Menú
Tarta de nueces y chocolate
90 minutos | Media

Tarta de nueces y chocolate

Si tienes una celebración próximamente o simplemente eres amante de la repostería, no puedes perderte esta deliciosa receta de tarta de chocolate con nueces.

Receta archivada en: Tartas, Chocolate, Horno, Celebraciones, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más Porciones

Receta paso a paso

1 Preparar la base de la tarta de nueces y chocolate. Para ello, tamizar la harina y, haciendo un hoyo en el medio, colocar en él 75 gramos de mantequilla derretida, 50 gramos de azúcar, un huevo y una pizca de sal. Amasar todo y dejar reposar en una zona fría durante 30 minutos.

2 Llevar a cabo la elaboración del relleno de la tarta. En primer lugar, triturar las nueces y mezclarlas junto con las dos cucharadas de maicena y los 100 gramos de azúcar. Posteriormente, añadir mantequilla derretida y mezclar. Una vez realizado este paso, añadir dos yemas de huevo, una a una, y remover de nuevo. Finalmente, rociar la mezcla con una cucharadita de esencia de vainilla y colocar el ingrediente principal, es decir, los 100 gramos de chocolate negro rallado. Mover hasta conseguir una textura consistente.

3 Preparar la masa de la tarta en un molde y verter encima el relleno de chocolate y nueces que hemos preparado. Posteriormente, hornear a 180ºC durante 30 minutos. Probar con un palillo que salga limpio para saber si la tarta ya está lista. Una vez sea así, sacar y enfriar.

4 Mientras la tarta se hornea, calentar en una cazuela agua para derretir el chocolate negro restante al baño maría. Añadir cuando esté prácticamente líquido la mantequilla que resta de los ingredientes de la receta y remover todo durante unos minutos. Una vez que la tarta se ha enfriado, bañar con el glaseado hecho a base de chocolate y espolvorear cacao en polvo por encima.

Receta completa

Aunque son muchas las pastelerías que venden deliciosas tartas para celebraciones u ocasiones especiales, lo cierto es que la repostería casera siempre aventajará a la que podamos comprar. La tarta de chocolate con nueces es una de las opciones más recurrentes para un día así y que cada vez encontramos con más frecuencia en muchas cartas de restaurantes. Lo cierto es que son muchas las formas de elaborar esta dulce receta, desde la que se parece más al brownie, pasando por el bizcocho hasta la tarta o pastel que vamos a contaros en Bekia Cocina. Chocolate es con lo que se elaboran todas las variedades de esta receta, aunque es un ingrediente con el que endulzamos también la vida, por lo que es perfecto.

Elaboración

A la hora de elaborar la tarta de chocolate con nueces, en primer lugar hay que llevar a cabo la preparación de la base del pastel, puesto que tiene que enfriar durante el tiempo necesario para poder comerla. Se trata de una receta de repostería que en torno a una hora y media se ha preparado, pero siempre es bueno organizarse para ahorrar tiempos. En primer lugar, hay que tamizar toda la harina sobre la encimera de la cocina. Una vez que la tenemos, reserva un poco mientras que con lo demás damos forma de volcán, dejando un hueco en el centro. Mientras tanto, derretimos en el microondas 75 gramos de mantequilla, que echaremos en el agujero que hemos hecho junto con 50 gramos de azúcar, 1 huevo y un poco de sal. Amasamos todo bien con las manos hasta que quede compacta y, tras ello, le damos forma de bola, la cual envolvemos con papel fil, dejando reposar 30 minutos en un lugar fresco. La base de nuestra tarta ya estaría lista.

Es importante estar pendiente de los tiempos a la hora de preparar la masa de la tartaEs importante estar pendiente de los tiempos a la hora de preparar la masa de la tarta

El siguiente paso consiste en llevar a cabo la elaboración del relleno de la tarta. Antes de comenzar, hay que triturar los 200 gramos de nueces, las cuales es recomendable haber dorado previamente en el horno durante unos minutos. Posteriormente, mezclamos la ralladura que obtenemos con 100 gramos de azúcar y 2 cucharadas de maicena. Haciendo uso de nuevo del microondas, derretimos la mantequilla restante y la añadimos a lo anterior, removiendo lentamente hasta que quede una mezcla compacta y suelta. Cuando se haya conseguido esta textura, añadimos dos yemas de huevo, pero una a una y removiendo todo bien después de ponerlas al relleno que estamos preparando para la tarta. El último paso sería añadir un poco de esencia de vainilla, que se puede encontrar en cualquier supermercado, y 100 gramos de chocolate negro rallado.

Una vez que ha transcurrido la media hora de reposo de la masa, la estiramos con un rodillo sobre la encimera de la cocina, la cual habremos cubierto con un poco de harina para que deslice mejor y no se quede pegada. Posteriormente, la colocamos en el molde en el que vayamos a hornear la tarta, eliminando las partes sobrantes, pues es simplemente una base fina que va al fondo. Es importante pincharla con un tenedor para que después no se hinche. Tras ello, ya se puede añadir la mezcla de chocolate que hemos preparado previamente, metiéndola al horno durante 30 minutos, el cual habremos precalentado a 180ºC.

Antes de sacar la tarta del horno es recomendable pincharla con ayuda de un palillo para comprobar su estadoAntes de sacar la tarta del horno es recomendable pincharla con ayuda de un palillo para comprobar su estado

Para saber si ya tenemos que sacar la tarta del horno, lo mejor es pincharla con un palillo y, cuando éste salga totalmente limpio, estará lista para retirarla del calor y dejar enfriar. Mientras tanto, podemos llevar a cabo el glaseado de chocolate con el que cubriremos este delicioso pastel. Para ello, ponemos a derretir los 180 gramos de chocolate sobrante al baño maría junto con la mantequilla que faltaba por restar de la receta, removiendo todo hasta que quede bien derretido y mezclado. Cuando hayamos obtenido esta textura que buscamos, y tras haber desmoldado la tarta de chocolate y nueces, echamos por encima este placentero glaseado. El toque final que os proponemos es espolvorear un poco de cacao en polvo por encima, para darle un extra más de chocolate con el que sorprender a tus comensales.

Aunque parezca una tarta bastante empalagosa, por la gran cantidad de chocolate que lleva, no es así, sino que es ligera, además de muy refrescante para una merienda o postre. Se tiene que mantener en frío en la nevera en todo momento, y no es conveniente dejarla más de tres días puesto que puede quedarse demasiado seca pasado ese tiempo. ¡Prepara el paladar y déjate llevar por esta explosión de chocolate y nueces!

Te puede interesar

Comentarios