Menú
Pops de pollo
30 minutos | Baja

Pops de pollo

Este plato es muy fácil de preparar, y lo mejor de todo es que suele encantar a los más pequeños de la casa.

Receta archivada en: Aves, Carnes, Sartén, Norteamericana, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta paso a paso

  1. Cortamos los solomillos de pollo en cuadraditos pequeños y les salpimentamos.
  2. En un plato hondo, batimos los huevos. En otro recipiente, ponemos los 300 gramos de panko. Mientras tanto, calentar en una sartén o freidora aceite de oliva virgen extra.
  3. Rebozar los cuadrados de pollo en huevo y después pasarlos por el panko. Cuando el aceite esté bien caliente, freír.
  4. Dejar escurrir los pops de pollo en un plato con papel de cocina. Posteriormente, presentar y acompañar con alguna salsa al gusto.

Receta completa

Los aperitivos cada vez están más de moda, sobre todo como base para esas comidas o cenas multitudinarias en las que reunimos a amigos o familiares, siendo siempre la mejor opción para dejar cosas hechas y disfrutar de la compañía sin preocuparte de la cocina. Es lo que viene siendo una reunión de picoteo en la que el vino y las risas no pueden faltar. La receta de las palomitas o pops de pollo es una de las opciones que puedes poner encima de la mesa, acompañada de alguna salsa, como la de mostaza y miel, barbacoa o simplemente una deliciosa mayonesa casera. Además, cada vez es más frecuente encontrarlas en los entrantes de las cartas de restaurantes de comida americana, pero los que vamos a preparar en casa estarán mucho más sabrosos y, a pesar del rebozado, son más saludables.

Elaboración

A la hora de preparar los pops o palomitas de pollo, lo primero que tenemos que hacer es comprar unos buenos solomillos. Es la parte más jugosa de esta típica ave que tantos platos protagoniza en nuestro recetario, aunque también la pechuga nos podría servir y es algo más económica. Una vez que los tenemos encima de la tabla de madera, procedemos a cortarlos en pequeños cuadraditos de un dedo aproximado de tamaño.

Puedes acompañar tus pops de pollo con alguna hierba aromáticaPuedes acompañar tus pops de pollo con alguna hierba aromática

Cuando los tenemos todos, les ponemos sal y pimienta negra molida, moviéndolos bien para mezclar todo.

En un plato hondo, cascar y batir los dos huevos. Por su parte, hacer lo propio con el panko en otro recipiente. Se trata de un pan rallado especial de origen japonés que se diferencia del normal que tú puedes elaborar en tu propia casa porque es más grueso, aportando al rebozado una textura más crujiente. Utilizar este tipo de pan es uno de los secretos para que tus pops de pollo se asemejen a los de cualquier restaurante. Primero tenemos que pasarlos por el huevo y después por el panko. Mientras tanto, calentar en una sartén un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, pudiéndolo hacer también en una freidora en caso de que tengamos.

Cuando el aceite esté bien caliente, procedemos a freír las palomitas de pollo. Además de conseguir que se doren por fuera, también tienen que estar bien cocinadas por dentro, ya que el pollo es una carne que no se puede servir medio cruda ni al punto. Bajar un poco el fuego puede ayudar a que no se te queme el rebozado sin que se haya cocinado el interior. Una vez que estén hechos, los vamos colocando encima de un plato que previamente hemos cubierto con papel de cocina. De este modo, evitamos que nuestros pops de pollo estén cubiertos de aceite y se reblandezcan. Una vez hayan pasado unos minutos encima del papel, los ponemos en otro plato para presentarlos a nuestros comensales. Si no tienes idea de cómo hacerlo, qué salsa ponerles o qué guarnición les puede ir bien, te damos unas cuantas ideas a continuación para rematar el plato a la perfección.

Como hemos dicho, es una receta muy típica para cenas con amigos a base de picoteo, por lo que la presentación es muy importante. La salsa con la que vamos a acompañarlos puede variar dependiendo del gusto de cada comensal, por lo que puedes disponer los pops de pollo en medio de un plato grande y alrededor colocar pequeños cuencos con cada una de ellas.

El rebozado es una de las clavesEl rebozado es una de las claves

Algunas propuestas que os proponemos es mostaza y miel, barbacoa o mayonesa. Suelen ser las opciones más recurrentes y que puedes preparar tú mismo en casa en el caso de que cuentes con más tiempo.

Por otra parte, también es apetecible desde un punto de vista visual colocar cada pop de pollo en una brocheta pequeña de madera. De este modo, te ahorras tener que colocar tenedores, puesto que directamente los pueden coger sin mancharse tampoco los dedos. Si quieres poner algún tipo de guarnición junto a las palomitas, las patatas fritas caseras parecen la opción más recurrente y que mejor concuerda con esta receta, aunque una buena ensalada también puede ser una alternativa interesante, sobre todo si tus comensales tienen mente fit y healthy y se asustan al ver el rebozado. Una vez que hemos decidido todo lo relacionado con la presentación, tus pops de pollo están listos para ponerlos encima de la mesa. ¡Buen provecho!

Te puede interesar

Comentarios