Menú
Pound cake
1 hora y 20 minutos | Baja

Pound cake

La receta tradicional de este bizcocho indicaba que para tener el resultado ideal se debía incorporar una libra de cada uno de sus ingredientes: harina, mantequilla, huevos y azúcar.

Receta archivada en: Bollería, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pon los 250 gramos de azúcar en un recipiente amplio junto a los 250 gramos de mantequilla y bate con unas varillas eléctricas hasta obtener una mezcla homogénea con algo de espuma.
  2. Incorpora una cucharada pequeña de esencia de vainilla y vuelve a batir, esta vez a media velocidad.
  3. Sin dejar de batir, incorpora los 4 huevos de uno en uno. No incorpores el siguiente hasta que el anterior se haya integrado por completo con el resto de la mezcla.
  4. Baja las varillas a velocidad baja e incorpora a la masa los 250 gramos de harina, también poco a poco, hasta que se haya incorporado perfectamente al resto de los ingredientes.
  5. Pon a calentar el horno a 190ºC y unta el molde en el que vayas a hacer el pound cake con un poco de mantequilla. Vierte la mezcla repartida de forma homogénea por toda la superficie.
  6. Mete el bizcocho en el horno durante 40 o 50 minutos. Antes de sacarlo, pincha su superficie con un palillo para comprobar que está hecho. Luego sácalo del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla de horno antes de desmoldarlo.

Receta completa

El pound cake es una especie de bizcocho que se prepara tanto en América como en Europa. Precisamente su nombre viene del inglés, ya que 'pound' se refiere a la libra de harina, huevos, mantequilla y azúcar que tradicionalmente lleva este postre. A pesar de que las cantidades pueden variar dependiendo del número de personas, la regla de oro de este dulce es que siempre se utilice la misma cantidad de los cuatro ingredientes básicos. Si quieres aprender a prepararlo en tu propia casa, aquí tienes esta sencilla receta con la que lograr un resultado para chuparse lo dedos.

Debes utilizar siempre la misma cantidad de todos los ingredientes básicosDebes utilizar siempre la misma cantidad de todos los ingredientes básicos

Elaboración

Para empezar a preparar este delicioso pound cake lo primero que habrá que hacer es blanquear el azúcar. Para ello, pon los 250 gramos de azúcar en un recipiente amplio junto a lo 250 gramos de mantequilla, que tendrás que haber sacado de la nevera unas horas antes para que ésta no esté tan dura y fría. Con unas varillas eléctricas bate ambos ingredientes a alta velocidad hasta que tengas una mezcla de color claro con algo de espuma. A continuación será el momento de echar una cucharada pequeña de esencia de vainilla -un paso que es completamente opcional- y de volver a batir, pero esta vez con las varillas puestas a una temperatura media.

El siguiente paso será incorporar los 4 huevos, de uno a uno y sin dejar de batir en ningún momento. No eches el siguiente huevo hasta que el anterior se haya ligado por completo con el resto de la masa. Cuando los hayas echado todos deberás tener una mezcla con bastante volumen gracias al aire que has ido incorporando al batir con las varillas. Vuelve a bajar un poco más la velocidad y empieza a incorporar los 250 gramos de harina, haciéndolo también poco a poco y batiendo constantemente para que ésta se integre. Por último, incorpora una pizca de sal y asegúrate de que la masa está perfectamente batida y sin ningún grumo.

Te quedará un postre para chuparse los dedosTe quedará un postre para chuparse los dedos

Ahora ya puedes untar el molde en el que vayas a hornear el pound cake -preferiblemente alargado- con un poco de mantequilla para que el bizcocho no se pegue ni se rompa a la hora de desmoldarlo. Vierte la masa en él de forma que quede repartido homogéneamente por toda la superficie y luego pon a calentar el horno a 190ºC. Cuando compruebes que ya ha adquirido la temperatura señalada será el momento de meter el bizcocho, que necesitará estar unos 40 o 50 minutos dentro del horno. Pasado ese tiempo, pincha la superficie del pound cake con un palillo o la punta de un cuchillo y si ésta sale completamente limpia es que el postre ya está hecho y se puede sacar del horno. Por el contrario, si sale con algo de masa tendrás que dejarlo dentro del horno durante unos minutos más. Cuando saques el bizcocho del horno deberás dejar que se enfríe por completo sobre una rejilla de horno antes de desmoldarlo.

Te puede interesar

Comentarios