Menú
Sopa fría de melón
10 minutos | Baja

Sopa fría de melón

Esta receta original y diferente no se suele hacer aunque es un plato exquisito con el que se puede sorprender a los invitados, mezclando el postre con el primer plato.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Frutas, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Las sopas, como ya sabréis, son platos que desde tiempos inmemoriales se han servido calientes. Sin embargo con el auge de la cocina de vanguardia, cada vez es más frecuente encontrar versiones muy innovadoras de recetas tradicionales.

Esta vez hablamos de la sopa fría de melón, una forma ideal de consumir melón cuando el su sabor no nos convence demasiado. Esta sopa nos recuerda mucho al gazpacho y al salmorejo, aunque en esta ocasión la fruta no será el tomate.

Al ser una fruta con un contenido muy elevado de agua, es perfecto para hidratarnos en los días de calor. Además, el melón contiene un montón de propiedades y pocas calorías. Recuerda que una vez abierto, lo más recomendable es mantenerlo en el frigorífico bien tapado, de esta manera evitaremos que absorba los olores de la nevera.

Este plato puede ser un aperitivo diferente para nuestras comidas o cenas navideñas o para sorprender a nuestros invitados. Si además eliges una presentación minimal, como un vaso de chupito alargado o un recipiente pequeño en forma de cubo ¡Quedarás genial!

Elaboración del plato

Pela el melón, quita las semillas y trocea. Pela y ralla el pepino y a continuación limpia y trocea el pimiento. Pela y parte la cebolla. Coloca en una batidora de vaso o en un recipiente para batir todos los ingredientes.

Sopa fría de melón, la sopa perfecta para sorprender a los comensalesSopa fría de melón, la sopa perfecta para sorprender a los comensales

Bate durante 2-3 minutos, hasta que quede una crema muy fina. Prueba y añade un poco más de cebolla o melón, al gusto del cocinero. Intenta también ajustar el punto de sal, vinagre y aceite. En caso de que tenga algún grumo, cuela un poquito la crema.

Una vez terminada, guárdala en un recipiente hermético y enfríalo en la nevera hasta el momento de servirla.

El acompañamiento esencial

Al igual que cuando lo comemos de manera tradicional, en una sopa fría de melón no puede faltar su aliado, el jamón. Es una versión muy original para renovar esta receta.

Podríamos añadir jamón serrano picado sin más, pero como buenas cocineras y originales que somos, daremos un toque especial poniéndolo crujiente.

El jamón serrano combina a la perfección con esta sopaEl jamón serrano combina a la perfección con esta sopa

Para ello ponemos las lonchas de jamón entre dos servilletas de papel y lo metemos en el microondas unos dos minutos aproximadamente. Cuidado con la potencia, sino se chamuscará y perderá todo el sabor.

Una vez servida la sopa, añadimos el jamón por encima con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Para los amantes del queso

Si te encanta el queso y se lo añades a todo, también puedes optar por la opción de queso crema. Para ello, durante la elaboración de la sopa simplemente debes añadir una cucharada de queso tipo philadelphia. Quedará delicioso y con un toque mucho más cremoso.

Te puede interesar

Comentarios