Menú
Pan de molde
60 minutos | Baja

Pan de molde

Su deliciosa miga tierna y esponjosa es perfecta para preparar sándwiches, hamburguesas y tostadas deliciosas. Eso sí, este pan necesita varias fases de reposo y levado durante su preparación.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Horno, Desayunos

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta paso a paso

  1. Prepara la masa poniendo en un recipiente amplio los 300 gramos de harina de fuerza, los 90 mililitros de agua, los 90 mililitros de leche entera, los 15 gramos de azúcar, los 6 gramos de levadura fresca de panadería y una pizca de sal.
  2. Prepara la mantequilla en pomada metiéndola durante unos segundo en el microondas para derretirla y luego unos minutos en la nevera para que espese hasta adquirir la textura adecuada.
  3. Incorpora la mantequilla al resto de los recipientes y remueve para integrarlos perfectamente hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Tapa la masa con un paño de cocina o un poco de papel film y deja que repose durante 15 minutos.
  5. Pon la masa en una superficie lisa y comienza a amasarla con las manos durante 10 minutos doblándola sobre sí misma al mismo tiempo que la vas rotando.
  6. Coloca la masa en un recipiente, cúbrela de nuevo y vuelve a dejar que repose durante 1 hora y 30 minutos.
  7. Vuelve a trabajar la masa presionándola con la palma de las manos para eliminar todo el aire de la fermentación. Cuando ya esté completamente plana, dobla los laterales hacia el interior y enrolla la masa sobre sí misma.
  8. Colócala en un molde rectangular previamente engrasado con un poco de aceite de oliva virgen extra y deja que repose tapado durante otras 2 horas en una zona cálida hasta que doble su volumen.
  9. Pon a calentar el horno a 250ºC con calor arriba y abajo. Mientras tanto, pinta la superficie del pan con un poco de leche.
  10. Cubre el pan con un poco de papel de aluminio, baja la temperatura a 220ºC y hornea colocando la bandeja en la parte inferior del horno durante 30 minutos. Cuando hayan pasado 20, retira el papel de plata.
  11. Cuando haya pasado el tiempo de horneado, apaga y deja la puerta un poco abierta pero sin sacar el pan. 10 minutos después ya podrás sacarlo y desmoldarlo. Deja que se enfríe antes de disfrutarlo.

Receta completa

Cada vez son más las personas que se animan a preparar su propio pan en casa. Ésta es una forma de asegurarse que el pan tan solo contenga los ingredientes que deseamos y, además, también es un plan perfecto para pasar un ratito entretenido. Y es que aunque pueda parecer que hacer pan casero es muy complicado, nada más lejos de la realidad. Con los pasos que te damos a continuación podrás cocer tu propio pan de molde con una miga esponjosa y firme, perfecto para preparar un sándwich, una hamburguesa o unos canapés. O, ¿quién no se alegrará de tener que madrugar si le esperan unas tostadas crujientes y calentitas hechas con su propio pan? Hacer pan casero tan solo tiene ventajas y seguro que dura nada y menos en casa. ¡Anímate y deja a todo el mundo maravillado con tu delicioso pan de molde casero!

Elaboración

Esta receta es sencilla de hacer, el único problema es que necesita varias fases de fermento que suponen varias pausas a lo largo de su ejecución. La primera parte consiste en hacer la masa y es que en esta receta no se necesita una masa madre inicial. Para ello pon en un recipiente amplio los 300 gramos de harina de fuerza, los 90 mililitros de agua, los 6 gramos de levadura fresca de panadería, los 90 mililitros de leche entera, los 15 gramos de azúcar y una pizca de sal. Incorpora también los 30 gramos de mantequilla en forma de pomada. Para ello, mete la mantequilla en el microondas durante unos segundos, luego remueve con un tenedor para que se termine de derretir. Por último, para conseguir la consistencia llamada 'en pomada', mete la mantequilla durante unos minutos hasta que adquiera una textura más espesa, pero sin llegar a volver a endurecerse. También puedes dejar que se enfríe a temperatura ambiente, pero tardará más tiempo en llegar a la textura idónea que si se metiera en la nevera.

Hay que añadir la mantequilla derretidaHay que añadir la mantequilla derretida

Amásala durante 10 minutos con las manos doblándola varias veces sobre sí misma y rotándola. Al principio te puede parecer que la masa es difícil de trabajar porque se pega, pero después de amasarla durante unos minutos ya comenzará a tener una textura cada vez más trabajable. En ningún caso es necesario que esparzas harina por la encimera, ya que el exceso de harina puede afectar negativamente al pan una vez horneado. Por último, pon la masa en el recipiente y vuelve a taparla. Este será el primer fermento, con una duración de 1 hora y 30 minutos. No te preocupes si luego la masa no ha crecido en volumen, ya que no debe hacerlo.

Hay que amasar con fuerza la masa durante unos minutosHay que amasar con fuerza la masa durante unos minutos

A continuación, pon la masa en un recipiente que se adapte a su forma ligeramente engrasado con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra. Tápalo y deja que fermente en un lugar cálido durante otras 2 horas hasta que el pan doble su volumen. Cuando queden aproximadamente 10 minutos para que el tiempo del segundo fermento termine, pon a calentar el horno a 250ºC con calor arriba y abajo. Mientras tanto, pinta la superficie de la masa con un poco de leche entera.

El pan tardará unos 30 minutos en hacerseEl pan tardará unos 30 minutos en hacerse

Pasados unos 10 minutos ya podrás sacarlo y desmoldarlo. En caso de que no esté completamente cocido por la parte interior puedes meterlo otros 10 minutos en el horno caliente tan solo por abajo. Luego deja que se enfríe por completo y ya podrás disfrutar con toda tu familia de tu delicioso y esponjoso pan de molde casero.

Te puede interesar

Comentarios