Menú
Brownie de avena
50 minutos | Baja

Brownie de avena

Este postre suele ser uno de los que más gusta entre los más golosos, aunque también tiene muchas calorías. Con esta receta podrás hacer un brownie más sano gracias a la avena y la miel.

Receta archivada en: Bollería, Cereales, Horno, Británica, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pela los 2 plátanos y machácalos en un plato hondo con la ayuda de un tenedor.
  2. Pasa la masa de los plátanos a un recipiente horno e incorpora los 2 huevos. Bate con una batidora eléctrica.
  3. Incorpora 2 cucharadas de miel (o del endulzante que hayas elegido) junto a los 75 mililitros de leche. Vuelve a batir.
  4. Agrega a la masa los 150 gramos de copos de avena, los 40 gramos de cacao en polvo, 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla, 1 cucharadita de levadura en polvo y una pizca de sal. Bate la masa hasta tener una mezcla homogénea y sin grumos.
  5. Añade los 25 gramos de nueces peladas y mezcla con una lengua de cocina.
  6. Pon el horno a calentar a 180ºC y, mientras tanto, vierte la mezcla del brownie en un molde rectangular previamente untado con un poco de mantequilla o forrado con papel de hornear.
  7. Deja reposar la masa 10 minutos en el molde y luego mételo en el horno durante 20 minutos.
  8. Pasado ese tiempo, comprueba que el bizcocho está hecho pinchándola con la punta de un cuchillo. Si sale limpia ya puedes sacarlo del horno, sino déjalo unos minutos más.
  9. Deja que el brownie se enfríe antes de desmoldarlo y servirlo cortado en cuadrados.

Receta completa

El brownie es uno de los postres favoritos de los amantes del dulce, en especial del chocolate. La receta tradicional incorpora harina, pero ¿y si la sustituyeras por avena? La avena es un cereal cuyo consumo aporta una gran cantidad de fibra y de proteínas. Además, ayuda a disminuir el nivel de colesterol en sangre, aumenta la capacidad de concentración y es especialmente recomendada para todas aquellas personas que tengan problemas digestivos. Una forma de comer avena es preparando este delicioso brownie de chocolate cuya receta te presentamos a continuación y que no tiene nada que envidiar al postre tradicional.

Elaboración de brownie de avena

Para empezar a cocinar este rico brownie de avena, lo primero que tendrás que hacer es pelar los 2 plátanos y machacarlos en un plato. Lo mejor es que los plátanos estén lo más maduros posible para que puedas machacarlos con facilidad con la ayuda de un tenedor. A continuación, pasa la papilla de plátano a un recipiente hondo, incorpora los 2 huevos y luego bátelos con una batidora eléctrica. Como has podido observar, esta receta de brownie no usa azúcar, por lo que tendrás que utilizar un endulzante que a ti te guste como es la miel. Incorpora 2 cucharadas de miel -o del endulzante que hayas elegido- al recipiente junto a los 75 mililitros de leche y vuelve a batir todo.

Una forma divertida de que los más pequeños coman avenaUna forma divertida de que los más pequeños coman avena

El siguiente paso será añadir los 150 gramos de avena junto a los 40 gramos de cacao en polvo, 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla y otra de levadura en polvo y una pizca de sal. Bate la mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan integrado perfectamente y tengas una masa suave y homogénea. Por último, añade las nueces peladas y remueve con una lengua de cocina. A continuación, pon a calentar el horno a 180ºC y, mientras tanto, vierte la masa del brownie en el molde en el que lo vayas a hornear. Lo mejor es que este sea cuadrado o rectangular. Úntalo con un poco de mantequilla para que el bizcocho no se pegue o fórralo con un poco de papel de hornear. Deja que la masa repose 10 minutos en el molde y luego métela en el horno.

El brownie tardará, aproximadamente, 20 minutos en estar listo. Cuando haya pasado ese tiempo, pincha su superficie con la punta de un cuchillo. Si esta sale limpia es que ya puedes sacarlo del horno, pero si sale con masa deberás dejar el postre unos minutos más para que termine de cocinarse. Una vez lo saques del horno deberás dejar que se enfríe completamente antes de servirlo cortado en cuadrados y acompañado de un café, un poco de leche o una taza de té. Ya verás como no sólo está delicioso, sino que además es bajo en calorías.

Te puede interesar

Comentarios