Menú
Pan de nueces
30 | Baja

Pan de nueces

Prueba a darle un toque nuevo y original a un alimento tan típico y tradicional como es el pan y de seguro que no te arrepentirás.

Receta archivada en: Cereales, Masas y rebozados, Horno, Desayunos

Ingredientes para Menos 1 Más barra de pan

  • 500 gramos de harina
  • 10 gramos de sal
  • 20 mililitros de aceite de oliva
  • 300 mililitros de agua
  • 10 gramos de levadura
  • 100 gramos de nueces

Receta paso a paso

1 Amasa la harina, la levadura y el agua.

2 Añade el aceite y amasa nuevamente.

3 Añade las nueces y amasa nuevamente.

4 Mete la masa en el horno, a 210 grados durante 15 o 20 minutos.

Receta completa

El pan es un alimento que no puede faltar en la mesa de casi cualquier país del mundo. En cada cultura se prepara de una forma diferente y la presentación siempre varía de una región a otra, pero al final siempre se basa en lo mismo: harina, agua y aceite. Sin embargo, los amantes del pan están de enhorabuena porque a partir de ahora podrán difrutar de su receta favorita con un elemento nuevo que la hará todavía más deliciosa: las nuces.

Las nueces combinan a la perfección con el panLas nueces combinan a la perfección con el pan

En efecto, el pan combina perfectamente con estos frutos secos y preparar este plato es tan sencillo que de seguro empezará a sustituir al tradicional a la hora de la comida o de la cena. Carnes, embutidos, quesos, patés, ... El pan de nueces pega con todo y por eso no puede faltar en tu cocina, así que no tardes más en ponerte manos a la obra, o mejor dicho, a la masa.

Elaboración

Para amasar bien el pan, debes elegir una buena superficie de trabajo que sea grande y que esté despejada. Cúbrela con un poco de aceite y harina para que el amasado sea más fácil y la mezcla no se pegue sobre la superficie. Después, vierte toda la harina y la levadura en la encimera de forma que se quede con aspecto de montaña. Utiliza tu dedo para hacer un agujero en la cúspide y empieza a verter con cuidado un poco de agua. Ve amasando con energía al tiempo que continúas vaciando el resto del agua, hasta que la masa quede consistente, homogénea y elástica.

Cuando la mezcla esté lista, añade el aceite de oliva y continúa amasando hasta que la masa parezca menos pegajosa. Ha llegado el momento de añadir las nueces, que deberás pelar si no las has comprado ya cascadas. Para que el resultado final sea mucho más llamativo y sabroso, se recomienda que vayas echándolas en la masa poco a poco, al tiempo que vas estirándola y cerrándola, para que los frutos secos queden mejor repartidos. Cuando hayas puesto todas las nueces en la mezcla, déjala reposar en un lugar cálido hasta que se haga más grande.

Mezca bien las nueces con la masa para que queden bien repartidasMezca bien las nueces con la masa para que queden bien repartidas

Empieza a precalenar el horno mientras decides como quieres presentarlo. Le puedes dar un aspecto rústico si le das la vuelta y horneas la masa del revés, pero también es una buena opción mostrarlo con un ligero baño de huevo y unos cortes sobre la superficie para que tenga un toque más modeno y elegante. Cuando hayas escogido una de las formas, mete el pan en el horno y caliéntalo a 210 grados durante unos 15 o 20 minutos, hasta que se aprecie que la corteza está dura. Una vez listo, puedes sacarlo y dejarlo enfríar o servirlo directamente caliente, ¡tú decides!

Consejos de preparación

- Además de las nueces, puedes añadir otros frutos secos como pasas, pistachos o almedras.

- Si vas a bañar a superficie de pan con huevo, mejor rebajalo un poco con agua para que no quede tan brillante.

Te puede interesar

Comentarios