Menú
Gambas a la gabardina
20-30 minutos | Baja

Gambas a la gabardina

Esta receta es clásica de la cocina española, siendo ideal para el aperitivo, siendo una deliciosa combinación de sabor y textura por su masa de tempura que recubre el marisco.

Receta archivada en: Mariscos, Masas y rebozados, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Un sencillo y delicioso plato que puede servir como tapa o aperitivo y que está considerado todo un clásico de la cocina española son las gambas a la gabardina.

Las gambas a la gabardina son ideales para el aperitivoLas gambas a la gabardina son ideales para el aperitivo

La gabardina de la gamba, creada por una masa de tempura recubre el marisco volviéndolo crujiente, lo que se traduce en una deliciosa combinación de sabor y textura. El tiempo de preparación oscila entre los 20 o 30 minutos. Una receta fácil con la que tendremos un acierto asegurado.

Elaboración

Para la elaboración de la receta recomendamos comprar el marisco fresco, sean gambas o langostinos ya que así tendrán más sabor si los compramos congelados. El primer paso es pelar las gambas o langostinos que hayamos elegido para nuestro plato. Pelaremos solo la parte delantera de la gamba, es decir, la cabeza y la mitad del cuerpo, dejándole la cola y la parte del cuerpo contigua a la misma.

A continuación prepararemos la tempura, que es lo que posteriormente creará la gabardina a la gamba. Para realizar la tempura vertemos en un bol la cerveza, la harina, el huevo y una cucharadita de sal. Si se desea, se puede añadir adicionalmente a la tempura una cucharada pequeña de levadura química.

Una de las claves para conseguir unas buenas gambas a la gabardina es mantener la temperatura del aceiteUna de las claves para conseguir unas buenas gambas a la gabardina es mantener la temperatura del aceite

Este componente ayudará a que la tempura se hinche más al freírla, mejorando el aspecto de nuestro plato. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que nos quede una masa espesa. Una vez tengamos hecha la tempura, cogeremos las gambas y las iremos untando en tempura el cuerpo, procurando dejar la cola de la gamba sin manchar. Las escurriremos un poco para eliminar el exceso de la masa.

En una sartén ponemos a calentar el aceite en abundante cantidad. Tenemos que tener cuidado con no ponerlo a demasiada temperatura para que el aceite no humee y no se nos queme la masa que envuelve el marisco.

Cuando esté caliente echaremos las gambas para que se frían. Es importante meterlas en el aceite en tandas pequeñas, consiguiendo así que el aceite mantenga su temperatura. Cuando estén doradas las sacamos del aceite y las dejamos escurrir. Una vez suelten el aceite, tendremos un delicioso plato de gambas a la gabardina listo para comer. Las gambas se pueden acompañar con alguna salsa como mayonesa, salsa rosa o alioli. Esto aportará a la receta un toque original con el que conquistaremos a nuestros invitados.

Te puede interesar

Comentarios