Menú
Pan bao
140 minutos | Baja

Pan bao

Este panecillo es uno de los productos de moda en la gastronomía internacional. Y es que al no tener corteza, su suavidad y esponjosidad es perfecta para hacer un bocadillo con cualquier tipo de relleno.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Vapor, Japonesa, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 140 gramos de harina de trigo
  • 40 mililitros de leche
  • 30 mililitros de agua
  • 5 gramos de levadura fresca de panaderia
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • Azúcar
  • Sal

Receta paso a paso

  1. En un recipiente grande junta todos los ingredientes secos (la harina de trigo, la levadura fresca desmenuzada, la levadura en polvo, la sal y el azúcar) y remueve.
  2. Agrega al bol los ingredientes líquidos (el aceite, el agua y la leche entera) y mezcla hasta que se forme una masa.
  3. Trabaja la masa con las manos durante unos minutos y luego déjala reposar a temperatura ambiente en un bol cubierto con un trapo durante 1 hora para que doble su volumen.
  4. En una encimera enharinada, vuelve a amasar la masa para quitarle el aire de su interior y divídela en 4 partes iguales.
  5. Haz una bola con cada cuarto y pon cada uno encima de un trozo de papel vegetal.
  6. Estira cada panecillo con un rodillo hasta obtener una forma ovalada de 1 centímetro de grosor. Dóblalos sobre sí mismos.
  7. Cubre los 4 panes con un paño y déjalos reposar a temperatura ambiente durante media hora.
  8. Para cocer el pan bao: pon agua a hervir en una olla y, cuando ésta llegue a punto de ebullición, coloca encima la vaporera de madera, el Lekué o la vaporera de la propia olla con los panes dentro doblados y sobre el papel vegetal.
  9. Deja que se cuezan tapados durante 10 minutos.
  10. Retira la vaporera de encima de la olla y déjala tapada durante 10 minutos.
  11. A la hora de servirlos puedes hacerlo con el pan templado o frío y relleno de los ingredientes que más te gusten.

Receta completa

Al igual que en la moda, en la cocina también hay tendencias que van y vienen. El último boom en el mundo de la gastronomía viene directamente del continente asiático y no, no se trata de sushi ni de pollo tandoori, sino de pan. Y es que últimamente está de moda el bocadillo taiwanés o mollete chino, popularmente conocido como pan bao o Gua Bao. La palabra 'bao' significa literalmente envolver y lo que hace especial a este panecillo es que no tiene corteza y que se cocinan al vapor en vaporeras de bambú en vez de en un horno. Las ventajas de que se cocine de esta manera son muchas, entre ellas que permite que el pan quede suave y tierno.

Prepara estos deliciosos panes con un toque oriental y déjate sorprender por su textura y saborPrepara estos deliciosos panes con un toque oriental y déjate sorprender por su textura y sabor

Además, al cocinar la masa al vapor se mantienen los nutrientes de sus ingredientes intactos y tampoco hay que utilizar aceite, lo que reduce bastante su aporte calórico. Preparar en casa este panecillo con un ligero toque dulzón es muy sencillo, pero hay que tener especial cuidado de cumplir correctamente los tiempos de las dos fermentaciones que necesita la masa. A la hora de rellenarlo podrás hacerlo con los ingredientes que más te gusten como si fuera un bocadillo tradicional, pero te aseguramos que una vez pruebes este delicioso y tierno pan bao no querrás comer ningún otro.

Elaboración

Para empezar a preparar la masa de los Gua Bao, lo primero que tendrás que hacer es juntar en un recipiente grande todos los ingredientes secos: los 140 gramos de harina de trigo, los 5 gramos de levadura fresca algo desmenuzada, 1/4 de cucharada de levadura en polvo o impulsor, 1 cucharada de azúcar y 1/4 de cucharada de sal. Mezcla un poco para que todos los ingredientes se junten y, a continuación, agrega la cucharada de aceite de girasol, los 30 mililitros de agua y los 40 mililitros de leche entera. Vuelve a remover para que los ingredientes líquidos se mezclen con los secos y verás como se va formando una masa suave. A continuación, trabaja la masa con las manos hasta que compruebes que ésta está flexible y no pegajosa. Haz una bola con ella y déjala reposar durante 1 hora a temperatura ambiente dentro del bol tapado con un paño de cocina limpio.

Cuando haya pasado el tiempo de reposo indicado, comprobarás que la masa ha doblado su volumen dentro del recipiente en la que la has dejado. Pon la masa sobre una encimera o superficie lisa previamente espolvoreada con a un poquito de harina por si ésta aún estuviera un poco pegajosa. Amásala con las manos para quitarle el aire que pudiera tener dentro y divídela en 4 partes iguales. Haz una bola con cada cuarto de masa, coloca cada uno encima de un trozo de papel de horno y comienza a estirar todas las porciones con la ayuda de un rodillo de cocina. Estira hasta obtener una masa de forma ovalada de aproximadamente 1 centímetro de grosor y dobla cada panecillo por la mitad como si se tratara de una empanadilla. Ahora llega el momento de hacer la segunda fermentación de la masa, para lo cual deberás cubrir los cuatro panecillos con un paño y dejarlos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Rellénalos con tus ingredientes favorito y mezcla saboresRellénalos con tus ingredientes favorito y mezcla sabores

Una vez la masa haya reposado, es el momento de cocer el pan. Si tienes una vaporera, coloca los 4 panes doblados con el papel de horno en los distintos pisos de la misma. Luego pon a calentar un poco de agua en una cazuela y, cuando hierva, coloca la vaporera de madera encima. Deja que los panes se cuezan durante aproximadamente durante 10 minutos. A continuación, quita la vaporera de encima de la olla con mucho cuidado para no quemarte y déjala cerrada durante otros 10 minutos. Una vez pasado ese tiempo, abre la tapa y ya tendrás tus panecillos listos. En caso de no tener vaporera de madera no te preocupes, ya que este pan bao se puede hacer igual con una vaporera de Lekué, con la propia vaporera de la olla o, incluso, en la propia varoma de la Thermomix. Independientemente de la opción que escojas utilizar, los tiempos de cocción serán los mismos que si utilizaras una vaporera de madera. A la hora de servirlos, podrás hacerlo con los panecillos templados o fríos. En cuando al relleno, este pan es tan suave y tierno que admite prácticamente cualquier relleno, ya sea dulce o salado. Con esta receta de pan bao ya tienes la clave para invitar a tus amigos o familia a una merienda en tu casa y sorprenderles con el bocadillo más 'fashion' del momento.

Te puede interesar

Comentarios