Menú
Pizza 4 quesos
2 horas y 40 minutos | Baja

Pizza 4 quesos

La pizza 4 quesos es una pizza ideal para los amantes del queso. Descubre cómo hacerla con estos sencillos pasos.

Receta archivada en: Pizzas, Quesos, Microondas, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 500 gramos de harina de trigo duro0 o panadera
  • 16 gramos de levadura de cerveza
  • 1 vaso de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de sal
  • 50 gramos de queso Fontina
  • 50 gramos de queso Mozzarela
  • 50 gramos de queso Parmigiano Reggiano
  • 50 gramos de queso Gorgonzola
  • Pimienta

Receta completa

La pizza es uno de los platos más tradicionales de la gastronomía italiana, y en esta versión dedican el plato a uno de los ingredientes más queridos por los italianos: el queso.

Para los italianos, cada queso tiene una función determinada en su gastronomía, por tanto, en una pizza tradicional a los cuatro quesos, no vale cualquier queso entre sus ingredientes. De hecho, los cuatro quesos utilizados en esta receta tradicional tienen la certificación de Denominación de origen protegida (DOP) y cada uno proviene de una región italiana diferente, por lo que se puede considerar que esta pizza representa a Italia de norte a sur. 
El queso fontina proviene del Valle de Aosta y se remonta al siglo XV, es un queso tierno muy apreciado y el preferido para utilizar en las fondues, de donde proviene su nombre.

 Los cuatro quesos utilizados en esta receta tradicional tienen la certificación de Denominación de origen protegida  Los cuatro quesos utilizados en esta receta tradicional tienen la certificación de Denominación de origen protegida 

El queso gorgonzola es un queso cremoso que puede ser dulce o picante, está documentada su existencia con el aspecto enmohecido que tiene en la actualidad desde el siglo XI, es originario de la ciudad Milán, y por extensión pertenece a la región de Lombardía, aunque también es habitual su fabricación en la vecina Piamonte.
Como su nombre indica, el queso parmigiano, o parmesano, procede de la ciudad italiana de Parma en la región de Emilia-Romana, también en el norte italiano, y se conoce su existencia desde el siglo XIII gracias a los escritos, por ejemplo, de Boccaccio.
La representación del sur italiano corre a cargo del queso mozzarella, procedente de la región de Campania, concretamente de las ciudades de Caserta y Salerno, aunque también se produce en la capital de la región, Nápoles. La mozzarella tiene documentada su existencia desde el siglo XII, en concreto en la Historia Natural de Plinio el Viejo, donde habla de que era habitual comer "pan con mozza", especialmente para dar de comer a los peregrinos.
Un aspecto que llama la atención de la pizza a los cuatro quesos es que no se cubre la base con tomate como otras pizzas, ni se utilizan más especias que la pimienta. Y es que, como bien se dice, en la sencillez está el gusto y esta pizza a los cuatro quesos es un buen ejemplo de ello.

Preparación de la receta

Introduce los ingredientes destinados a la masa en un bol grande, y mézclalos. Puedes tamizar la harina para que quede más suelta y se hagan menos grumos, pero no es un paso obligatorio. Cuando se mezclen en una pasta homogénea, trabájala en una superficie plana espolvoreada con un poco de harina hasta que quede sin grumos y no te queden restos en las manos al tocarla ni a la superficie.
Cuando la masa esté en el punto adecuado de homogeneidad, haz una bola con ella e introdúcela en el bol. Cubre el recipiente con un paño para que repose durante una o dos horas para que se produzca la fermentación de la masa.

Corta la fontina, la mozzarella y el gorgonzola en trozos pequeños y distribúyelos por tu pizzaCorta la fontina, la mozzarella y el gorgonzola en trozos pequeños y distribúyelos por tu pizza

Una vez fermentada se vuelve a amasar un poco y se extiende con la forma deseada (circular, rectangular, cuadrada...), puedes ayudarte con un rodillo de cocina para ahorrar tiempo y esfuerzo.
En este punto, es momento de distribuir los ingredientes de tu pizza sobre la base. Corta la fontina, la mozzarella y el gorgonzola en trozos pequeños y distribúyelos por tu pizza. Una vez distribuidos, ralla el queso parmigiano por encima y salpimienta al gusto.
Preparada tu pizza, métela en el horno a una temperatura de 220ºC por 20 minutos, y pasado ese tiempo tendrás tu pizza lista para comer.

Te puede interesar

Comentarios