Menú
Hornazo de Salamanca
1 hora y 30 minutos | Media

Hornazo de Salamanca

El hornazo es una especie de empanada típica de Salamanca rellena de chorizo, lomo, jamón serrano y huevo que se prepara especialmente para celebrar el final de la Semana Santa.

Receta archivada en: Carnes, Masas y rebozados, Huevos, Horno, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 10 Más personas

  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 500 gramos de filetes de lomo de cerdo adobado
  • 150 gramos de chorizos ibérico en lonchas gruesas
  • 120 gramos de jamón serrano en lonchas gruesas
  • 100 mililitros de agua templada
  • 60 gramos de manteca de cerdo
  • 50 mililitros de vino blanco
  • 30 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 25 gramos de levadura fresca de panadería
  • 4 huevos
  • Pimentón dulce
  • Sal

Receta paso a paso

  • En un recipiente pon la harina, el vino blanco, el agua templada, la levadura fresca, el aceite de oliva, 1 huevo y 1 cucharada de pimentón dulce.
  • Mete la manteca de cerdo en el microondas durante 30 segundos y luego añádela al resto de los ingredientes.
  • Agrega una pizca de sal y bate todo con un tenedor para que los ingredientes se integren.
  • Cuando la masa coja cuerpo, comienza a trabajarla con las manos durante unos minutos. Cuando la masa esté flexible pásala a una encimera ligeramente enharinada.
  • Cuando la masa adquiera la textura adecuada, déjala reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos en un recipiente tapado con un paño.

    Pon 2 huevos a cocer.

  • Pasado el tiempo de reposo de la masa, ponla otra vez sobre la encimera y divídela por la mitad. Quita un poco de masa de ambos trozos para usarla como decoración.
  • Extiende las dos mitades sobre papel de horno hasta obtener una masa rectangular del tamaño de tu bandeja de horno.
  • Sobre una de las mitades coloca una capa de chorizo, luego cúbrela con el lomo adobado y por último con el jamón serrano.
  • Pela los huevos cocidos, córtalos en rodajas y colócalos sobre el jamón.
  • Coloca la otra capa de masa encima y cierra los bordes apretando la masa con los dedos.
  • Extiende los trozos de masa que han sobrado y corta tiras largas con un cuchillo. Colócalas sobre la capa superior del hornazo haciendo el dibujo de un enrejado.
  • Pinta la masa con 1 huevo batido y mete el hornazo en el horno precalentado a 220°C durante 30 minutos.
  • Cuando la masa esté perfectamente cocida, sácala del horno y deja reposar el hornazo para que se enfríe.
  • Sírvelo a tus invitado frío o templado.

Receta completa

El hornazo es una especie de empanada parecida a la que se prepara en Galicia y que es muy típica de la provincia de Salamanca. Esta receta surgió antiguamente como alimentos para los pastores, ya que podían transportar fácilmente un trozo de este hornazo para comerlo durante sus largas jornadas de trabajo. A pesar de que puede encontrarse durante todo el año en las panaderías y obradores de la provincia salmantina, es tradición prepararlo 8 días después de la Cuaresma para celebrar el fin de la abstinencia y la solemnidad que se guardaba durante toda la Semana Santa. El hornazo tradicional se prepara con una masa muy similar a la de la empanada y se rellena de distintos ingredientes, aunque lo más común es hacerlo con lomo, chorizo, jamón serrano y huevo. Sigue la receta que te damos a continuación y podrás preparar en tu casa este delicioso hornazo de Salamanca con el que te chuparás los dedos.

Elaboración

Para comenzar a preparar la masa para este hornazo de Salamanca, lo primero que tendrás que hacer es echar en un cuenco grande los 500 gramos de harina de fuerza. Luego haz un agujero en la harina y vierte dentro los 50 mililitros de vino blanco, los 100 mililitros de agua templada, los 25 gramos de levadura fresca, los 30 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 1 huevo y 1 cucharada de pimentón dulce. A continuación, mete la manteca de cerdo en el microondas durante unos 30 segundos para que ésta se ablande un poco e incorpórala a la harina con el resto de los ingredientes. Agrega también una pizca de sal y mezcla todo con la ayuda de un tenedor.

Los ingredientes de la empanada pueden variar al gustoLos ingredientes de la empanada pueden variar al gusto

Cuando la masa empiece a coger consistencia empieza a trabajarla con las manos un poco enharinadas o con unas gotas de aceite para evitar que se te pegue. Poco a poco la masa empezará a ser más flexible y fácil de trabajar, momento en el que tendrás que echar un poco de harina en una encimera o superficie lisa y empezar a amasarla sobre ella. Una vez compruebes que la masa ya está perfectamente homogénea y con la textura adecuada, colócala en el bol y tápalo con un paño de cocina limpio. Luego deberás dejar que repose durante 30 minutos a temperatura ambiente. Mientras tanto pon a cocer 2 huevos, que deberás meter en una cazuela con agua hirviendo durante 10 minutos. Luego resérvalos y deja que se enfríen.

Una vez haya pasado el tiempo indicado, comprobarás que la masa ha doblado su volumen. Vuelve a ponerla sobre la encimera con un poco de harina y amásala durante unos segundos. Luego divídela en dos partes iguales, que serán las dos capas del hornazo, y quita de cada mitad un poco de masa para hacer más tarde el enrejado con la que decorar la parte de arriba. Pon cada porción de masa encima de un trozo de papel de horno y extiéndelas con un rodillo. La medida de la masa depende del tamaño de la bandeja de tu horno. Si quieres que la masa quede perfectamente rectangular, entonces recorta con un cuchillo los bordes para que tenga la forma adecuada.

Este plato puede ser comido tanto frío como calienteEste plato puede ser comido tanto frío como caliente

Ahora es el momento de precalentar el horno, que deberás poner a 220°C. Mientras el horno se calienta, aprovecha para montar el hornazo con el relleno. Coge una de las dos masas ya estiradas, que será la base, y coloca sobre ella una primera capa de chorizo. Luego cubre todo con el lomo adobado y, por último, con el jamón serrano. A continuación pela los huevos cocidos, que ya se habrán enfriado, y córtalos en rodajas para poner la última capa del relleno. Luego cubre todo con la otra capa de masa, con cuidado de que el relleno no se mueva y de que ésta quede perfectamente alineada con la base. Con los dedos cierra la masa juntado los lados de ambas capas y, en caso de que sobre, puedes recortar la masa de los bordes.

Extiende los trozos de masa que has reservado para la decoración usando un rodillo y luego haz tiras largas con un cuchillo. Vete colocando las tiras de masa en la parte superior del hornazo, cruzando unas sobre otras para crear el dibujo de una rejilla. Por último, bate 1 huevo y pinta con él la masa para que ésta adquiera un bonito tono dorado durante el horneado. Pincha la masa con un tenedor y métela en el horno ya calentado a 220°C durante 25-30 minutos. Vigila cada poco tiempo la masa, ya que quizás se haga antes de tiempo y tengas que sacarla para que no se queme. Por el contrario, si compruebas que la masa aún está cruda, déjalo unos minutos más dentro del horno. Cuando esté listo, sácalo del horno y déjalo reposar unos minutos mientras se enfría. La ventaja de este hornazo de Salamanca es que puedes servirlo tanto frío como templado, ya que de ambas formas estará delicioso.

Te puede interesar

Comentarios