Menú
Greixonera
90 minutos | Media

Greixonera

Aprende a preparar este delicioso postre que es muy común en las islas Baleares, ¡no te pierdas la receta!

Receta archivada en: Bollería, Tartas, Horno, Española, Postres

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta completa

La greixonera es un postre típico balear, concretamente de la isla de Ibiza y se elabora con las ensaimadas que sobraron el día anterior. Destaca por ser muy sencillo de hacer y muy grueso y robusto. Es muy normal hacerlo en las celebraciones, encuentros familiares y también está en la carta de la mayoría de restaurantes ibicencos. Es parecido a lo que se conoce como un pudding, pero con sabor a canela y repleto de azúcar tostada.

Este postre es típico de la isla de Ibiza, Mallorca, de las islas BalearesEste postre es típico de la isla de Ibiza, Mallorca, de las islas BalearesO

Es muy fácil de realizar en casa y, además, muy asequible para el bolsillo cuando hay muchos eventos seguidos o no hay tiempo para realizar un dulce para algún encuentro, ya que suele estar listo en, aproximadamente, una hora.

Elaboración

Lo primero que hay que hacer es el caramelo, que será la base de la greixonera y, para ello, tenemos que fundir el azúcar en una sartén hasta conseguir un líquido espeso. Después hay que ponerlo en una cazuela de barro (si es posible) y se deja que enfríe y endurezca. Se reserva en la nevera mientras se prepara la masa con el resto de ingredientes.

Después llega el momento de realizar el bizcocho en sí, lo que será la greixonera propiamente dicha. Comenzaremos hirviendo la leche y le pondremos también la corteza de limón y la rama de canela, así irá cogiendo el sabor. Lo siguiente será trocear todas las ensaimadas para seguidamente añadir los huevos junto con el azúcar y la canela en polvo. Se mezcla todo muy bien y le añadimos la leche que hemos hervido previamente con el sabor a limón y canela. Seguimos mezclando.

Este postre lleva canela y carameloEste postre lleva canela y caramel

Ahora ya podemos sacar la cazuela con el caramelo que teníamos guardado, lo untamos con la mantequilla o el aceite (depende de lo que se haya elegido finalmente) y lo metemos en el horno, pero ojo, no hay que precalentarlo antes, tiene que estar frío cuando introduzcamos el bizcocho. Ahora se hornea todo durante 45 minutos a 160º, pero cuando hayan pasado los primero 30 hay que controlar muy bien los grados de cocción e ir pinchándola con un cuchillo o palito especial de postres, ya que dependiendo del electrodoméstico, puede terminar de hacerse mucho antes, estará listo cuando éste salga totalmente limpio.

Te puede interesar

Comentarios