Menú
Ajoblanco
20 min | Baja

Ajoblanco

El ajoblanco es una popular receta de la cocina tradicional andaluza que consiste en una sopa a base de ajo, agua, aceite y sal. Aprende a preparar este plato ideal para verano paso a paso y de manera muy sencilla.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Cocina rápida, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

  • 200 gramos de almendras cruda
  • 2 ajos dientes
  • 150 gramos de pan miga
  • 1 litro de agua fresca
  • 150 mililitros de leche almendras
  • 100 mililitros de aceite oliva virgen extra
  • 30 mililitros de vinagre de Jerez
  • 1 pizca de sal

Receta completa

El ajoblanco es una receta tradicional andaluza, sin embargo si uno se remonta atrás en el tiempo se encuentra que los antiguos griegos unos cuantos milenios atrás ya disfrutaban de esta sencilla sopa. Lo que nadie pone en duda es que se trata de un plato con orígenes realmente humildes.

Si bien es cierto que se trata de una receta tradicional, en cada casa cada uno tiene sus trucos, por eso en este post se proporcionará la receta básica del aojblanco. Como acompañante o añadido, es recomendable utilizar uvas de moscatel pero otras opciones realmente válidas son: la manzana, el melón o alguna otra fruta al gusto.

Elaboración

Primeramente hay que poner el pan a remojo, (en el caso de que se trate de pan duro de varios días) preferiblemente se depositará en un cuenco de agua fría, ya que esto ayudará a que se reblandezca. Una vez la miga se haya vuelvo moldeable hay que retiralo y resevarlo.

Es recomendable no añadir más de un ajo por persona para no sobrecargar la sopa de saborEs recomendable no añadir más de un ajo por persona para no sobrecargar la sopa de sabor

Una vez la miga esté lista, hay que comenzar con las almendras. Pon un cazo a hervir con agua y cuando esté preparado coloca las almendras. Acto seguido hay que escaldar las almendras, es decir, vertir un par de vasos de agua hirviendo sobre ellas, dejar que se enfríen y acontinuación retirar la piel.

Una de las maneras más clasicas de preparar el ajoblanco es utilizar un mortero para hacer la mezcla con el ajo, sin embargo, si no se dispone de él, es recomendable utilizar un vaso batidor con el que se logrará un resultado realmente similar.

La cantidad máxima recomendada por persona es de un ajo, no obstante si se prefiere más suave hay que retirar una pequeña parte del mismo antes de colocarlo en el mortero. Este punto de la receta es bastante dependiente de los gustos de cada persona, así que es recomendable quedarse corto con el ajo antes de pasarse, ya que su sabor en exceso puede resultar repetitivo.

En el caso de que no guste la leche de almendras, añadiendo agua fría se consigue un resultado prácticamente igualEn el caso de que no guste la leche de almendras, añadiendo agua fría se consigue un resultado prácticamente igual

Acto seguido hay que añadir el pan que previamente ha sido ablandado hasta ir formando una pasta uniforme y poco a poco hay que ir añadiendo el aceite para ir homogeneizando la mezcla. Después es necesario añadir el vinagre y finalmente el agua bien fresca.

Por último, añade un chorro de leche de almendras ya que el sabor que aporta a la sopa le aoprta gran personalidad al plato. En el caso de que no guste el toque de leche de almendras la receta tradicoinal se hace añadiendo más agua fría.

Te puede interesar

Comentarios