Menú
Sopa de tomate casera
40 min | Baja

Sopa de tomate casera

Si hay una sopa que está rica por excelencia, esa es la sopa de tomate casera, ¡no dejes de probarla!

Receta archivada en: Sopas y cremas, Verduras y hortalizas, Directo al plato, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Receta paso a paso

1. Picar la cebolla y el ajo en trozos pequeños.
2.En una olla echa un chorro de aceite generoso y pon a rogar la cebolla y el ajo a fuego lento.
3. Limpia los tomates.
4. En otra olla grande echa el agua y pon a hervir el agua, a la que se incorporan los tomates durante un minuto para escaldarlos.
5. Dejar que los tomates se enfríen antes de retirar la piel.
6. En la olla en que se están cocinando la cebolla y el ajo se echa el azúcar, para contrarrestar el amargor de las hortalizas.
7.Picar el tomate e incorporarlo a la olla donde están las otras hortalizas y mezclar.
8. Incorporar el agua, que ha de cubrir las hortalizas, y el laurel y cocinar durante 20 minutos a fuego medio.
9.Dejar enfriar unos minutos y batir con una batidora hasta que alcance la textura de sopa.
10. Salpimentar y servir.
Si hay una sopa que está rica por excelencia, esa es la sopa de tomate caseraSi hay una sopa que está rica por excelencia, esa es la sopa de tomate casera

Receta completa

Los tomates son un alimento que solemos utilizar en ensalada o en salsas, pero son muchas más las posibilidades que ofrece y que no siempre le sacamos todo el jugo posible. Una sopa de tomate es un plato fácil de hacer, que puede durar varios días en la nevera así que se puede preparar con antelación y que, además, suele gustar a casi toda la familia. Por eso os animamos a prepararla, es muy socorrida.
Sólo se precisan alimentos básicos que todos tenemos en casa y es muy fácil de elaborar. A la hora de preparar la sopa de tomate es importante la hortaliza principal, que si está madura resulta más sabrosa que si no lo están. Además, es una forma de aprovechar esos tomates que se nos han quedado varios días en la nevera y no son muy apetecibles para incorporar a las ensaladas.
A la hora de cortar tanto los tomates como la cebolla y el ajo  no hace falta que los trozos sean perfectos, puesto que acabarán pasando por la batidora. Lo que es importante es rehogar bien las hortalizas en un primer momento, porque ese sabor es un plus en la sopa. También es importante escaldar los tomates, porque nos facilita pelarlos y que la textura final sea más suave.
La sopa de tomate se suele acabar con batidora, para evitar grumos, pero al haberse cocinado los alimentos durante tanto tiempo ya presentan una textura muy parecida a la deseada. Por ello puedes sustituir la batidora por un chino, para que tenga un acabado algo diferente.
La sopa de tomate es un plato que se suele tomar calienteLa sopa de tomate es un plato que se suele tomar caliente

Consejos de preparación

La sopa de tomate no tiene una receta estricta ni ha de seguirse a pie juntillas, sino que ofrece diversas posibilidades y variables. Así, por ejemplo, es una forma excelente de comer más hortalizas. Se puede añadir pimiento rojo o zanahoria, especialmente si sobran por la nevera.

A la hora de servir se puede presentar tal cual la hemos descrito y se trata de un plato bajo en calorías perfecto para quienes tratan de cuidar la figura. Pero también se pueden añadir unos pequeños picatostes o un poco de queso cheddar rallado, que al fundirse con la sopa le dará un sabor especial. Hay a quien le gusta echar un chorrito de nata líquida a la hora de oresentar en la mesa.

La sopa de tomate es un plato que se suele tomar caliente y es una propuesta muy atractiva para las noches de invierno. Pero también puede tomarse en frío y resulta muy refrescante y ligera para los días de verano.

Te puede interesar

Comentarios