Menú
Navajas a la plancha
15 minutos | Baja

Navajas a la plancha

Deja de lado el marisco más típico atrévete a sorprender a tu familia con unas ricas navajas a la plancha con salsa de perejil y ajo. Aprende a prepararlas con esta rápida receta.

Receta archivada en: Mariscos, Pescados, Sartén, Navidad, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Antes de empezar a preparar la receta deberás dejar las navajas en agua con sal durante un par de horas para que suelten la arena que tienen dentro de la concha.
  2. Pela y trocea el ajo en láminas, pica las hojas de perejil y pon todo junto en el vaso de la batidora.
  3. Añade un chorrito de aceite de oliva y bate todo hasta conseguir una salsa líquida.
  4. Calienta una sartén con un poco de aceite y sal gorda.
  5. Lava una a una las navajas y escúrrelas perfectamente.
  6. Ponlas en la sartén marcándolas 1 minuto por cada lado.
  7. Colócalas en una fuente, sazónalas al gusto con sal y echa por encima la salsa de perejil y ajo.
  8. Sírvelas recién hechas.

Receta completa

Con la llegada de las Navidades ya es el momento de empezar a pensar en cuál será el menú que sirvamos a nuestros invitados cuando la reunión familiar tenga lugar en nuestra casa. Durante las fiestas, las mesas españolas se llenan de suculentos y deliciosos platos de cocidos y todo tipo de carnes y pescados que nos hacen la boca agua. Sin embargo, hay un producto que es el protagonista estrella de muchas de estas reuniones: el marisco. A pesar de que su precio sube mucho durante esta temporada, en Navidad no podemos resistirnos a tirar la casa por la ventana y darnos un verdadero capricho en forma de nécoras, percebes, langostinos, ostras o almejas.

Fácil y rápido de hacer con un resultado excelenteFácil y rápido de hacer con un resultado excelente

Por su puesto, tampoco podemos olvidarnos de las navajas, un tipo de molusco bivalvo de forma alargada y jugosa carne. El longueirón, nombre con el que también se conoce a la navaja en las costas gallegas, habita en los fondos marinos en agujeros que él mismo escarba en la arena. Su concha alargada también es muy frágil, por lo que a la hora de cocinarlas hay que tener mucho cuidado para que no se rompa. Las navajas se alimentan de plancton y su carne es muy apreciada, tanto para consumir fresca como en conserva. A continuación, te enseñamos cómo preparar unas deliciosas navajas a la plancha acompañadas de una salsa de ajo y perejil con las que podrás sorprender a tus familiares y amigos durante estos días.

A la hora de comprar las navajas en la pescadería tendrás que asegurarte de que éstas están todavía vivas y mejor si vienen de las costas gallegas. Nada más llegar a casa, mételas en agua con sal para evitar que se deshidraten y que poco a poco vayan perdiendo la arena que llevan dentro. Y es que no hay nada más desagradable que notar los pequeños granos crujientes cuando estás comiendo un manjar como son las navajas. Llena un vaso o recipiente alto y estrecho con agua y, aproximadamente, unos 35 gramos de sal por litro. Luego mete el puñado de navajas colocándolas verticalmente como si estuvieran de pie. Déjalas en remojo durante un par de horas, acordándote de cambiarles el agua cuando haya pasado 1 hora.

Cuando ya lleven el tiempo indicado dentro del agua y veas que en el fondo del recipiente ha quedado la arena que las navajas poco a poco han ido soltando, es el momento de empezar a preparar la salsa con la que las servirás. Se trata de una salsa muy suave que apenas le aporta un toque de sabor, de esta forma no tapará el exquisito sabor de la carne de las navajas que ya de por sí es un verdadero manjar. Pela y lamina los 2 dientes de ajo, luego pica el perejil fresco y ponlo junto a los ajos en el vaso de la batidora. Añade un chorrito de aceite de oliva y el zumo del medio limón y tritura todo. Si te gusta que tengan un toque de picante también puedes añadir media guindilla muy picada a la salsa. Resérvala para echarla por encima de las navajas justo antes de servírselas a tus invitados.

Elaboración

Disfruta de este delicioso plato estas fiestasDisfruta de este delicioso plato estas fiestas

En cuanto a pasar las navajas por la plancha, este paso tendrás que hacerlo justo unos minutos antes de servirlas. Y es que deberás que ponerlas en la mesa inmediatamente después de haberlas sacado de la sartén para que no se enfríen y la carne se ponga dura y chiclosa. En una sartén al fuego pon un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal gorda y mientras se calienta lava las navajas una a una para quitar toda la arena que aún puedan tener y sécalas perfectamente para que no hagan saltar el aceite cuando las metas en la sartén. Cuando compruebes que el aceite ya está a la temperatura adecuada, pon las navajas en la sartén y deja que se hagan durante 1 minuto por cada lado. Ten cuidado de no despistarte y dejarlas más tiempo de lo debido, ya que las navajas se hacen muy rápido. Cuando las tengas listas, ponlas en una fuente y échales un poco más de sal gorda. Por último, añade la salsa por encima y ya podrás servírselas a tus invitados.

Cuando se hacen navajas a la plancha hay que saber que se suele producir bastante humo y un olor muy intenso, por lo que hay gente que prefiere cambiar la sartén por el horno y así evitarse esos problemas. Si prefieres esta opción, entonces tendrás que poner las navajas ya lavas y escurridas en la bandeja del horno y echarles por encima un chorrito de aceite y un poco de sal gorda. Déjalas en el horno previamente calentado a 200°C durante 3 o 4 minutos. Puedes aprovechar el tiempo que están dentro cocinándose para prepara la salsa de perejil y ajo, que tendrás que echársela por encima justo cuando saques las navajas del horno y las lleves a la mesa. Da igual que las hagas a la plancha o al horno, las navajas mantendrán en ambos casos su delicioso sabor y seguro que tus amigos o familiares te felicitan por lo ricas que están.

Te puede interesar

Comentarios