichas...

Mete los moldes en el horno unos diez minutos y ve revisando cómo va la cocción, sin abrir la puerta del horno. Es importante que no te pases con la cocción ya que si quedan demasiado duros será más difícil desmoldarlos y quizá pierdan algo de jugosidad. Ahora solo queda comérselos y en caso de que los dejes para el día siguiente puedes calentarlos tanto en el microondas como en el horno un par de minutos ¡y listo!

Te puede interesar

Comentarios