Menú
Batido de piña y coco
15 min. | Baja

Batido de piña y coco

Esta bebida se prepara muy rápido y puede ser ideal para una merienda fría en cualquier época del año.

Receta archivada en: Batidos y zumos, Frutas, Cocina rápida, Bebidas

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta completa

El batido de piña y coco es uno de los sabores de batidos más populares por excelencia. En cualquier estación del año, es una buena opción tanto para el desayuno, como de postre en el almuerzo o una cena. Una bebida refrescante que contiene una gran cantidad de nutrientes, y es un postre ideal y rápido de hacer, en el que con cuidar la presentación tienes una receta fácil para cualquier tipo de evento. El batido de piña y coco se realiza con cuatro ingredientes y requiere solo cinco minutos aproximadamente de tu tiempo, para obtener un alimento rico en nutrientes y casero.

Prepáralo si es posible en un vaso batidorPrepáralo si es posible en un vaso batidor

Elaboración

En primer lugar coge el coco y ábrelo, para separar el jugo y triturar lo máximo posible el resto en una batidora. El resultado tiene que ser un líquido de coco que puedes ir mezclando con el vaso de agua para que se vaya diluyendo. Seguidamente pasa el coco molido por un colador para eliminar los posibles grumos que pueda tener y obtener un jugo totalmente líquido. Con el líquido resultante vamos a hacer cubitos de hielo, así que pon el agua en la cubitera y ponlo a congelar mientras sigues con el batido.

Mientras tanto coge las rodajas de piña para molerlas y posteriormente, colamos el jugo resultante para que no tenga grumos, al igual que con el coco. En el caso de que al triturarlo quedé demasiado espeso, puedes adherirle un poco de agua y se soluciona el problema. Añade los yogures, que pueden ser tanto naturales o de piña y coco también para potenciar el sabor, junto con los jugos de piña y coco y bátelos hasta que quede una mezcla lo más homogénea posible.

Intenta servir tu batido muy fríoIntenta servir tu batido muy frío

El último paso es sacar el hielo del congelador para añadirlo al vaso de batido y que esté en la temperatura correcta. Los hielos no son estrictamente necesarios, se realizan más cuando quieres hacer un postre rápido y sencillo con el que no fallarás. Si tienes más prisa y la presentación no es tan relevante, puedes saltarte el paso de los hielos. Añade azúcar en función del resultado a tu propio gusto. Este último paso depende de cómo sea la fruta que utilices, que en ocasiones puede ser más amarga o más dulce y afecta directamente en el sabor de la bebida. No te pierdas esta deliciosa receta y acaba con el hambre de la manera más rápida.

Te puede interesar

Comentarios