Menú
Bizcocho marmolado
1 hora y cuarto | Baja

Bizcocho marmolado

El bizcocho marmolado es un plato de repostería ideal para los desayunos y meriendas en casa, además a los más pequeños de las casa les encanta.

Receta archivada en: Bollería, Chocolate, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Es prácticamente obligatorio para todas aquellas personas que sean verdaderas amantes de las meriendas dulces conocer el bizcocho marmolado, es un plato ideal para compartir, además se puede guardar una vez preparado y aguanta varios días por lo que también es ideal como desayuno.

Relmente, su origen es desconocido, si bien es cierto que existen crónicas inglesas del siglo XIX que ya hablan de este tipo de bizcocho. En las versiones más antiguas cuentan cómo se utilizaban diferentes especias de la zona para darle un sabor más original al plato. El bizcocho marmolado tiene una composición muy simple: Masa para bizcocho normal, que en algunas partes se mezcla con chocolate para aportar un sabor mas dulce y especial. Fácil y resultón, ¿qué más se puede pedir?

Aunque su origen es dosconocido, se cree que este bizcocho pudo nacer en InglaterraAunque su origen es dosconocido, se cree que este bizcocho pudo nacer en Inglaterra

Elaboración

En primer lugar es necesario depositar en un recipiente la mantequilla ya ablandada junto con el azúcar y batir -preferiblemente con una máquina batidora- durante varios minutos hasta que la masa vaya adquiriendo un color balquecino y a su vez aumente de tamaño. Es muy importatnte en este punto que la mantequilla no termine de derretirse del todo. En caso de ser así, mete el bol en la nevera y espera a que se enfríe ligeramente antes de continuar con el proceso de batido.

Una vez conseguida la masa, hay que ir añadiendo los huevos, siempre de uno en uno y en ningún caso hay que dejar de batir. Continuar batiendo hasta que se integran todos los elementos, logrando una masa homgénea. A continuación, hay que añadir la leche junto con el extracto de vainilla, todo ello claro está, sin dejar de batir.

Se pueden emplear unas hojas de menta como toque decrativo en la presentaciónSe pueden emplear unas hojas de menta como toque decrativo en la presentación

Por otro lado, hay que pasar por un tamiz la harina, la levadura y la sal, todo a la vez. Una vez conseguido, hay que añadir estos tres elementos a la masa original y con la ayuda de una espátula mover bien todo el conjunto. Llega el momento de separar dos terceras partes de la masa y colocarlas en un molde de bizcocho, la parte que queda hay que mezclarla con el cacao en polvo. Acto seguido, mezcla la parte de cacao con las otras dos partes que estaban en el molde y mientras tanto pon a calentar el horno a unos 200ºC. Es importante mezclar bien la parte de cacao con la mitad restante para que el sabor sea el óptimo. Por último, hornea el bizcocho durante 40 minutos a una temperatura de 180ºC, deja enfriar a temperatura ambiente y ... ¡Todo listo para merendar!

Te puede interesar

Comentarios