Menú
Guirlache
30 minutos | Baja

Guirlache

Este dulce se suele preparar durante la Navidad a base de azúcar, agua y almendras. El caramelo se junta con los frutos secos para crear un postre delicioso que es perfecto para los más golosos.

Receta archivada en: Bollería, Sartén, Árabe, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Tuesta los 240 gramos de almendras en una sartén o en el horno hasta que hayan adquirido un ligero tono tostado. Esto ayudará a que den mayor sabor al dulce.
  2. En una cazuela junta los 240 gramos de azúcar, los 25 gramos de azúcar invertido y una pizca de sal.
  3. Remueve y pon a calentar a fuego bajo hasta que empiece a formarse el caramelo.
  4. Agrega las almendras y remueve con una cuchara de palo para que todos los ingredientes se mezclen.
  5. Pon en moldes individuales o bien en uno grande, cortando el dulce en porciones más pequeñas cuando éste se haya enfriado y endurecido.
  6. Si quieres hacer un guirlache de pistacho y chocolate, agrega 200 gramos de pistachos ya pelados y tostados al caramelo en vez de la almendra. Cuando el guirlache se haya enfriado, moja la parte inferior del dulce en chocolate fundido y deja enfriar.
  7. Para hacer un guirlache de frutos secos, escoge aquellos que más te gusten -nueces, pasas, arándanos, cacahuetes, avellanas- y agrégalos en el momento en el que se esté formando el caramelo. Luego reparte la mezcla en los moldes y deja que se enfríe.

Receta completa

El guirlache es un dulce que típico de las zonas de Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Se cree que el guirlache surgió durante la época medieval y que tiene origen árabe debido a que guarda una gran similitud con los turrones o el nougat provenzal. En cuanto a su nombre, guirlache deriva del término francés 'grillage', que significa tostado. Y es que aunque se trate de un dulce típico de España fueron los franceses los que lo popularizaron por los territorios de la antigua corona de Aragón durante el siglo XIX. Normalmente, el guirlache se suele preparar como un dulce navideño, aunque cada vez es más común verlo decorando otro tipo de postres o tartas. A la hora de prepararlo se pueden encontrar muchas variantes de la receta tradicional, ya que en cada localidad se añaden productos propios de la tierra; sin embargo, lo que no cambia es su base hecha a partir de azúcar, agua y almendras. Con esta sencilla receta tú también podrás preparar tu propio guirlache casero y sorprender con él a los más golosos de la casa.

El guirlache es de origen árabe y surgió en la época medievalEl guirlache es de origen árabe y surgió en la época medieval

Elaboración

Para comenzar a preparar la versión más tradicional del guirlache lo primero será tostar un poco las almendras para que aporten un mayor sabor al dulce. Tienes dos formas de hacerlo: o bien en una sartén puesta a fuego bajo o metiéndolas en el horno. En todo caso, deberás estar vigilándolas continuamente para que éstas no se quemen. En el momento en el que hayan adquirido un tono tostado homogéneo ya podrás sacarlas. A continuación, pon en una cazuela los 240 gramos de azúcar, los 25 gramos de azúcar invertido y una pizca de sal.

El azúcar invertido, para quienes no lo conozcan, es una variedad de azúcar que se obtiene mediante un proceso químico en el que se rompe la sacarosa en sus elementos básicos -glucosa y fructosa-. Es muy utilizado en bollería y repostería debido a que mejora la fermentación de las distintas masas, tiene mayor sabor y aporta un gran efecto anticristalizante. El azúcar invertido lo puedes comprar o bien preparar fácilmente en casa. Para ello necesitarás poner en un cazo 150 mililitros de agua, 375 gramos de azúcar y una cucharada pequeña de zumo de limón. Remueve para juntar todos los ingredientes y ponlo a calentar al fuego a nivel medio-alto durante unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, retíralo del fuego y deja que se temple durante 15 minutos sin dejar de remover cada poco tiempo. A continuación, agrega una cucharadita de bicarbonato sódico y vuelve a remover. Deja que la mezcla se enfríe y verás que, a medida que se templa, aparecerá una capa de tono blanco en la superficie. Retírala con una cuchara y, cuando se enfríe por completo, ya tendrás tu azúcar invertido que podrás guardar en un tarro de cristal para cuando lo necesites.

La base para preparar el guirlache son azúcar y almendrasLa base para preparar el guirlache son azúcar y almendras

Siguiendo con la receta del guirlache, junta los dos tipos de azúcar y la sal en una cazuela y pon la mezcla a calentar a fuego bajo. A medida que se caliente verás que empieza a formarse el caramelo. Luego será el momento de agregar los 240 gramos de almendras y remover con una cuchara de palo para que los frutos secos y el caramelo se integren por completo. Ahora tan solo quedará darle forma al guirlache; para ello puedes utilizar moldes individuales con diferentes formas o bien un molde grande circular o cuadrado que luego podrás cortar en porciones.

Otra variante del guirlache sustituye las almendras por pistachos pelados y tostados y chocolate. Su preparación sigue los mismos pasos que los que se indican en la receta tradicional, pero en el momento en el que se esté formando el caramelo hay que agregar 200 gramos de pistachos en vez de almendras. Tras verter la mezcla en los moldes elegidos y dejar que el dulce se enfríe, funde un poco de chocolate de repostería y moja la parte inferior del guirlache en él. Deja que se enfríe hasta que el chocolate se haya endurecido por completo y ya tendrás tu guirlache de pistachos y chocolate listos para disfrutar. Por último, también puedes cambiar las almendras por un mix de frutos secos -nueces, pasas, arándanos, avellanas...-. Agrega 240 gramos de tus frutos secos favoritos al caramelo. Remueve para juntar todo perfectamente y luego reparte en los moldes. ¡Ya nos contarás cuál de las tres versiones ha tenido más éxito!

Preparar tu propio guirlache casero apenas lleva más de media hora y es un dulce perfecto para aquellas personas que son amantes de los frutos secos. Además, puedes añadirle los que más te gusten y hacer tu propio guirlache personalizado. Recúbrelo de chocolate negro o blanco, con un poco de coco rallado o bien con unas semillas de chía. Deja volar tu imaginación y crea tu propia receta.

Te puede interesar

Comentarios