Menú
Huevos mole
1 hora | Baja

Huevos mole

Este delicioso dulce típico de la zona de Andalucía y de las Islas Canarias no sólo es ligero y suave, sino que a penas te llevará unos minutos prepararlo y sorprender con él a tus invitados.

Receta archivada en: Bollería, Cocina rápida, Española, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Comienza infusionando la leche vertiendo 1 litro en un cazo y poniéndola a calentar a fuego lento.
  2. Lava el limón con abundante agua y quítale la piel, que deberás incorporar a la leche junto al palo de canela. Deja la leche en el fuego durante 15 minutos.
  3. Separa las yemas de las claras de los 5 huevos y empieza batiendo las claras a punto de nieve. Cuando empiecen a adquirir cuerpo, agrega los 300 gramos de azúcar poco a poco y sin dejar de batir hasta conseguir el merengue.
  4. Retira la piel de limón y la rama de canela de la leche infusionada y apaga el fuego.
  5. Cucharada a cucharada, echa un poco de merengue en la leche. Deja que flote durante 15 segundos y luego dale la vuelta para que se cueza por el otro lado. Luego saca con una espumadera y reserva.
  6. Cuela la leche infusionada que haya sobrado para quitar cualquier resto de merengue y vuelve a ponerla a fuego lento.
  7. Bate con unas varillas eléctricas las 5 yemas junto a 1 cucharada pequeña de maicena y el ½ litro de leche que te sobra.
  8. Cuando tengas una mezcla homogénea y lisa, ve incorporándola poco a poco al cazo con la leche infusionada que está en el fuego y remueve con unas varillas hasta que se vaya espesando.
  9. Unos 10 minutos después, cuando haya adquirido la textura de unas natillas, retira la mezcla del fuego y deja que se atempere a temperatura ambiente hasta que puedas meterlo en la nevera.
  10. A la hora de servirlo, vierte la mezcla bien fría en cuencos individuales y decora con un par de nubes de merengue. Por último, espolvorea con un poco de canela molida por encima.

Receta completa

Los huevos moles son un tipo de dulce que típico de la gastronomía de la zona del sur, concretamente de las provincias de Jaén y Granada, aunque en las Islas Canarias también es tradición prepararlo. En otros países de Latinoamérica como Guatemala, Chile, Argentina o Venezuela también es muy conocido este postre, aunque con el nombre de huevos chimbos o quimbos. Y es que durante la época colonial española se expandió por todos estos países americanos. Es por eso por lo que se pueden encontrar diferentes variantes de este postre, aunque la receta original utiliza huevos, azúcar, limón y canela. Si todavía no conoces este postre y tienes curiosidad por probarlo no dudes en prepararlo en casa con la receta que te mostramos a continuación... ¡ya verás como no te arrepientes!

Elaboración de Huevos mole

Para empezar a preparar estos deliciosos huevos mole lo primero que hay que hacer es infusionar la leche. Para ello, vierte 1 litro de leche -que puede ser entera o semidesnatada- en un cazo y ponla a calentar a fuego lento. A continuación, lava el limón con abundante agua bajo el grifo y luego quítale la piel. Eso sí, ten cuidado de no arrastrar el pellejo blanco que hay en el interior de la cáscara ya que dará un toque amargo de lo más desagradable. Incorpora la piel del limón a la leche junto a la rama de canela y deja en el fuego durante 15 minutos.

Los huevos mole son un tipo de postre originario del sur y de CanariasLos huevos mole son un tipo de postre originario del sur y de Canarias

Mientras la leche se infusiona, separa las claras de las yemas de los 5 huevos. Empieza a trabajar primero con las claras: ponlas en un recipiente amplio y bátelas con unas varillas eléctricas hasta que lleguen a punto de nieve. En el momento en el que empiecen a tener más cuerpo incorpora los 300 gramos de azúcar poco a poco y sin dejar de batir hasta que tengas el merengue montado. Entonces, quita la piel del limón y el palo de canela de la leche y empieza a incorporar cucharada a cucharada el merengue. Primero coge un poco, déjalo flotar durante 15 segundos en la leche y luego dale la vuelta para que se cueza por el otro lado antes de sacarlo con una espumadera y dejarlo reposar en una fuente.

Repite el proceso hasta que hayas terminado con todo el merengue y luego cuela la leche infusionada para eliminar cualquier resto de merengue que se haya quedado. Vuelve a ponerla en el fuego a nivel bajo. En ese momento, bate las 5 yemas de huevos con las varillas eléctricas junto a 1 cucharada pequeña de maicena y el ½ litro de leche que sobra. Cuando tengas todos los ingredientes completamente integrados y hayas logrado una mezcla homogénea, ve incorporándola poco a poco al resto de la leche infusionada que está calentándose a fuego bajo mientras remueves con unas varillas manuales. Pasados unos 10 minutos comprobarás como la mezcla comienza a espesarse hasta adquirir una textura parecida a la de las natillas. Retira del fuego y deja que se temple a temperatura ambiente hasta que puedas meterla en la nevera. A la hora de servir estos huevos mole, vierte la mezcla en recipientes individuales y coloca un par de nubes de merengue encima. Por último, espolvorea con un poco de canela en polvo.

Te puede interesar

Comentarios