Menú
Dorada al horno
50 minutos | Baja

Dorada al horno

La dorada al honor es una popular receta mediterránea con una elaboración muy sencilla y un sabor extraordinario.

Receta archivada en: Pescados, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta completa

El consumo de pescado es muy beneficioso para nuestra salud. El pescado blanco, concretamente, es muy bajo en calorías y proporciona muchas proteínas, por lo que es ideal para las personas que buscan cuidar de su línea y de su salud. Sin embargo, debemos cocinarlo de manera sana si no queremos añadirle calorías innecesarias. Como el sabor del pescado blanco no suele ser tan intenso como el del pescado azul, por ejemplo, podemos crear recetas deliciosas que nos ayudarán a darle un sabor excelente para poder disfrutarlo en su plenitud.

Uno de los pescados blancos más conocidos es la dorada. Su precio en el mercado suele ser bastante asequible y suele ser uno de los pescados blancos más sabrosos. Muy popular en la dieta mediterránea, se puede cocinar al vapor, a la plancha y también al horno. Lo único que deberemos tener presente es que es un pescado con mucha espina, por lo que deberemos avisar a los comensales antes de servirlo, o bien servirlo cortado por la mitad y teniendo la paciencia de ir quitando todas las espinas que nos sea posible.

Cómo preparar una dorada al horno, paso a paso:

Si en el supermercado o en la pescadería no nos han vendido la dorada limpia deberemos limpiarla bien, rascarle las escamas, cortar las espinas y las aletas y limpiar el interior del pescado para que no quede el sabor amargo de las entrañas. Una vez tengas la dorada bien limpia deberás decidir si es lo suficientemente grande como para cocinar una solo para dos personas o bien cocinar dos. En el caso de que sea para compartir puedes cocinarla entera o bien partirla por la mitad, haciendo que necesite menos tiempo de cocción en el horno.

El primer paso será lavar la doradaEl primer paso será lavar la dorada

En una bandeja de cristal, preferentemente, especial para el horno pela y corta las patatas a láminas finas y colócalas en la base del mismo, de manera que no se tapen las unas a las otras, para que se cocinen de manera uniforme. Encima coloca la cebolla cortada a tiras finas. Coloca los dos pescados encima, sin que se toquen, y limpia y corta los tomates por la mitad de manera que queden cada uno en un extremo de la bandeja.

Corta medio limón a rodajas y coloca los trozos intercalados entre los de tomate, encima de la cebolla y la patata colocada en la base, pero al lado de la dorada o de las doradas, en el caso de que cocines más de una. A continuación echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra por todos los contenidos de la bandeja. Esto hará que queden ligeramente humedecidos, absorban el sabor del aceite de oliva virgen extra y no queden demasiado secos. Después pon una pizca de sal y otra de pimienta y coloca la bandeja en el horno previamente precalentado a 165 grados, en opción de ventilador.

Dependiendo del horno necesitará más o menos potencia, por lo que deberás ir viéndolo a medida que se vaya cocinando el pescado. Si lo has abierto por la mitad necesitará menos tiempo de cocción, pero si has puesto la dorada al horno entera deberás dejarla cocinar durante 45 o 50 minutos. En la mitad del tiempo puedes abrir la puerta del horno para ver si se está cocinando de manera uniforme y girar la bandeja si lo crees necesario. Puede que te parezca que los ingredientes están muy secos, entonces puedes echarle un chorrito de vino blanco a la bandeja o un poquito de agua o caldo de pescado para que terminen de evaporarse y cocinarse bien.

Cuando esté lista déjala enfriar unos minutosCuando esté lista déjala enfriar unos minutos

Una vez veas que todos los ingredientes están en su punto puedes retirar la bandeja del horno, apagándolo y dejándolo enfriar, y servir la dorada en los platos, con la patata, la cebolla, los tomates y las rodajas de limón para decorar con un poquito de perejil o cilantro encima para darle un toque más elegante. Coloca el resto del medio limón en la mesa por si algún comensal quiere echarle un poco más del cítrico sobre su dorada y disfruta de esta sana y deliciosa receta.

Te puede interesar

Comentarios