Menú
Lemon curd
30 | Baja

Lemon curd

Esta crema de limón es esencial en repostería, ya que es de lo más versátil y es perfecta para rellenar bizcochos, tartaletas de hojaldre o para decorar tartas. ¡Aprende a prepararla!

Receta archivada en: Frutas, Huevos, Lácteos, Postres

Ingredientes para Menos 500 Más gramos

Receta paso a paso

  1. Ralla finamente un limón grande y reserva.
  2. Exprime los limones y reserva.
  3. Llena una cazuela de agua y ponla a calentar a fuego medio.
  4. En un cuenco resistente al calor mezcla 3 huevos y la yema del cuarto junto a los 100 gramos de azúcar. Bate con unas varillas hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos.
  5. Añade los 200 mililitros de zumo exprimido y una pizca de sal. Vuelve a batir todo.
  6. Coloca el cuenco con la crema sobre el agua hirviendo para hacer el baño María. Remueve continuamente la crema y evita que ésta llegue a hervir.
  7. Cuando la crema se haya espesado, déjala al fuego durante otros 5 minutos sin dejar de batir y luego retírala.
  8. Agrega la mantequilla cortada en cubos y la ralladura de limón. Remueve hasta que la mantequilla se haya fundido e integrado por completo.
  9. Cubre el cuenco con un poco de papel film y deja la crema enfriar.
  10. Disfrútala con tus mejores postres o guárdala al vacío en tarros esterilizados.

Receta completa

Receta completa

El lemon curd es un tipo de crema inglesa hecha de limón, una auténtica delicia en la que se mezcla el sabor amargo del limón con un toque dulce. Además, su textura cremosa y suave hace que esta crema de limón sea perfecta a la hora de decorar tartaletas, tartas o bizcochos, pero también se puede consumir untada en una rebanada de pan tostado o bien mezclado con un poco de yogur o requesón. Así que ya sabes, si quieres aprender a preparar esta deliciosa y versátil crema de limón toma nota de la siguiente receta que te traemos desde Bekia Cocina.

Elaboración

Para empezar a preparar este lemon curd, lo primero que hay que hacer es rallar el limón. Eso sí, primero lávalo con un estropajo con un poco de jabón y agua. A continuación, rállalo con la parte más fina del rallador y reserva. Ten cuidado de rallar tan sólo la parte amarilla de fuera, ya que la cáscara blanca le dará un toque amargo que podría arruinar el sabor de la crema. Una vez hecho esto, llena una cazuela pequeña con agua y colócala en el fuego para hacer el baño María. En un cazo resistente al calor, casca 3 huevos y la yema del 4 junto a los 100 gramos de azúcar y bate todo con unas varillas hasta conseguir una masa cremosa y sin grumos.

A continuación, agrega los 200 mililitros de zumo de limón (lo que equivaldría a 3 limones grandes o 6 pequeños) y una pizca de sal. Vuelve a batir hasta que todos los ingredientes se hayan ligado perfectamente. Ahora coloca el cuenco sobre la cazuela con agua hirviendo para hacer el baño María a fuego medio. Acuérdate de remover la mezcla continuamente con la ayuda de una cuchara de palo hasta que compruebes que poco a poco la crema empieza a espesarse. Entonces continúa removiendo durante otros 5 minutos con cuidado de que no comience a hervir.

El lemon curd es un tipo de crema inglesa hecha de limónEl lemon curd es un tipo de crema inglesa hecha de limón

Si lo prefieres, en vez de hacerlo al baño María también puedes colocar la cazuela con la crema directamente sobre el fuego a intensidad media, pero en ese caso tendrás que vigilarla y removerla sin parar para evitar que se queme. Cuando compruebes que la crema se ha espesado, retira el cuenco del fuego y añade los 60 gramos de mantequilla cortada en pequeños cubos. Agrega también la ralladura de limón que habías reservado al principio y remueve todo hasta que la mantequilla se haya derretido. Entonces déjala enfriar y ya tendrás tu crema lista para consumir. Un truco es tapar la cazuela en la que se está enfriando la crema con un poco de papel film para evitar que se forme una costra dura y gruesa en la superficie.

Cómo conservarla

Ahora que ya tienes preparado tu popio lemon curd puedes guardarlo en botes de cristal para conservarla durante más tiempo. Normalmente, esta crema de limón aguanta aproximadamente 1 o 2 semanas dentro de la nevera en un tarro bien tapado. Pero, si quieres que te dure más tiempo, entonces tendrás que esterilizar los botes y hacerles el vacío. Para hacerlo sólo tienes que llenar una olla grande de agua y meter en ella los tarros que vayas a utilizar con sus respectivas tapas. Comprueba que todos los frascos están totalmente cubiertos de agua y luego pon la olla en el fuego. Los tarros deberán estar en el agua hirviendo durante al menos 10 minutos.

A continuación, sácalos con la ayuda de unas pinzas y colócalos sobre un trapo de cocina limpio y rellénalos con el lemon curd. Tapa los tarros y vuelve a meterlos en el agua hirviendo durante otros 10 minutos. Una vez haya pasado ese tiempo, sácalos del agua y colócalos boca arriba en el paño de cocina, donde deberás dejarlos sin moverlos durante 24 horas para que el sellado al vacío esté perfecto. Además, podrás comprobar que el vacío se ha hecho correctamente al ver que las tapas están un poco abultadas por el centro. De esta forma podrás conservar esta deliciosa crema de limón durante aproximadamente 3 meses.

Tartaletas de crema de limón

Tartaletas de hojaldre rellenas con crema de limónTartaletas de hojaldre rellenas con crema de limón
Una receta que te aconsejamos hacer desde Bekia Cocina son unas tartaletas de hojaldre rellenas con crema de limón. Éstas las puedes comprar ya hechas, pero si te animas a hacerlas no te llevará mucho tiempo y sólo necesitarás 1 hoja de hojaldre, 1 huevo y 2 aros de emplatar de diferente tamaño (también puede utilizar la tapa de tarro, un vaso...). Estira el hojaldre y corta 8 círculos iguales con el aro más grande. Coloca 4 de estos círculos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, pincha la superficie con un tenedor y pinta los bordes con el huevo batido.

A continuación, utiliza el aro más pequeño para los otros 4 círculos restantes y separa el círculo pequeño de los bordes. Coloca éstos últimos sobre los 4 círculos reservados sobre la bandeja del horno, que se pegarán gracias al huevo batido. Mete las tartaletas en la nevera durante 15 minutos y pon el horno a calentar a 200ºC arriba y abajo. Cuando las saques del frigorífico, píntalas con el huevo batido y mételas en el horno durante 15 minutos. Si ves que, una vez pasado ese tiempo, hay partes del hojaldre que siguen crudas, baja el horno a 180ºC y vuelve a meter las tartaletas durante otros 10 minutos. Luego sácalas y déjalas enfriar sobre una rejilla. El último paso será rellenarlas con la crema de limón y ponerle un poco de chocolate por encima que le dará un toque único al contrastar con el sabor ácido del lemon curd.

Te puede interesar

Comentarios