Menú
Focaccia de aceitunas
120 minutos | Media

Focaccia de aceitunas

Descubre como hacer tu propia focaccia de aceitunas casera y lleva el sabor de la cocina italiana a casa.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Pizzas, Italiana, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más personas

  • 350 gramos de harina de fuerza
  • 200 mililitros de agua tibia
  • 20 gramos de levadura fresca prensada
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 15 gramos de aceite de oliva
  • 50 gramos de aceitunas negra
  • Romero ramita
  • Sal gruesa

Receta paso a paso

1 Calientar agua y echar en ella la levadura

2 Añade la harina, la sal y el azúcar a la mezcla de la levadura y mézclalo

3 Echa el aceite de oliva y amasalo hasta que quede liso y compacto

4 Deja la masa en un bol reposar durante 1 hora

5 Estira la masa con un rodillo y dale forma triangular

6 Colócala en una bandeja de horno y píntala con aceite de oliva

7 Haz agujeros y mete las aceitunas en ellos. Después añade la sal gorda

8 Calienta el horno a 340º y mete la focaccia durante 10-15 minutos

Receta completa

La focaccia es un tipo de pan que está cubierto de hierbas y otros productos, en este caso, de aceitunas. Es un plato de la cocina tradicional italiana, muy relacionado con la pizza. La focaccia es un alimento exportado a todo el mundo que se consume en diferentes países, adaptada a su propia gastronomía como en Argentina, España, Venezuela o Perú.

Este plato es muy fácild de hacer y se parece a la pizzaEste plato es muy fácild de hacer y se parece a la pizza

Se trata de una masa parecida a la de la pizza, y, en la original de Italia, se aliña con aceite de oliva y sal gruesa, y aromatizándola con especias como el romero. Lo más característico de la focaccia, y que la hace diferente a la pizza, es que nunca lleva tomate antes de ser horneada.

Elaboración

Primero hay que calentar el agua a unos 37º aproximadamente y, después, verterla en un bol y mezclar la levadura en ella. A continuación, añade la harina, sal y azúcar y mezcla con una cuchara. Cuando esté todo uniforme, agrega el aceite de oliva. Cuando esté toda la masa compacta, hay que amasarla sobre una mesa bien limpia hasta que sea una masa muy elástica y lisa. Después de esto, se pone en un bol enharinado (para que no se pegue) y se tapa con un paño limpio durante una hora, hasta que gane el doble de volúmen.

Cuando haya aumentado, saca la masa y estírala con un rodillo para darle forma, procurando que sea lo más rectangular posible y se coloca en una bandeja de horno con papel. Pinta con aceite de oliva la parte superior de la focaccia y dejala reposar durante media hora.

Usa ingredientes frecosUsa ingredientes frescos

A continuación, precalienta el horno a 240º y, mientras tanto, haz huecos en la masa de forma aleatoria e incluye dentro de ellos las aceitunas negras. Después, echa sal gruesa por encima y métela al horno durante 10-15 minutos. Para finalizar, sácala cuando esté dorada y déjala enfriar.

Consejos de preparación

- Hay multitud de formas de hacer focaccia. Utiliza tu imaginación y echale desde cebolla, queso de cabra, tomate seco o salsas como alguna picante.

Te puede interesar

Comentarios