Menú
Salchichas al vino
30 minutos | Baja

Salchichas al vino

Esta es una receta muy sencilla en la que tardaremos muy poco en realizarla y no causará un gran coste económico para nuestro bolsillo.

Receta archivada en: Alcohol, Carnes, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 600 gramos de salchichas
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 75 mililitros de agua
  • 300 mililitros de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajos
  • 5 cucharadas de aceite de Oliva Virgen Extra

Receta completa

Las mejores recetas sin duda son aquellas en las que por un lado no tenemos que invertir gran parte de nuestro tiempo ni dinero en ingredientes, y por otro, conseguimos platos con los que sorprender tanto a nuestros comensales diarios como a nuestros invitados más selectos. Por esta razón, hoy queremos daros una de esas recetas y vamos a cocinar todos juntos unas maravillosas y riquísimas salchichas al vino que se convertirán en el plato estrella de este otoño y del invierno que poco a poco se acerca.

Preparación de las salchichas al vino

Como en la mayoría de recetas en las que utilizamos ajos y cebollas, el primer paso de nuestra receta será pelarlos y cortarlos para posteriormente añadirlos a la sartén. La forma en la que cortemos nuestros ingredientes es totalmente libre. En el caso de la cebolla podemos optar por cortarla a la juliana o en dados en el caso de que nos guste más así. De la misma manera, el ajo también podremos cortarlo en láminas o en trozos pequeños.

El primer paso será pelar los ajos y cortar la cebollaEl primer paso será pelar los ajos y cortar la cebolla

Un vez que tengamos nuestros ajos y la cebolla cortada, pondremos a calentar una sartén con el aceite y mientras llega al punto perfecto para cocinar, pincharemos las salchichas con un tenedor para evitar que cuando las echemos en la sartén exploten.

Cuando veamos que el aceite ya está lo suficientemente caliente, echaremos las salchichas hasta dorarlas bien por todos los lados pero teniendo la precaución de que no se quemen. Una vez las tengamos echas, las apartaremos del fuego para que pierdan un poco del aceite que han cogido en la sartén y que no tiene cabida en el resto de la receta.

Mientras nuestras salchichas reposan, pondremos en la misma sartén donde las hemos cocinado, la cebolla y los ajos que hemos cortado anteriormente y los pocharemos. Si vemos que hace falta un poco más de aceite, rociaremos con un poco más. Además del ajo y la cebolla también añadiremos una pizca de sal para darle algo más de sabor y cuando lo hayamos pochado todo bien sólo tendremos que añadir las salchichas que hemos estado reservando.

Por último, se le añadirá el vino y se dejará cocer un ratoPor último, se le añadirá el vino y se dejará cocer un rato

El último paso de nuestra receta está compuesto por uno de los ingredientes más importantes de esta: el vino. Para ello, añadiremos el vino blanco sobre las salchichas y lo dejaremos cocer unos minutos hasta comprobar que este se ha evaporado un poco. Por otro lado, pondremos un vaso de agua fría con la harina de maíz y lo removeremos hasta que se haya mezclado bien y posteriormente se lo echaremos a las salchichas comprobando como la salsa empieza a espesar.

Ya hemos terminado nuestra receta y, aunque podemos servirlas solas, no estaría de más acompañarlas con unas buenas patatas panaderas y una hogaza de pan tierno para mojar en la salsa.

Te puede interesar

Comentarios