Menú
Pan de avena tradicional
90 minutos | Media

Pan de avena tradicional

El pan de avena aportará a nuestro cuerpo todos los nutrientes de la avena como por ejemplo el ser un gran aliado del sistema digestivo y mejorar nuestro tránsito.

Receta archivada en: Cereales, Horno, Desayunos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Poner a fuego fuerte una cacerola con unos 200 ml de agua. Cuando esté hirviendo añadimos los copos de avena, retiramos del fuego y removemos muy bien.
  2. Incorporar la mantequilla, la miel y la sal y remover muy bien hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos que se enfríe un poco.
  3. Deshacer la levadura fresca en 100 ml de agua.
  4. Añadir los 100 ml de agua con la levadura y el huevo. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
  5. Echar la harina y remover. Echamos la masa en un recipiente pintado con un poco de aceite de oliva o mantequilla y lo tapamos con film transparente. Dejamos la masa reposando en la nevera durante 2 horas.
  6. Forramos un molde apto para horno con papel vegetal.
  7. Sacar la masa de la nevera y la colocamos sobre una superficie lisa y enharinada. Hacemos un rollo con la masa y la introducimos en el molde.
  8. Tapamos la masa y la dejamos fermentar al menos 2 horas hasta que doble su tamaño.
  9. Precalentar el horno a 190º C.
  10. Destapar la masa, espolvorear con copos de avena y hornear durante 50 minutos.
  11. Sacar del horno y dejar enfriar sobre unas rejillas.
  12. Servir y disfrutar.

Receta completa

La avena, junto al trigo, es uno de los cereales más consumidos. Gracias a sus nutrientes es uno de los cereales más completos, tiene minerales como el hierro, el calcio, el manganeso, el potasio y el zinc. Además, es una gran fuente de energía y proteínas y contiene vitaminas del grupo B, BP, B2 y B3. Por eso, es uno de los cereales favoritos en el desayuno de mucha gente, en Gran Bretaña por ejemplo, son famosas las gachas de avena. En esta receta no vamos a aprender a hacer gachas de avena pero sí vamos a aprender a hacer pan de avena con el que podrás hacerte una deliciosas tostadas o bocadillos.

Conseguirás un pan casero lejos de ser un ultraprocesadoConseguirás un pan casero lejos de ser un ultraprocesado

El pan de avena contiene todos los nutrientes de la avena y aporta una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo. Es un gran aliado para nuestro sistema digestivo ya que tiene un alto contenido en fibra. Además, es una receta muy sencilla que te permite consumir pan casero en vez del pan ultraprocesado que venden en el mercado y que no es beneficioso para la salud.

Elaboración

Para comenzar a elaborar nuestro pan de avena vamos a calentar 200 ml de agua en una cacerola a fuego fuerte y cuando el agua comience a hervir, añadimos los copos de avena, retiramos la cacerola del fuego y removemos muy bien. A continuación, incorporamos la mantequilla junto con la miel y la sal, removemos con ayuda de unas varillas hasta que obtengamos una mezcla homogénea y dejamos que se enfríe un poco. Añadimos el resto del agua, es decir, 100 ml en los que vamos a deshacer la levadura fresca. Removemos muy bien y añadimos la harina y removemos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y consigamos una masa blanda.

Cuando tengamos la masa del pan de avena lista, pintamos un recipiente con un poco de aceite de oliva o mantequilla y colocamos la masa en el recipiente, lo tapamos un poco de film transparente y dejamos reposar en el frigorífico durante al menos dos horas. Mientras la masa se va enfriando en la nevera, podemos ir preparando el molde en el que vamos a hornear el pan, preferiblemente que sea rectangular. Para ello, forramos el molde por dentro con papel vegetal para evitar que el pan se queme y se pegue en el molde. Cuando la masa haya estado, al menos, dos horas en el frigorífico, la sacamos y la volcamos sobre una superficie lisa, limpia y enharinada donde amasamos un poco con ayuda de la manos y hacemos un rollo con la masa dándole la forma del molde. Metemos la masa en el molde y la volvemos a tapa con film transparente y la dejamos reposar a temperatura ambiente para que fermente y doble su tamaño.

Es una gran fuente de energía y vitaminasEs una gran fuente de energía y vitaminas

A continuación, precalentamos el horno a 190º C y cuando la masa haya doblado su tamaño, la destapamos, le añadimos unos pocos copos de avena por encima y la metemos en el horno. Horneamos el pan de avena durante 50 minutos aproximadamente. Cuando haya transcurrido el tiempo, sacamos el pan del horno, lo desmoldamos con cuidado y lo golpeamos con los nudillos por la parte inferior y si vemos que no suena hueco y notas que la corteza está muy blanda, es necesario hornearlo durante 10 o 15 minutos más. Cuando el pan de avena esté listo, lo sacamos del horno y dejamos que se enfríe encima de una rejilla, lo desmoldamos y lo servimos cortado en rebanadas.

Te puede interesar

Comentarios