Menú
Chips de verduras
30 min. | Baja

Chips de verduras

Este plato es muy fácil de preparar, y aunque sea un poco grasiento, no olvides que estás comiendo verduras.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lavar la verdura muy bien antes de cortarla. Para ello, colocarlas debajo del grifo para que la presión arrastre todos los restos de tierra e impurezas que la verdura contenga todavía. Secar con un paño.
  2. Pelar la verdura si fuera necesario, como en el caso de las patatas, o dejar solo lavadas según el gusto como puede ser con las zanahorias.
  3. Colocar en una bandeja de horno papel sulfurizado, llamado normalmente papel de horno o sencillamente papel vegetal, cubriendo la base.
  4. Cortar las verduras en rodajas muy finas (unos 2 milímetros de ancho más o menos) con un cortador en láminas tipo mandolina o un pelador. En el caso que no se tenga, utilizar un cuchillo adecuado y bien afilado.
  5. Poner a precalentar el horno a 200ºC.
  6. Rociar la verdura con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, sazonar con la pimienta negra, la sal y la nuez moscada al gusto.
  7. Colocar las láminas de verdura en la bandeja del horno más amplia posible. Las láminas tienen que estar dispuestas lo más separadas que se pueda unas de otra.
  8. Introducir la bandeja con los chips en el horno. El tiempo de horneado será de unos 15 o 20 minutos como mucho. Vigilar el horneado ya que al ser laminas muy finas se pueden quemar muy rápidamente.
  9. Retirar la bandeja del horno cuando la verdura esté bien deshidratada y crujiente. Dejar templar y agregar un poco más de sal y pimienta. Los chips de verduras están listos para ser consumidos.

Receta completa

Comer chip es una de las cosas que más agradan a la gente, tanto a niños como a mayores pero generalmente suelen ser poco saludables y engordan. La receta de chips de verduras es una delicia y te da una doble satisfacción, ya que por una parte te da el gusto de comer algo que se puede considerar como un snack, perfecto para picar cuando por ejemplo se ve una película, y por otra, al ser una verdura, es una alternativa muy buena y saludable con la cual nos estamos cuidando la salud. Es ideal en todos los sentidos y para todos los estilos de vida, incluso para los veganos y la gente que desea o tiene que estar a dieta. Desde Bekia Cocina os ofrecemos esta sabrosa y sencilla receta que hará las delicias de grandes y pequeños.

Elaboración

El primer paso para realizar los chips de verduras es muy importante. El lavado y pelado de las verduras tiene que ser minucioso. Si no se desea pelar la verdura, como por ejemplo las zanahorias o las chirivías, un tipo de hortaliza emparentada con las zanahorias aunque con un color más pálido y un sabor diferente, es mejor colocarlas al chorro de agua del grifo y frotarlas bien para eliminar los restos de suciedad. Terminado esto podemos preparar la bandeja del horno para ir más rápido después, para lo cual solamente hay que poner el papel vegetal en su base para luego colocar las láminas de la verdura encima. Es mejor que la bandeja sea lo más grande que se pueda para distribuir los chips bien separados.

Puedes elegir las verduras que más te gustenPuedes elegir las verduras que más te gusten

A continuación cortamos todas las verduras en láminas, lo más finas posibles, una anchura ideal sería 2 milímetros cada una, aunque esto es orientativo. Este tamaño nos permite ahorrar tiempo de horneado y que queden mucho más crujientes y sabrosas. Colocamos las láminas en un bol. Este momento es el mejor para empezar a precalentar el horno a 200 grados. Hay que tener en cuenta que cada horno es diferente y que hay que ajustar los grados y el tiempo al horno que tengamos.

En este momento rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra las láminas de verdura, sazonándolas también con la pimienta negra, la sal y la nuez moscada todo esto al gusto del consumidor. Removemos bien para que todos los chips se impregnen y estén todos equilibrados de la pimienta, la sal y la nuez moscada. En este paso colocamos las láminas sobre la bandeja, cubierta con el papel. Vamos poniendo las láminas de verdura lo más separadas posibles unas de otras para que queden sueltas y no se peguen y acaben apiñadas. Este paso es importante para poder disfrutar de unos chips crujientes y ricos ya que si se pegan unas con otras se quedarán blandas y puede ser que, incluso, pastosas.

Puedes acompañar estos chips con una salsaPuedes acompañar estos chips con una salsa

Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 200ºC. El tiempo puede variar según el horno que usemos, pero suelen estar en 15 o 20 minutos. Iremos vigilando ya que si los grosores de las láminas, como se ha dicho anteriormente, son distintos unas se hornearán antes que otras. Podemos ir sacando las que ya estén tostadas y crujientes. Cuando observemos que las verduras están bien deshidratadas y crujientes las retiramos del horno y las colocamos un bol. Dejamos que se templen y en este momento podemos agregar, si lo deseamos, más sal y pimienta.

Consejos de preparación

  • Una de las claves de esta receta, y que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar con su elaboración, es hacerse con un cortador en láminas de tipo mandolina. Con él se pueden conseguir láminas muy finas y son bastante fáciles de encontrar además de económicos, pudiendo ser de plástico o metal. No obstante, si no se tiene a mano un cortador, con un pelador también trabajaremos bien y hará bastante finas las láminas de la verdura. También se puede utilizar un cuchillo, pero se corre el riesgo de que las láminas queden de diferente grosor unas respecto a otras. Si no se es muy preciso al cortarlas unas quedaran más gruesas y otras más finas, además, por este motivo tendríamos que estar mucho más atentos al horneado y controlarlas e ir sacando las que ya estén hechas que serán las más finas para que no se quemen, lo cual provocaría que perdiéramos más tiempo.
  • Por otra parte, si sobran chips de verdura se pueden guardar en un bol cubriéndole con un papel film y en un lugar seco. Además, las verduras y hortalizas utilizadas en esta receta son orientativas, se pueden usar las que más gusten o incluso experimentar con fruta, como por ejemplo el plátano o el kiwi. También se pueden utilizar otras especias además de pimienta o nuez moscada.
Te puede interesar

Comentarios